Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Gilberto Santa Rosa más consciente que nunca de su lucha contra la diabetes

El cantante celebra cuarenta años de vida artística.


 

spinner image Gilberto Santa Rosa
Gilberto Santa Rosa
Mezcalent

Hace ya catorce años que Gilberto Santa Rosa vive con diabetes tipo 2, una enfermedad que también padeció su madre. Y además de cuidarse diariamente llevando una alimentación sana y haciendo ejercicios, el cantante puertorriqueño aprovecha cada oportunidad para concientizar sobre esta condición que requiere de tantos cuidados especiales.

spinner image Image Alt Attribute

Venta del Día de la Recordación - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

“Nos encanta auto recetarnos y nos encanta preguntar a los parientes, vecinos: ‘¿cómo llevas eso, qué estás tomando’”, dijo Santa Rosa en entrevista exclusiva con AARP en español a raíz de la celebración de sus cuarenta años de carrera artística.

El cantante de éxitos como “Déjate querer, “Que alguien me diga”, “Conteo regresivo” y muchos otros confesó que su mayor preocupación son las posibles complicaciones de salud y el impacto que puedan tener en los miembros de su familia.

Gilberto Santa Rosa, de 56 años, hizo también un repaso de momentos memorables en su carrera y de por qué cree que su madre, quien murió en el 2008 a causa de la diabetes, “siempre está presente” en su vida. El artista recientemente lanzó su nuevo disco 40… y contando (En vivo desde Puerto Rico).:

spinner image AARP Membership Card

Venta del Día de la Recordación - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

¿Tomaste más conciencia sobre la diabetes después de la muerte de tu madre?

Sus últimos años fueron muy difíciles. Yo me empecé a cuidar curiosamente después que ella murió. Ella me lo advertía, pero yo estaba en esa vorágine de este tipo de negocio. Mi mamá todo el tiempo me repetía: ‘Gilberto esto es muy duro, esto es muy duro, ¡cuídate!’. Tengo dos hermanas, pero yo fui el único que salió diabético, ellas están perfectamente bien, gracias a Dios.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

¿Cómo te encuentras actualmente después de catorce años de batalla con la diabetes?

Muy bien, gracias a Dios, entre los medicamentos que estoy tomando y las previsiones que se toman me ha ido muy bien. No he tenido ningún percance de salud serio. A toda la gente que sufre de la condición le digo que lo mejor es conocer sobre la enfermedad. Pero yo siempre le digo a la gente que hablen con su médico y van a echar por tierra muchos mitos que hay sobre la condición.

Y en tu rutina diaria, ¿qué cambiaste a raíz de la enfermedad?

Los horarios son los peores enemigos para los que estamos en este tipo de trabajo. Es muy difícil mantener una dieta estricta. A veces llegamos a lugares, en determinados países, que lo que hay es lo que hay. Es recomendable que los diabéticos hagan sus meriendas, coman sus tres comidas, a veces dejamos la merienda porque no tenemos tiempo y esa parte sí hubo que ajustarla.

spinner image AARP Membership Card

Venta del Día de la Recordación - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

¿Cómo tu esposa se ha involucrado en el cuidado y en mantener los regímenes de alimentación?

Mi esposa siempre ha estado pendiente, incluso antes de ser diagnosticado. Es muy cuidadosa con eso [alimentación] y a veces aprieta de más, y yo trato de hacerle trampa, pero no es recomendable [risas]. Si ve que me estoy descarrilando un poco pues va mi regaño. Definitivamente, ha sido una bendición.

¿Crees que pudiste haber hecho algo para evitar la enfermedad?

Pues mira no, lo que tengo que luchar por evitar son las consecuencias. Yo lo vi en mi familia, mi mamá de hecho fue una de las más afectadas. Vengo con herencia, así que tengo que tener mucho cuidado. 

¿Qué es lo que más te preocupa de la condición?

Lo que me preocupa es tener una vejez complicada, porque a la vez tú le complicas la vida a quien está contigo y a la familia en general. No tener la movilidad, tener problemas respiratorios. Dios me bendiga que no tengan que amputarme alguna extremidad, una cosa de esas, definitivamente a eso sí se le tiene mucho respeto.

La comunidad hispana figura entre las más afectadas por los altos índices de diabetes tipo 2. ¿Por qué crees que las cifras siguen en aumento?

Es una realidad y pienso que le gente tiene que tomarlo en serio y cuidarse. Tú sabes que el peor enemigo de la salud es la juventud. Porque tú te sientes joven, estás fuerte, estás en la plenitud, y entonces todo ‘te resbala’ [no te importa].

Gracias a tu disciplina y conciencia sobre la enfermedad, hoy puedes celebrar tus cuarenta años en la música. ¿Recuerdas cómo fue la primera vez que cantaste en público?

Bueno, no era necesariamente un concierto fue un baile que organizamos en una casa, y recuerdo, como si fuera hoy, que empezamos a tocar y todo iba bien hasta que llegó la hora de cantar un bolero y yo no me fijé que la tonalidad estaba muy alta para mí.

Cuando empecé a cantar y me doy cuenta que viene la parte más dramática de la canción, pues mandé a parar la banda porque yo no podía dar la nota. No te puedo contar la reacción del público, no fue necesariamente muy agradable.

A lo largo de estos cuarenta años, ¿has recibido algún regalo de un fan, algo que guardes con cariño?

Mi mamá era muy devota del Divino Niño y recuerdo que la segunda Navidad, después de  ella morir , fui con mi señora a República Dominicana. Un señor estaba vendiendo algo fuera de su casa y me dijo: ‘Gilberto, me gustaría invitarte a que entres a mi casa y te sientes con nosotros’.

Yo entré y quién te dice que me hizo un regalo, con muchísimo cariño, y era una estampilla del Divino Niño. Me dijo: ‘quiero que tú guardes esto con mucho cariño’. Todavía la tengo, la mantengo en la cartera. Me emocionó mucho porque no me conocía de nada, más que de la música, y esa conexión con mi mamá nunca se me va a olvidar.

¿Crees que fue una señal de tu mamá?

A mí me gusta pensar en eso siempre. Pienso que ella está ahí, siempre pendiente, siempre he dicho: ‘esa es Ana María’. Ella se llamaba Ana María. Digo: 'esa es Ana María, moviéndose allá arriba para que me pasen cosas bonitas´.

A veces pasan cosas, proyectos que tú ni te los crees y digo: ‘eso es Ana María allá arriba molestando al Señor: ¡mira, ahí está mi hijo!’

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Venta del Día de la Recordación - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.