Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Cómo entender el problema complejo del dolor

Los expertos comparten cómo algunas investigaciones nuevas moldean la comprensión médica del dolor crónico.


spinner image Hombre con dolor en su muñeca
GETTY IMAGES

| El dolor no es solo un síntoma: actualmente, los expertos piensan que es una enfermedad por derecho propio, un trastorno complejo que incluye una combinación de factores biológicos, psicológicos y sociales. Según la American Academy of Pain Medicine, solo el 58% de los pacientes afirman que los analgésicos tratan eficazmente su dolor. En algún momento de sus vidas, aproximadamente 100 millones de personas padecen de dolor severo, ya sea dolor de espalda, al recuperarse de una cirugía o tras sufrir un accidente automovilístico. 

Aproximadamente uno de cada cinco adultos en EE.UU. —unos 50 millones— padece de dolor crónico, y hasta la mitad de los adultos de 65 años o más padece de dicho dolor.

El dolor físico puede resultar en otras miserias. Xavier Jimenez, médico del Center for Neuro-Restoration de la Cleveland Clinic, se refiere a los síntomas del dolor como un gran cubo de problemas psicológicos relacionados: el aislamiento social, el insomnio, la depresión y el trauma. El dolor agudo normalmente es el método que el cuerpo utiliza para ayudarlo a sanar; por ejemplo, al entrenarte a evitar movimientos que puedan exacerbar una lesión. El dolor crónico no tiene propósito alguno para la supervivencia, dice Jeannie Sperry, psicóloga copresidenta de la división de adicciones, dolor y trasplantes de la Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

La preocupación, la tristeza, el estrés y la ira pueden empeorar el dolor. También puede empeorarlo la obesidad, que es un problema creciente en Estados Unidos. Además, los adelantos en la medicina ayudan a que las personas puedan vivir por más tiempo, pero no siempre mejor. Una confluencia de circunstancias ha creado lo que parece ser la tormenta perfecta de dolor, dice Sean Mackey, jefe de la división de medicina del dolor de Stanford University y expresidente de la American Academy of Pain Medicine.

Tratamientos más allá de los analgésicos 

El protocolo del control del dolor de la Cleveland Clinic ha incluido sesiones intensas que pueden durar semanas, que desintoxican a los pacientes de los opiáceos a través de ejercicios y herramientas emocionales para el control del dolor. Las sesiones incluyen la terapia ocupacional y física, la psicoterapia y la meditación. "El programa me pareció ser un campo de entrenamiento básico, pero cambió mi vida", dice Lisa Carter, de 54 años, que ha padecido de dolor crónico debido a múltiples enfermedades, además de un accidente automovilístico en 1999. "Siempre sufriré dolor, y algunos días son mejores que otros. Pero ahora puedo controlarlo". 

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.