Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

7 maneras en que los cuidadores pueden crear un espíritu festivo durante la pandemia

Transformar antiguas tradiciones o crear nuevas para ayudar a tus seres queridos a adaptarse.

Una madre y sus dos hijos horneando galletas navideñas con su abuela mediante chat de video en un teléfono móvil.

KOHEI_HARA/GETTY IMAGES

In English | Este año, las fiestas serán diferentes para casi todos nosotros. Los cuidadores familiares enfrentan otros retos mientras intentamos lograr que esta temporada sea especial para los seres queridos que tal vez estén aislados y afligidos por no poder seguir las tradiciones habituales.

En una encuesta de cuidadores (enlace en inglés) que Care.com llevó a cabo recientemente, el 85% de los participantes respondieron que las fiestas son la principal época del año en que la familia se reúne con un ser querido mayor. Más de dos de cada cinco participantes indicaron que esta temporada de fiestas no podrán ver a la persona que cuidan.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Muchas personas que reciben cuidado se pueden sentir deprimidas o abandonadas, o tal vez tengan dificultad para comprender los cambios debido a problemas cognitivos. Por eso es tan importante que estas fiestas tengan todo el sentimiento y la conexión posibles para nuestros seres queridos, y que al mismo tiempo respeten los límites que imponen las medidas de precaución.

La buena noticia es que no hay necesidad de cancelar las fiestas este año, solo tenemos que convertirlas en algo especial. Hay muchas formas de lograr que las fiestas del 2020 no dejen de brindarnos paz y dicha.

Posibilitar la adaptación

Como cuidadores, debemos conciliar la salud física y la salud mental de nuestros seres queridos, evitar que corran riesgos y mantener sus vínculos con los demás. Casi la mitad de los cuidadores familiares indican que la pandemia ha tenido un efecto negativo en la salud mental de la persona que cuidan, y tres cuartos se preocupan por el riesgo de exponerse a la COVID-19 en las reuniones festivas, según un nuevo informe de AARP sobre el efecto de la COVID-19 en los planes festivos (enlace en inglés).

Si bien el 62% de los cuidadores planean reunirse con la familia en algún momento durante la temporada, muchas de esas reuniones serán menos concurridas, más breves y sin contacto físico, según la encuesta de AARP.

“No tengo inconveniente si un año no tengo que organizar reuniones muy grandes”, afirma Renee Rile, quien cuida a varios familiares desde hace tiempo en Columbus, Ohio, “pero me preocupan los familiares que viven solos y enfrentan tanta soledad”.

Empieza por reconocer que las cosas son diferentes y acepta lo que sientan tus seres queridos, aunque no estés de acuerdo. Es aceptable que ellos y tú se sientan tristes, enojados, decepcionados e incluso aliviados con respecto a la cancelación o la modificación de algunas tradiciones festivas. Asegúrales a tus seres queridos que su salud y su seguridad son la prioridad de todos.

Sin embargo, también debes recordar que las actividades festivas nos ayudan a abandonar la vida cotidiana, nos levantan el ánimo y despiertan buenos recuerdos y dicha. Por eso, este año trata de pensar en las actividades festivas que puedes hacer y harás, en vez de pensar en las que no puedas o no quieras hacer.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Lograr que esta temporada sea especial

Es un tema complicado. “Sin importar cuánto ‘entiendan’, este año no podremos seguir las tradiciones que mantenemos desde hace años”, indica Roberto Quinones, de Tysons Corner, Virginia, quien se ocupa a distancia del cuidado de sus padres, que viven en la ciudad de Nueva York. “¿Cómo podemos mantener una actitud positiva cuando los padres viven lejos y no los podemos visitar?".

Tu objetivo debe ser crear experiencias compartidas, ya que para casi todos nosotros, eso es lo que hace que las fiestas sean las fiestas. Aquí hay algunos consejos para adaptar las tradiciones festivas y lograr que este año las fiestas sean únicas y especiales.

1. Mantener un contacto frecuente

Si por lo general llamas a tu ser querido una vez por semana, hazlo más seguido. Si tus reuniones familiares se celebran en los días cercanos a un día festivo, intenta en cambio distribuir las actividades en las próximas semanas. Estas medidas son especialmente importantes si tus seres queridos viven solos o en centros de cuidados a largo plazo.

Marianne Parker, de Quincy, Illinois, guarda las tarjetas de felicitación que recibe, cubre la firma con una calcomanía, firma los nombres de familiares y amigos y se las envía a su hermano, que tiene demencia y vive en un centro de atención médica.

“Le pido al centro que le entreguen una o dos por día en diciembre como si las recibiera por correo”, explica Parker. “Espero que recibir una tarjeta cada día pueda despertar y mantener vivo un espíritu festivo en él, y también estoy organizando a mis amigos para ir a cantar villancicos de Navidad en el centro”.

2. Evitar la actitud de “todo o nada”

Sentir que no vale la pena celebrar las fiestas si no puedes hacerlo todo como siempre puede producir una sensación de vacío en ti y en tus seres queridos. Algunos cuidadores abrumados sienten un poco de alivio con la cancelación de ciertas actividades festivas este año; otros se adaptarán y se centrarán en lo que sea más fácil, como usar manteles navideños para crear un espíritu festivo.

Tal vez incluso quieras esforzarte más que nunca con algunas actividades; todo eso está bien. Solo intenta anticipar cómo se sentirán tus seres queridos y conversa con ellos sobre los planes, si es posible. Si se resisten a adaptar las antiguas tradiciones a la situación actual, prueba algo nuevo y sorpréndelos.

