Skip to content
 

Calambres en las piernas: cómo aliviarlos

Remedios caseros y dieta ayudan a calmar el dolor.

Calambres en las piernas

Image Source/Getty Images

Ante un calambre en las piernas, el estiramiento puede proporcionar el alivio necesario.

In English | Le ha sucedido prácticamente a todo el mundo: un repentino y doloroso calambre en la pierna o el pie lo despierta en medio de la noche. Según estudios realizados, una tercera parte o una mitad de personas mayores de 60 años sufren comúnmente estas contracciones musculares involuntarias, y su frecuencia puede aumentar con la edad. Los calambres se producen cuando nervios irritados envían a los músculos la orden de contraerse reiteradamente, con una duración que va de segundos a insoportables minutos.

Nadie sabe exactamente por qué adultos que, en general, gozan de buena salud sufren de calambres; sin embargo, existe una serie de factores de riesgo que pueden hacer más susceptibles a los adultos mayores, señala Basil Eldadah, M.D., funcionario del National Institute on Aging (Instituto Nacional sobre el Envejecimiento). Esos factores incluyen deficiencias en importantes minerales, escasez de líquido, una mala preparación muscular y ciertos medicamentos. Si bien los calambres en las piernas no son necesariamente un riesgo de vida, según Eldadah, es una buena idea consultar con el médico para estar seguros de que no están asociados a algún trastorno subyacente.

Entonces, ¿cómo hacer para que los espasmos musculares no interrumpan su sueño ni afecten su calidad de vida? No recurra a la quinina, una medicina recetada para los calambres en las piernas desde la década de los 40. Actualmente, la U.S. Food and Drug Administration (FDA, Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU.) aconseja no usarla debido a sus efectos secundarios potencialmente graves. En su lugar, pruebe los siguientes consejos.

Estírese

Si está sufriendo un calambre, el estirarse puede proporcionarle alivio. Si el calambre es de pie o de pantorrilla, siéntese o recuéstese y flexione los dedos del pie o pierna afectada hacia arriba, en dirección a su nariz, indica Eldadah. Esta acción estira los músculos de la pantorrilla o del pie en la dirección contraria a la de los músculos contraídos. Masajear el área también puede minimizar las molestias.

Los estudios dirigidos a determinar si el estiramiento puede o no prevenir los calambres nocturnos arrojan resultados diversos. No obstante, algunos especialistas recomiendan relajar los músculos propensos a acalambrarse haciendo ejercicios de estiramiento antes de acostarse. “El estiramiento puede ayudar y presenta riesgos mínimos”, agrega Eldadah.

El sitio web de los Centers for Disease Control and Prevention —en inglés— (CDC, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) tienen otros estiramientos, diseñados para los adultos mayores, centrados en los músculos de la pantorrilla, los músculos cuádriceps en la parte frontal de la pierna y los isquiotibiales, situados en la parte posterior del muslo.

Verifique sus medicamentos

Según un reciente estudio publicado en Archives of Internal Medicine, varios diuréticos (usados para tratar la hipertensión), las estatinas (usadas para tratar el colesterol alto) y los betaagonistas de acción prolongada (usados para tratar la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, entre otras enfermedades) pueden empeorar los calambres nocturnos. Si los calambres pasan a ser un problema después de que haber comenzado a tomar alguno de estos tipos de fármacos, hable con su médico.

Verifique sus electrolitos

Los calambres musculares han sido vinculados con bajos niveles de potasio, calcio y magnesio. Si bien las investigaciones realizadas no han confirmado que se puede detener calambres con una dieta rica en estos minerales, bien podría ayudar. El plátano y la naranja, que están asociados con el alivio de los calambres, son ricos en potasio; el arroz integral, las almendras y el aguacate o palta son buenas fuentes de magnesio; y la espinaca tiene estos tres minerales.  

Beba suficiente líquido

Los estudios realizados no han demostrado que la deshidratación provoque calambres en las piernas, pero podría ayudar a que se produzcan. A medida que envejecemos, nos tornamos menos sensibles a la sed y, en consecuencia, tendemos a beber menos. Recuerde beber agua durante y después de hacer ejercicios.

Afloje las cobijas

Estar parado, sentado o recostado en determinadas posiciones puede afectar negativamente los músculos y derivar en calambres. Dormir recostado sobre la espalda bajo cobijas ajustadas puede presionar los dedos de los pies hacia abajo y ocasionar que los músculos de las pantorrillas y los pies se contraigan y se acalambren. El manual Complete Home Wellness Handbook, de University of California, en Berkeley, recomienda dormir de lado, con las rodillas dobladas o aflojando las sábanas y mantas para que no ejerzan presión sobre sus pies. 

Use zapatos cómodos

Las personas con pies planos pueden ser más vulnerables a los calambres en los pies y las piernas, de modo que usar calzado con buenos soportes de arco es muy importante, explica la guía Harvard Medical School Family Health Guide. También, trate de evitar los tacos altos, que pueden tensionar los músculos de los pies y las pantorrillas al mantenerlos acortados o contraídos durante largos períodos de tiempo.

Al igual que los calambres en las piernas, el síndrome de las piernas inquietas (SPI) es más común en los adultos mayores y suele presentarse por las noches. Sin embargo, los síntomas de estos son muy diferentes. El principal síntoma del SPI es una incontrolable necesidad de caminar o de mover las piernas que puede durar una hora o más. Los calambres en las piernas son dolorosos y suelen duran unos cuantos segundos o minutos. Los pacientes con SPI también experimentan sensaciones de hormigueo, dolor y cosquilleo, generalmente en la parte inferior de sus piernas.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO