Skip to content
 

16 inventos de mujeres

Sin muchos de ellos, sería más difícil vivir cómodamente.

  • Hagley Archive / Science Source

    Agradéceles a las mujeres

    ¿Te gusta la cerveza fría? ¿No puedes vivir sin wifi para conectarte a internet? ¿Usaste pañales impermeables para tus bebés? Agradéceles a las mujeres. Aunque son muy pocas las que ocupan cargos de liderazgo en la ciencia, ellas han revolucionado el mundo con inventos asombrosos. Aquí te presentamos 16 creaciones que probablemente no sabías que fueron hechas por mujeres:

    1 of 18
  • The Granger Collection, New York / The Granger Collection

    La cerveza: ‘elixir’ de mujeres

    Aunque los consumidores por excelencia parecen son los hombres, la cerveza fue inventada por las mujeres, según Jane Peyton, historiadora inglesa y fanática de esta bebida. Peyton afirma que fueron ellas quienes, desde tiempos milenarios, crearon y produjeron el apetecido “elixir”. La bebida hizo parte de tradiciones milenarias en Mesopotamia y Sumeria, donde arqueólogos han desenterrado vasijas de cerámica de 3400 a.C., con residuos de cerveza. El “Himno a Ninkasi” —una oda a la diosa sumeria de la cerveza— describe una antigua receta hecha por sacerdotisas.

    2 of 18
  • Cortesía del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología, La Coruña, Spain

    Ángela Ruiz Robles: la pionera del libro electrónico

    Quizá no hayas oído hablar de Ángela Ruiz Robles, pero esta española, nacida hace 122 años, fue una de las inventoras más creativas y comprometidas con la educación. Su Enciclopedia Mecánica, ideada en 1949, podría considerarse el precursor del actual e-reader. En un lado tenía los “abecedarios automáticos”, que permitían al alumno formar sílabas, palabras o frases por medio de pulsadores: los abecedarios eran en español, inglés y francés. En el lado opuesto, estaban las diferentes asignaturas. Al cerrar las dos partes era como un libro tradicional.

    3 of 18
  • SSPL/Getty Images

    Mary Anderson: el limpiaparabrisas

    El mejor amigo del conductor en temporada de lluvias es este artefacto, inventado por la estadounidense Mary Anderson (1866-1953). Cuentan que en un recorrido por Nueva York en pleno invierno notó que el conductor del tranvía en el que viajaba tenía que detenerse para poder limpiar el vidrio que se ensuciaba por el agua y el hielo. El 10 de noviembre de 1903, se otorgó la patente No. 743,801 a Anderson por su dispositivo de limpieza para los parabrisas de coches eléctricos y otros vehículos.

    4 of 18
  • United States Patent and Trademark Office

    Sarah Mather: el periscopio submarino

    “La naturaleza de mi invención consiste en la construcción de un tubo con una lámpara unida a un extremo del mismo que puede ser hundido en el agua para iluminar objetos con el mismo, y un telescopio para ver dichos objetos y hacer exámenes bajo el agua…”. Así comenzaba la presentación de su patente de la estadounidense Sarah Mather, el 16 de abril de 1845. Había inventado el periscopio submarino, pieza fundamental en la investigación marítima y en el desarrollo de la industria naval.

    5 of 18
  • Hagley Archive / Science Source

    Stephanie Kwolek: el chaleco antibalas

    Cada vez que un guardaespaldas o un agente del orden se toca el pecho tras recibir un disparo y se da cuenta de que el chaleco antibalas ha salvado su vida, debería darle gracias a Stephanie Kwolek (1923-2014), la mujer polaco-estadounidense que inventó el Kevlar, una fibra cinco veces más resistente, en peso, que el acero capaz de detener las balas. El IACP-DuPont Kevlar® Survivors’ Club®, una alianza entre DuPont y la International Association of Chiefs of Police, ha documentado al menos 3,100 vidas salvadas gracias al uso del invento de Kwolek.

    6 of 18
  • Izquierda: Marion O'Brien Donovan Papers, Archives Center, National Museum of American History, Smithsonian Institution Derecha: United States Patent and Trademark Office

    Marion Donovan: inventora de pañales impermeables

    Marion Donovan (1917-1998) pasó a la historia por haber inventado unos de los primeros pañales impermeables. Como madre de tres hijos se vio desbordada en muchas ocasiones en su papel de ama de casa y en 1946, se propuso crear sus primeros prototipos de pañal utilizando una cortina de plástico que en su interior llevaba tela mucho más absorbente. Este protector fue bautizado como “Boater” y se comercializó por primera vez en 1949, con gran éxito de ventas. Donovan fue elegida al National Inventors Hall of Fame en 2015.

    7 of 18
  • Izquierda: Corbis/Getty Images Derecha: United States Patent and Trademark Office

    Hedy Lamarr: de diva a precursora del wifi

    Con su valentía, talento e inteligencia, Hedy Lamarr (1914-2000) demostró que la belleza femenina no tenía por qué reñir con la sabiduría. La actriz, mejor conocida como una diva de Hollywood, descubrió la base de las futuras comunicaciones inalámbricas: Bluetooth, GPS y wifi. Junto al compositor George Antheil, la actriz austríaca desarrolló un sistema de comunicación secreto que derribaría submarinos nazis. El 11 de agosto de 1942, patentaron su invento y lo cedieron al ejército estadounidense.

