Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Abogan por flexibilizar las restricciones de visitas en interiores en hogares de ancianos

Los residentes también deberían poder abrazar y dar la mano a los visitantes, según las autoridades.

Un mujer con máscara médica es visitada por otra mujer.

Inside Creative House/Getty Images

In English | Las autoridades federales emitieron el miércoles nuevas recomendaciones para los hogares de ancianos con el objetivo de facilitar que los residentes reciban visitas de sus seres queridos, los abracen y los tomen de la mano tras casi un año de aislamiento.

Refiriéndose a la vacunación en los hogares de ancianos y al descenso en los índices de infección y muerte entre los residentes y el personal en general, los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) dijeron que los centros deberían permitir las visitas en el interior "independientemente del estado de vacunación del residente o del visitante".


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Hay algunas excepciones, como los residentes que están en cuarentena, los que tienen una infección de COVID-19 confirmada y los que están vacunados y viven en un condado con una tasa alta de transmisión de COVID-19. Pero la guía representa el paso más drástico hacia las visitas en interiores desde que los centros de cuidados a largo plazo cerraron sus puertas a los visitantes en marzo del 2020.

La nueva guía también recomienda que los centros no suspendan del todo las visitas en interiores si aparecen nuevas infecciones. Si el centro comprueba que el brote se limita a una habitación o una unidad determinada, deben permitirse las visitas en el interior a otros residentes, dicen las nuevas guías.

También permiten los abrazos, el tomarse de la mano y "el contacto cercano" si el residente da su consentimiento, está completamente vacunado, lleva mascarilla y se lava o desinfecta las manos antes y después de la visita. Este tipo de interacciones no se recomendaban anteriormente. Los funcionarios de los CMS dijeron que "reconocen que no hay sustituto para el contacto físico".

"Con el anuncio de hoy, la política federal ahora refleja el progreso real que se ha logrado en la vacunación de los residentes y el personal de los hogares de ancianos. Es lo que hay que hacer", dijo Katie Smith Sloan, presidenta y directora ejecutiva de LeadingAge, una asociación de proveedores de servicios para el envejecimiento y organizaciones de hogares de ancianos sin fines de lucro, en un comunicado el miércoles.

Las infecciones por COVID-19 en los hogares de ancianos han disminuido drásticamente en los últimos meses gracias a que las autoridades federales se asociaron con CVS, Walgreens y otras farmacias para vacunar a los residentes y el personal de estos centros. La disminución también se debe a que los centros afectados por la COVID-19 lograron cierta inmunidad colectiva, y a que muchos hogares de ancianos y Gobiernos estatales y locales impusieron restricciones para frenar la propagación del virus.

Casi todos los hogares de ancianos, a los que se dio prioridad en la distribución nacional de vacunas, han completado sus clínicas de vacunación. La mayoría de los centros de vida asistida y de cuidados a largo plazo están llevando a cabo sus últimas clínicas.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


AARP había pedido a las autoridades federales que actualizaran las guías para las visitas a los centros de cuidados a largo plazo, publicadas por última vez en septiembre. "Al entrar en una nueva fase de esta pandemia, con la distribución de las vacunas y un mayor conocimiento sobre las necesidades de salud pública —incluidos la seguridad, la salud mental y el bienestar de los residentes de los hogares de ancianos—, es vital que estos adultos mayores vulnerables puedan recibir visitas de sus seres queridos de manera segura", dijo Nancy LeaMond, vicepresidenta ejecutiva y directora de Activismo Legislativo y Compromiso de AARP, en un comunicado el jueves.

Según un análisis de datos federales a cargo de AARP, los nuevos casos y muertes por COVID-19 en los hogares de ancianos disminuyeron considerablemente desde los picos del invierno, pero las cifras siguen siendo más altas que las registradas durante el aumento que vimos el verano pasado. Según el análisis, 1 de cada 100 residentes de hogares de ancianos murió a causa de la COVID-19 entre mediados de enero y mediados de febrero, aproximadamente la mitad de la tasa registrada en las cuatro semanas anteriores.

Entre los residentes y el personal de los centros de cuidados a largo plazo se han producido casi 175,000 muertes durante el transcurso de la pandemia, según el COVID-19 Tracking Project (enlace en inglés), lo que representa un 35% de las muertes por COVID-19 registradas en Estados Unidos.

Las nuevas recomendaciones llegan dos días después de que los CDC dijeran que las personas completamente vacunadas contra la COVID-19 pueden estar en lugares cerrados con otras personas completamente vacunadas sin necesidad de llevar mascarillas ni mantener el distanciamiento social.

Aun así, los funcionarios de los CMS señalaron en repetidas ocasiones que la amenaza de infección por COVID-19 no ha desaparecido. Animan a los centros, a los residentes y a los seres queridos a realizar visitas al aire libre cuando sea posible, y a mantener a los familiares y a sus invitados alejados de otros residentes y miembros del personal.

Según las guías de los CMS, "esta sigue siendo la manera más segura de prevenir la propagación de la COVID-19".

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.