3. Centrarse en las actividades más significativas

La familiaridad de las tradiciones festivas es reconfortante. Pregúntales a tus seres queridos cuáles son las costumbres festivas que son más importantes y gratificantes para ellos y trata de adaptarlas con creatividad:

  • ¿Hornear galletas cada año es un acontecimiento memorable? Hornea y envía un paquete a tu ser querido, o háganlo juntos durante una videollamada.

  • ¿Lo más significativo son las funciones musicales festivas y los servicios religiosos? Encuentra conciertos y servicios en la televisión o en internet para mirar juntos.

  • ¿Es imprescindible colocar ciertas decoraciones antiguas, pero no puedes ir a la casa de un ser querido para sacarlas del ático? Trata de encontrar algo similar (te sorprendería lo que puedes encontrar en las subastas en internet) o compra un artículo nuevo y envíaselo para que lo disfrute.

  • ¿La receta familiar tradicional de judías verdes es el plato central de una comida festiva para ellos? Prepara el plato, consigue hielo seco y envíaselo.

4. Crear un ambiente especial con decoraciones festivas

Solía llevarle a mi abuela un arbolito de Navidad en una maceta cuando ella ya no pudo poner uno grande, y siempre le brillaban los ojos. La cuidadora Deb Kelsey-Davis, de Downers Grove, Illinois, dice que las luces festivas son lo que alegra a sus padres.

“Armé el árbol de mis padres y puse las luces”, señala. “Produce un cambio muy grande en ellos… les da mucha alegría. También lo pasamos muy bien, recordando las Navidades pasadas”.

Kelsey-Davis no es la única. Un poco más de la mitad de los adultos de país planean poner más empeño en las decoraciones festivas para alegrar el final de este difícil año, según una encuesta a cargo de Porch (enlace en inglés), una empresa que ofrece soluciones de gestión de clientes para profesionales de mudanzas y mantenimiento del hogar.

Si intentas evitar las visitas en ambientes cerrados, pídeles a tus familiares y amigos que ayuden a colocar las decoraciones exteriores que tus seres queridos puedan disfrutar desde las ventanas. Si viven en un centro de cuidados, pregunta si se pueden colocar decoraciones afuera de su ventana para que sientan tu presencia cada día. Comparte videos y fotos de tus decoraciones festivas o de las que encuentres en tu vecindario o en internet.

Si tus seres queridos van a decorar su casa, pueden animarse mutuamente y conversar mientras lo hacen. Intenta enviar artículos que estén listos para colocar, como una pequeña calabaza decorada, un pavo de juguete, un árbol, una Menorah o algún otro símbolo de las fiestas.

Las decoraciones también pueden levantarles el ánimo los cuidadores. Este año voy a colocar las mías porque necesito un poco de ánimo, ya que estoy a 2,000 millas de mi hermana y ella se prepara para una operación importante.

5. Llevar las tradiciones al mundo virtual

Las conexiones virtuales (enlace en inglés) pueden ir más allá de una breve conversación. ¿Sabes cantar villancicos, hornear o crear manualidades, o miras la película It's a Wonderful Life cada año, como lo hace mi familia? Haremos estas cosas a distancia gracias a aplicaciones de videollamadas como FaceTime, Zoom y Skype.

Por ejemplo, elegimos una película y la preparamos en el reproductor de DVR o en un dispositivo de transmisión. Luego nos llamamos por FaceTime, hacemos clic en “play” y la miramos al mismo tiempo, con el sonido del teléfono activado para compartir risas, lágrimas o comentarios. Es lo más parecido a estar juntos.

También puedes colocar un teléfono o una tableta en un trípode para poder verse y hornear, crear manualidades, festejar, jugar charadas o juegos de preguntas triviales o participar en otras tradiciones festivas. Jueguen juegos digitales juntos, en internet o por medio de aplicaciones. Graba y guarda los encuentros como recuerdos visuales que tus seres queridos puedan volver a ver, al igual que podrías filmar videos de las reuniones tradicionales en las fiestas.

6. Hacer compras juntos en internet

Ayuda a tus seres queridos a hacer sus compras festivas en internet, juntos o a distancia. ¿Recuerdas el antiguo catálogo de Sears para elegir regalos? Haz tu propia versión con solo descargar e imprimir fotos de artículos que les podrían gustar, y luego crear un documento o cuaderno y enviárselo para que lo vean.

7. Crear nuevas tradiciones

Puede ser una gran ayuda centrarse en el futuro en vez de pensar en el pasado. Haz que este sea un año para crear nuevas costumbres festivas. Tal vez podrías:

  • armar una fogata para las fiestas
  • hacer regalos a mano
  • encontrarse para caminar al aire libre
  • cocinar las mismas recetas a distancia y compararlas
  • leer a los niños o nietos por medio de videollamadas
  • llamarse mutuamente cuando toman la primera taza de café de la mañana de las fiestas

Esas antiguas tradiciones familiares tuvieron que empezar en algún momento, ¿verdad? Tal vez algunas de tus adaptaciones festivas de este año se conviertan en tradiciones.

Por muy desalentador que parezca lograr que las fiestas de este año sean memorables por otra razón que no sea su diferencia, en los próximos años podremos rememorar y maravillarnos de lo creativos que fuimos. Comparte tus propias ideas en los comentarios a continuación o en el grupo de conversación AARP Family Caregivers Discussion Group (enlace en inglés).

Amy Goyer es una experta de AARP en asuntos de la familia y el cuidado de los seres queridos y autora del libro Juggling Life, Work and Caregiving. Te puedes conectar con Amy en amygoyer.comFacebookTwitter, en la comunidad de AARP en internet y en el grupo de AARP para cuidadores familiares en Facebook (algunos enlaces en inglés).

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.