Skip to content
 

7 maneras de controlar los factores desencadenantes de la EPOC

El consumo de tabaco, la contaminación y las infecciones pulmonares se encuentran entre las causas.

  • Getty Images

    In English | La enfermedad pulmonar obstructiva crónica, o EPOC, es un término que abarca un grupo de trastornos que dañan los pulmones y reducen el flujo de aire por las vías respiratorias. No existe curación para la EPOC, pero nuevos tratamientos y programas que incluyen ejercicios, educación y apoyo mejoran la calidad de vida considerablemente. "Las enfermedades relacionadas incluyen el enfisema, la bronquitis crónica y ciertos tipos de asma", dice el Dr. Neil Schachter, neumólogo en el Mt. Sinai Hospital, en la ciudad de Nueva York. La exposición a los agentes irritantes de los pulmones, conocidos como 'factores desencadenantes', causan síntomas que se empeoran repentinamente. Estos ataques se denominan exacerbaciones de la EPOC, o recaídas. A continuación enumeramos siete factores desencadenantes comunes. 

    1 of 10
  • Blend Images / Alamy Stock Photo

    Las infecciones

    Las infecciones pulmonares víricas o bacterianas son las causas más comunes de las recaídas. Los virus que causan los resfriados comunes, la gripe y la bronquitis aguda, y la bacteria responsable por la neumonía y la gripe pueden provocar infecciones pulmonares. Qué hacer: Los adultos con EPOC tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones de enfermedades que pueden evitarse con vacunas. Vacunarse contra la gripe cada año claramente reduce la cantidad de recaídas. También vacúnate contra la neumonía —una o dos veces—. La elección del momento oportuno para vacunarse contra la neumonía es complicada, así que consulta con tu médico.

    2 of 10
  • Getty Images

    El tiempo muy frío o muy caluroso

    El frío del invierno y el calor del verano ambos pueden. Las temperaturas por debajo del punto de congelación o superiores a los 90°F, son extremos especialmente peligrosos. Durante los períodos fríos, normalmente se empeoran la falta de aire y la tos. Durante los períodos calurosos, los altos niveles de ozono provocan tos y sibilancia. Qué hacer: En épocas de frío, cubre tu nariz y boca con una bufanda al salir, para calentar el aire que inhalas. En el calor, permanece dentro y mantén la casa fresca. Puede ayudar cerrar las persianas o cortinas. Independientemente de la temperatura, cerciórate de tomar agua regularmente para evitar deshidratarte.

    3 of 10
  • Getty Images

    El estrés

    Según la Cleveland Clinic, el estrés dificulta la respiración, y la falta de aire supone una respiración aún más rápida y superficial que provoca sensaciones de ansiedad y pánico. Qué hacer: El manejo eficaz del estrés puede romper el ciclo de la ansiedad y la asfixia. Para algunas personas, tan solo dedicar 10 minutos cada día a escuchar música, leer un libro o hacer otra cosa que les agrade extingue la ansiedad. Otras dependen de la meditación, hacer yoga o taichí. Ejercicios de relajación que combinen la respiración profunda con ejercicios de relajación muscular frecuentemente ayudan. 

    4 of 10
  • Getty Images

    La falta de actividad física

    Las personas con EPOC se sienten cansadas para realizar hasta las actividades cotidianas que exigen poco esfuerzo. Lamentablemente, la falta de actividad física dificulta aún más la respiración y aumenta los efectos incapacitantes. Con el tiempo, el deterioro de la salud aeróbica y la reducción de la fuerza muscular suponen una mayor falta de aire y fatiga. Qué hacer: Consulta con tu médico y solicita un programa de rehabilitación pulmonar que incluya ejercicios aeróbicos, de fortalecimiento y rutinas para aumentar la flexibilidad, sugiere la Dra. Elizabeth Klings. Aunque no se revierta las enfermedades pulmonares, puede mejorar la respiración, la resistencia y la fuerza. 

    5 of 10
  • Oferta de AARP

    Vive la vida al máximo con consejos, herramientas y noticias para vivir una vida saludable. Únete a AARP hoy y ahorra en productos y servicios para la salud y el bienestar.

    6 of 10
  • Getty Images

    La contaminación del aire de interiores

    Los pulmones de las personas con EPOC son sensibles a las sustancias irritantes como los productos de limpieza, los olores fuertes y el humo. Según la EPA (Agencia de Protección Ambiental), el aire de los interiores tiene de dos a cinco veces más contaminantes que el aire libre. Muchos de ellos provienen de los productos de limpieza y artículos de aseo personal. Qué hacer:  Evita el uso de productos de limpieza en aerosol, que disipan gotas diminutas de compuestos químicos que irritan los pulmones. Compra productos de limpieza sin lejía o amoníaco. Elige desodorantes sólidos o de bolita y productos de gel para el cabello. Utiliza velas sin llamas para crear un ambiente sin humo. 

    7 of 10
  • Getty Images

    La contaminación del aire libre

    Si padeces de EPOC, la contaminación del aire dificulta la respiración. El polvo, los compuestos químicos industriales, el hollín, ozono y esmog son poderosas sustancias irritantes que causan sibilancia, tos y falta de aire. Qué hacer: Utiliza tu computadora o teléfono celular para mantenerte al tanto del índice de calidad del aire (airnow.gov) (en inglés). Evita ejercitarte al aire libre durante épocas de alertas de contaminación del aire. Si estás conduciendo, cierra las ventanas del auto y ajusta los controles de ventilación para recircular el aire. Pon a punto tu auto regularmente para reducir las emisiones del tubo de escape, que son especialmente dañinas. 

    8 of 10
  • Getty Images

    El consumo de tabaco

    Fumar cigarros, pipas o tabaco es la causa principal de la EPOC y un factor desencadenante de las recaídas. Aunque la función pulmonar normalmente se deteriora con la edad, la velocidad con que se deteriora aumenta en los fumadores. Las personas que siguen fumando con el tiempo llegan hasta un punto en el que no pueden respirar lo suficientemente bien como para satisfacer sus necesidades básicas diarias, señala el Dr. Frank Sciurba, neumólogo en la University of Pittsburgh. Qué hacer: Aunque el daño pulmonar no puede revertirse, dejar de fumar puede retrasar la evolución de la enfermedad y reducir la severidad de los síntomas, explica Sciurba.

    9 of 10
  • Sam Kaplan; Stylist: Matt Vohr for Halley Resources

    10 alimentos altos en calorías pero buenos para su salud

    10 alimentos altos en calorías —pero buenos para su salud —descúbrelos.

    10 of 10

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO