Skip to content
 

Cómo salvar las apariencias: nuevas armas para combatir las arrugas

Lo que verdaderamente sirve para ayudar a que te veas más joven.

Perfil de un hombre listo para una cirugía plástica

Corbis

Puedes retroceder el reloj sin tener que someterte a una cirugía con los últimos procedimientos no invasivos.

In English l ¿Estiramiento o lifting facial? ¡Una antigüedad! En la actualidad, las mujeres y un sorprendentemente elevado número de hombres están buscando maneras de hacer retroceder el reloj sin pasar por el quirófano. El año pasado, los estadounidenses de 55 o más años optaron por 3.4 millones de procedimientos cosméticos mínimamente invasivos, según un informe de la American Society of Plastic Surgeons (ASPS, Sociedad Estadounidense de Cirujanos Plásticos). Encabeza la lista el Botox, con 1.4 millones de inyecciones, seguido por los rellenos, con alrededor de 818,000 aplicaciones.

“La gente siempre ha querido verse tan joven como se siente”, dice Jody Comstock, dermatóloga de Tucson, Arizona. “Pero también estamos viviendo más y trabajando por más tiempo. Para ser competitivo en el difícil mercado laboral actual, tienes que verte como si todavía estuvieras en el negocio”.

Pero no necesariamente querrás que todos sepan que te hiciste algo. “La tecnología ha mejorado tremendamente con estos nuevos procedimientos”, agrega Comstock. “Son rápidos: puedes apreciar los resultados, sino de inmediato, en unos pocos días. Y el riesgo de cualquier complicación grave es muchísimo menor que con la cirugía”.

El problema es que a medida que envejecemos, la piel pierde la elasticidad que mantiene su forma. “Aparecen arrugas, los párpados se caen, las mejillas se hunden y uno puede parecer más cansado, preocupado o mayor de lo que es”, explica la dermatóloga Ellen S. Marmur, profesora clínica adjunta de Dermatología en la Icahn School of Medicine, en la Mount Sinai Medical School de Nueva York. “A medida que se acumulan las células muertas, el cutis se torna opaco y disparejo, como si tuvieras 10 capas de pintura sobre la piel”.

¿Qué puedes hacer? No hay una única solución para todos los casos. Dependiendo de tu tipo de piel, hábitos de vida y salud general, por no mencionar el presupuesto y el tiempo e incomodidad que estés dispuesto a aceptar, un médico puede delinear las mejores alternativas para ti. Hasta podría combinar procedimientos como parte de un tratamiento continuo.

Recuerda que no todos los procedimientos son adecuados para todos los problemas: “No necesitas un estiramiento facial completo para suavizar las arrugas profundas al lado de la boca, cuando un relleno producirá el mismo efecto”, señala Comstock. Lo que es más, ya no caminarás con esa temida mirada “incrédula”, la marca distintiva de los lifting faciales de los viejos tiempos. Te verás menos cansado, más vigoroso y juvenil. Como tú, solo que mejor.

Para ayudarte a navegar por la vertiginosa gama de alternativas no invasivas disponibles, hicimos una selección de entre docenas de los procedimientos más recientes. Te enseñamos cómo lograr un rostro radiante.

Patas de gallo y surcos en la frente

Lo que puede ayudar: Botox, Dysport o Xeomin son marcas de una forma altamente purificada de la toxina botulínica. Al paralizar temporalmente pequeños músculos, previenen la formación de arrugas (también llamadas líneas de expresión) y hacen que las existentes se noten menos. Cuando se inyecta Botox en las bandas musculares verticales del cuello, también se puede suavizar la temida papada.

Lo que necesitas saber: “Me espanto cuando escucho hablar de fiestas de Botox o gente que es inyectada en un salón de belleza por alguien que tomó un curso de fin de semana”, dice Marmur. “Escuchamos hablar tanto sobre el Botox que la gente cree que es algo sencillo. De hecho, es una de los cosas más difíciles de hacer correctamente”. Prevé resultados en unos pocos días.

Tiempo de recuperación: no lo requiere.

Costo: alrededor de $380 por tratamiento. Necesitarás un retoque en tres meses.

Bolsas debajo de los ojos y ojeras

Lo que puede ayudar: los rellenos de ácido hialurónico, como Restylane y Juvederm (hechos a partir del azúcar que se produce naturalmente en nuestro organismo), siguen siendo el tratamiento de referencia. Disparan la producción de colágeno nuevo —la proteína fibrosa que le otorga su firmeza y resistencia a la piel—, disminuyendo las arrugas moderadas a severas. El más reciente —Belotero Balance— borra líneas de expresión superfinas como las que aparecen sobre los labios o la barbilla.

Lo que necesitas saber: la inyección propiamente dicha puede ser ligeramente dolorosa, aunque el relleno es premezclado con una crema anestésica, y tu médico puede aplicarte más crema tópicamente.

Tiempo de recuperación: prevé unos pocos días de enrojecimiento o hematomas. Sus efectos pueden durar de seis a nueve meses. Dado que estos rellenos estimulan la producción de nuevo colágeno, puede que necesites menos la próxima vez.

Costo: el Restylane ronda los $750 por jeringa, y el Belotero, alrededor de $800.

Líneas de la risa (alrededor de la nariz) y líneas de marioneta (alrededor de la boca)

Lo que puede ayudar: un nuevo relleno de ácido hialurónico llamado Juvederm Volumna se está volviendo popular. Inyectado cerca de los pómulos y la sien o a lo largo de la mandíbula, contornea el rostro, levantando y estirando instantáneamente varias áreas a la vez.

Lo que necesitas saber: si no te agrada el resultado o quieres atenuarlo, los médicos pueden inyectarte una enzima que disuelve completamente el relleno.

Tiempo de recuperación: similar al descrito en el caso de las bolsas debajo de los ojos y ojeras.

Costo: $1,500 por tratamiento; podrías necesitar más de uno, pero los efectos pueden durar dos años.

Manchas de la edad

Lo que puede ayudar: mediante la eliminación de las células muertas, dos procedimientos —microdermoabrasión y exfoliación química— pueden suavizar manchas superficiales y arrugas finas, como así también mejorar el tono y la textura de la piel. La microdermoabrasión utiliza diminutos cristales para pulir y suavizar la piel y promover el crecimiento de nuevas células. Muchos médicos combinan la microdermoabrasión con una exfoliación química cuya intensidad variará según el daño que presente la piel. Sin embargo, para deshacerte por completo de las manchas, necesitarás uno o dos tratamientos con láser.

Lo que necesitas saber: para obtener mejores resultados, necesitarás una serie de exfoliaciones llevadas a cabo a intervalos de varias semanas. “Las personas con tonos de piel más oscuros tienen que tener cuidado, porque el tipo de exfoliación equivocado puede provocar decoloración y cicatrices”, advierte la dermatóloga Vivian Bucay, de San Antonio, Texas. Ten presente que algunas manchas pueden ser cancerosas; tu médico las examinará y, en caso de serlo, ordenará el tratamiento adecuado.

Tiempo de recuperación: la microdermoabrasión no lo requiere; notarás algún enrojecimiento de la piel. En el caso de la exfoliación, variará en función del tipo de exfoliación y el daño en la piel que se desee corregir. Las exfoliaciones más suaves no requieren un tiempo de recuperación; puedes salir a cenar inmediatamente después; las moderadas pueden llevarte un fin de semana para que vuelvas a estar presentable. Y con algunas exfoliaciones más intensas, deberías prever que habrás de permanecer sin salir por hasta dos semanas mientras se descama la piel vieja. Los tratamientos láser dejan una pequeña costra que se cae en una o dos semanas.

Costo: $150 a $300 por exfoliaciones químicas superficiales; $150 por microdermoabrasión; $2,500 a $3,000 por una exfoliación química profunda.

Piel cetrina o con manchas

Lo que puede ayudar: al remover las capas externas de la piel mediante un haz de luz concentrado y perfectamente controlado, los láseres fraccionales no ablativos estimulan la producción de colágeno; atenúan las arrugas; atacan las manchas, capilares rotos y cicatrices; y, en general, mejoran la textura de la piel.

Lo que necesitas saber: dado que hay tantos tipos de láseres, consulta a un médico que tenga varios en su consultorio, de manera que pueda explicarte cuál es el adecuado para ti. “Si lo único que tienes es un martillo, todo se convierte en clavo”, sostiene David B. Reath, cirujano plástico de Knoxville, Tennessee. “El láser que se aplicó tu cuñada puede ser malo para tu piel, así que no entres exigiendo una herramienta específica”. Las personas de piel más oscura tienen que asegurarse de estar tratando con un experto, ya que los láseres potentes también pueden provocar cicatrices y decoloración.

Tiempo de recuperación: una vez más, esto varía según el tipo de láser utilizado y el daño en la piel que se quiera corregir. Tal vez necesites dos o tres sesiones llevadas a cabo a intervalos de un mes. La zona tratada se verá enrojecida y estarás perdiendo piel por algunos pocos días, pero los efectos secundarios son considerablemente menores que con los viejos láseres ablativos de CO2.

Costo: entre $1,100 y $2,225.

Papada y doble mentón

Lo que puede ayudar: lo más novedoso es la terapia de ultrasonido focalizado, conocida como Ultherapy, que utiliza calor y ondas ultrasónicas para contraer el mentón y la papada, como así también para estirar el entrecejo. Otra técnica, llamada Thermage, utiliza calor generado a partir de energía de radiofrecuencia para obtener resultados similares.

Lo que necesitas saber: la piel debería contraerse dentro de los siete días y conservar la firmeza durante unos pocos meses. El tratamiento es doloroso; necesitarás analgésicos.

Tiempo de recuperación: no lo requiere en absoluto. Tal vez ni siquiera notes una diferencia, ya que le toma a la piel alrededor de una semana para contraerse.

Costo: el procedimiento cuesta de $3,500 a $4,000, pero los resultados duran hasta dos años.

¿Qué hay de los spas médicos?

“Cualquier tratamiento es tan bueno como el médico que lo administra”, comenta Reath. “Estos son tratamientos médicos y, como tales, importan riesgos, y eso podría significar quemaduras, infecciones, cicatrices”. Si eliges esta alternativa —que puede resultar menos costosa que ir a un consultorio médico—, primero consulta a un médico especializado acreditado en dermatología, cirugía plástica u otorrinolaringología (“oído, nariz y garganta” o ENT). No querrás que un ginecólogo o dentista administre tu tratamiento láser, dice Reath. Antes de que te hagan cualquier cosa en un spa médico, o medi-spa, comprueba que haya algún médico a mano, recomienda. El/la esteticista que administre tu tratamiento debería tener al menos dos años de experiencia con ese procedimiento. Aunque las normativas estatales difieren, y en algunos lugares cualquier médico puede ofrecer legalmente estos servicios, un dermatólogo, cirujano plástico u otorrinolaringólogo habrá recibido capacitación quirúrgica específica en estas áreas, agrega Reath.

Nota: si estás tomando diuréticos, anticoagulantes, aspirina o antiinflamatorios no esteroides, tendrás que dejar de tomarlos por una semana antes de someterte a cualquier procedimiento. El herpes o cualquier otra enfermedad de la piel también debe ser tratada primero.

Margery D. Rosen es una escritora especializada en salud y psicología que reside en la ciudad de Nueva York.

También te puede interesar:

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO