Skip to content
 

Nuevas pautas para la detección del cáncer de cuello uterino

Las mujeres mayores de 65 años tal vez no necesiten someterse a exámenes de detección, mientras que las más jóvenes tienen una nueva opción.

Mujer preocupada esperando ser atendida por un médico

JOSE LUIS PELAEZ, GETTY IMAGES

In English |  Las nuevas pautas para la detección del cáncer de cuello uterino anunciadas esta semana por el influyente U.S. Preventive Services Task Force (Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE.UU.) dan más opciones a las mujeres mayores de 30 años cuando se trata de someterse a su prueba de Papanicolaou habitual (o no hacerlo).

Si bien las pautas del grupo de trabajo —el organismo cuyos consejos las aseguradoras tienden a seguir al decidir cuáles procedimientos cubrirán— no descartan la posibilidad de seguir haciéndote la prueba de Papanicolaou si tienes entre 30 y 65 años, ahora esta prueba es una de tres opciones. Según los expertos, este cambio podría presagiar la eliminación gradual de la prueba que ha reducido las tasas de mortalidad por cáncer de cuello uterino en un 80% desde su lanzamiento durante la década de 1950.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


En la actualidad, si tienes entre 30 y 65 años, podrías escoger entre someterte a una prueba de Papanicolaou cada tres años o solamente a una prueba del papilomavirus humano —que todavía se realiza mediante un raspado con hisopo, pero es otro tipo de prueba— cada cinco años. Esta última prueba detecta la presencia del papilomavirus humano, que causa el 99% de los casos de pacientes con cáncer de cuello uterino. La prueba de Papanicolaou detecta la presencia de células anormales que pueden indicar un cáncer de cuello uterino o el peligro de padecerlo. O puedes solicitar una prueba híbrida. (Las mujeres de entre 21 y 29 años todavía deben hacerse una prueba de Papanicolaou cada tres años. Eso no está cambiando).

Si este nuevo método de detección y su intervalo más prolongado les parece bien a tu médico y a ti, ten en cuenta que estás bien protegida, según la Dra. Anna Beavis del Departamento de Ginecología y Obstetricia en Johns Hopkins Medicine. Menciona que grupos de asesoramiento médico como Society of Gynecologic Oncology y American College of Obstetricians and Gynecologists ya habían emitido pautas diciendo que someterse solo a un examen de detección del papilomavirus humano sería razonable. También dice que las nuevas recomendaciones se basan en “estudios comparativos aleatorizados que demuestran que se detecta una cantidad igual de casos [de cáncer de cuello uterino] con solo la prueba del papilomavirus humano, y se evita realizar procedimientos innecesarios debido a resultados positivos falsos”.  

¿Y los consejos de dejar de realizar cualquier tipo de exámenes de detección a los 65 años? Las pautas en su mayoría lo confirman. Sin embargo, según Beavis, “las recomendaciones dicen que no se realizaron nuevos estudios sobre la detección entre las mujeres mayores de 65 años, y que podría ser necesario llevar a cabo investigaciones en el futuro para examinar los posibles perjuicios en comparación con los beneficios. Básicamente, un equilibrio entre las probabilidades de que a una mujer le diagnostiquen un cáncer de cuello uterino comparado con los perjuicios asociados a los exámenes de seguimiento para una prueba de Papanicolaou con resultados anormales”. Además, si no te has realizado una prueba de Papanicolaou en los últimos años, no te libraste de hacerlo. Como explica Beavis: “Las nuevas recomendaciones del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE.UU. no aconsejan los exámenes de detección después de los 65 años para las mujeres que se hayan realizado pruebas adecuadas durante 10 años antes de cumplir los 65”. Tampoco conciernen a las mujeres que han recibido diagnósticos como un precáncer de cuello uterino de alto riesgo.

Si te sientes confundida, ten en cuenta que no es así para los médicos: ahora que concuerdan todas las pautas de los grupos médicos, habrá menos confusión sobre las opciones que están disponibles para las mujeres, dice Beavis. E independientemente del tipo de examen de detección al que te sometas, cumplir los cronogramas correspondientes disminuirá mucho tus probabilidades de tener un cáncer de cuello uterino. Alentar a tu hija o nieta a vacunarse contra el papilomavirus humano —lo que solo puede hacerse hasta los 26 años— reducirá sus probabilidades de enfrentarse en algún momento a esta enfermedad.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.