Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Cómo recuperarse de un derrame cerebral Skip to content

Basta ya de medicamentos costosos. ¡Únete a la campaña de AARP!

 

Cómo ayudar a un ser querido a recuperarse de un derrame cerebral

La rehabilitación neurocognitiva más allá del lenguaje.

Pareja mayor jugando con unos bloques

Istock

Ver los efectos de un derrame cerebral en un ser querido puede ser angustiante. La parálisis, la perdida de coordinación, raciocinio, habla y visión, entre otros problemas, tienen un impacto inmediato en la calidad de vida e independencia de la persona afectada. Cuando una persona sufre un derrame cerebral o apoplejía, se interrumpe el flujo normal de sangre hacia el cerebro. Esta interrupción afecta a las células cerebrales, ya que no están recibiendo el oxígeno ni los nutrientes necesarios para su funcionamiento normal. En un derrame cerebral, mueren las células del cerebro.

Si estás a cargo del cuidado de un ser querido que ha sufrido una apoplejía, es muy importante el papel que juegas en la red de apoyo emocional que recibe durante su rehabilitación total.  


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Las personas que han sufrido un derrame cerebral reciben terapia física (fisioterapia) en el hospital tan pronto como se estabilizan sus signos vitales y pasa la etapa crítica. Después de ser dados de alta del hospital, las personas reciben fisioterapia a largo plazo para recuperar la mayor cantidad de movimiento que sea posible, y así promover su independencia. Además, pueden recibir terapia ocupacional y de lenguaje. Existe también la rehabilitación neurocognitiva, que no debe confundirse con la terapia cognitiva que se usa para manejar pensamientos distorsionados y dificultades emocionales. La rehabilitación neurocognitiva, que se usa en la recuperación del movimiento, se concentra en la importancia de activar las funciones cognitivas de:

  • La percepción
  • La atención
  • La memoria
  • El lenguaje

En la rehabilitación neurocognitiva debes tener en cuenta que la mente y el cuerpo son uno solo, lo cual puede ayudar a:

  • Mejorar la duración de los períodos de atención
  • Entender las relaciones espaciales entre objetos (procesos visuales-espaciales)
  • Reaprender el sonido de las palabras y los verbos con la ayuda de computadores
  • Mejorar la flexibilidad mental y la habilidad para solucionar problemas
  • Controlar los impulsos y la toma de decisiones

Cómo es la rehabilitación neurocognitiva

La rehabilitación neurocognitiva es un proceso de aprendizaje en el cual la persona afectada redescubre cómo se mueve su cuerpo al pensar en él, imaginarlo, describirlo y sentirlo. El objetivo es ayudar al cerebro a reorganizarse para reconstruir o crear nuevos caminos o senderos neurales. Para lograr esto, los rehabilitadores neurocognitivos crean actividades y ejercicios en las que el paciente pueda:

  • Seguir con sus ojos ciertos objetos
  • Coordinar movimientos de la cabeza con otras actividades
  • Pronunciar los nombres de objetos presentados mientras mantiene el equilibrio al caminar en línea recta, rebotando una pelota contra el piso

Algunas actividades incluyen pedirle al paciente que se enfoque en cómo se mueve, en qué dirección, a qué distancia de los objetos a su entorno, y en la presión que percibe del suelo o al tocar objetos.

Además de la rehabilitación neurocognitiva dirigida por profesionales, tú puedes implementar en casa actividades que ayuden a estimular diferentes áreas del cerebro de tu ser querido. Entre estas:

  • El baile. La integración de sonido y movimiento tiene doble valor, no solo por el beneficio del ejercicio aeróbico, sino también por la estimulación auditiva coordinada con el movimiento rítmico del cuerpo. Baila al ritmo de diferentes tipos de música. Si tu ser querido no puede ponerse de pie para bailar contigo, los dos pueden llevar el ritmo de la música con el cuerpo y las palmas. Si le agregas canto a esta actividad, o el esfuerzo de aprenderse la letra de la canción, estarás estimulando varias áreas del cerebro.
  • Los rompecabezas. Es importante aprender a hacer cosas nuevas con un grado de complejidad de acuerdo a las capacidades de tu ser querido. Por ejemplo, aprender a jugar lotería puede ser algo complejo, fácil o aburrido, dependiendo de la persona. Para otros, tal vez sea más adecuado armar rompecabezas que vayan de simples a más complejas.
  • Otros juegos. Aprender crucigramas y sopas de letras que vayan aumentando en dificultad.
  • Los videojuegos. Este tipo de juegos pueden ayudar a aumentar períodos de concentración. Aquellos que involucran objetos en movimiento y requieren atención de lo que está pasando alrededor; por ejemplo, los videojuegos con automóviles en donde el conductor (jugador) encuentra objetos en el camino y, al mismo tiempo, tiene que estar atento a otros automóviles y cambios de dirección, u otros más sencillos, como los que permiten identificar la dirección en la que se mueve un objeto.

Puedes también imprimir en casa librillos de actividades cognitivas. Descárgalos gratuitamente de diferentes sitios web.

Es importante recordar que lo que dejamos de usar se echa a perder y las funciones cognitivas no son la excepción. Tanto para ti que estás al cuidado de un ser querido, como para aquellos que necesitan ejercitar su memoria, y recuperar el mayor movimiento e independencia, es crucial mantener el cuerpo y la mente activos. 

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.