    8 of 18
  • Graphic Arts Collection, National Museum of American History, Smithsonian Institution

    Margaret E. Knight: una bolsa de papel mejor

    Margaret E. Knight (1838-1914) recibió su patente en 1871 por la creación de una máquina capaz de producir bolsas de fondo cuadrado, después de una larga batalla legal con Charles Anan, un maquinista que intentó robar su trabajo. Knight trabajaba en una fábrica de Massachusetts, cuando inventó una nueva pieza de la máquina que doblaba y pegaba automáticamente las bolsas, creando fondos cuadrados para ellas; hasta entonces, las bolsas de papel eran como sobres. 

    9 of 18
  • Bettmann Archive/Getty Images

    Lillian Moller Gilbreth: reinventó el hogar

    Lillian Moller Gilbreth (1878-1972) fue una ingeniera, psicóloga californiana y madre de 12 hijos que creó el bote de basura de pedal, la batidora eléctrica y los estantes para el refrigerador. Ella siempre buscó incrementar la eficiencia y la productividad de cualquier tarea. Aplicó ese concepto no solo en los negocios sino en su familia, algo que heredaron las amas de casa americanas, a quienes quería proporcionar vías cortas y sencillas de realizar los quehaceres domésticos. Así podrían buscar trabajos remunerados fuera de casa.

    10 of 18
  • United States Patent and Trademark Office

    Anna Connelly: el puente de emergencia

    Anna Connelly ha salvado la vida de miles de personas gracias a su ingenioso invento. Esta creativa mujer ideó en Philadelphia una versión de la escalera de incendios, que patentó en 1887, colocando un puente de hierro entre los edificios para ayudar a escapar del fuego. Su estructura de metal permitía que fuera fácil incluirla en los edificios nuevos, pero también sumarla a los ya construidos. Su bajo costo y funcionalidad logró que se expandiera rápidamente a multitud de edificaciones y hoy forma parte del paisaje urbano de ciudades como Nueva York.

    11 of 18
  • The Dallas Morning News

    Bette Nesmith Graham: el papel líquido

    Bette Nesmith Graham (1924-1980) creó un producto famoso que casi todos hemos usado: Liquid Paper® (papel líquido). El descubrimiento fue fruto de su día a día como mecanógrafa. Graham lidiaba con los errores que se cometían con las máquinas de escribir y que dejaban el papel lleno de tachones y faltas. Aficionada a las actividades artísticas, tuvo la idea de utilizar sus acuarelas para pintar de blanco por encima de los fallos y subsanarlos. En 1979, vendió el corrector a Gillette por $47.5 millones.

    12 of 18
  • United States Patent and Trademark Office

    Letitia Geer: una jeringa mejor

    Hoy en día, vivir sin una jeringa médica es casi imposible. Es ampliamente utilizada en centros médicos, hospitales, clínicas privadas y laboratorios de investigación. Una versión de esta creación maravillosa fue obra de Letitia Geer, en 1899. La peculiaridad del invento de Geer, que consistía de un cilindro con boquilla y un pistón para inyectar o retirar fluidos, es que fue la primera jeringa que pudo ser manejada con una sola mano y sin la ayuda de un asistente.

    13 of 18
  • Library of Congress

    Adeline D.T. Whitney: el alfabeto de bloques de madera

    Las primeras piezas de madera para formar las letras del alfabeto y que ayudaron a tantos niños a aprender a leer y escribir, fueron inventados en 1882 por Adeline D.T. Whitney (1824-1906). La prolífica escritora y poeta americana publicó más de 20 libros para niños y jóvenes. El alumno que utiliza las piezas, en lugar de seleccionar uno que represente en sí mismo una letra o un carácter, como sucede con los alfabetos comunes, puede construir con un conjunto de piezas la letra o carácter que desee representar.

    14 of 18
  • United States Patent and Trademark Office

    Nancy Johnson: máquina para hacer helados

    ¿Sabes en qué año se inventó la máquina para hacer helados? Nancy Johnson (1795-1890) patentó en 1843 el sistema y diseño que se usa hasta hoy en día para realizar uno de los postres favoritos de todos. Se trataba de un recipiente con una palanca que, cuando era girada manualmente, agitaba una mezcla de varios ingredientes. En la parte de abajo, había una camada de sal y hielo, que la congelaba. Gracias a su invento el goloso dulce se pudo vender y disfrutar de forma masiva.

    15 of 18
  • The LIFE Picture Collection/Getty Images

    Katharine Burr Blodgett: el vidrio “invisible”

    Katharine Burr Blodgett (1898-1979) descubrió una manera de transferir finas capas monomoleculares al vidrio y los metales. El resultado: un vidrio que eliminaba el brillo y mucha de la distorsión. El vidrio no reflexivo —considerado el primero 100% transparente del mundo— disminuyó la distorsión de la luz que se reflejaba en una gran variedad de equipos ópticos, incluyendo lentes de sol, telescopios, microscopios, cámaras y proyectores. En noviembre de 1940 obtuvo la patente de su invento, que se conoce como Langmuir-Blodgett Films, en EE.UU.

    16 of 18
  • Stormi Greener/Star Tribune Via ZUMA Wire

    Patsy O’Connell Sherman: el repelente Scotchgard™

    Si hoy podemos convivir con las manchas se lo debemos a Patsy O’Connell Sherman (1930-2008), quien accidentalmente inventó un producto que ha hecho que éstas sean mucho más fáciles de limpiar: Scotchgard. En 1953, mientras intentaba desarrollar un material elástico que resistiera el deterioro ante la exposición a combustibles de aviones, cayeron gotas de un compuesto sobre sus zapatillas blancas. Con el tiempo, Sherman notó que el área donde el producto se había derramado estaba limpio y la otra parte estaba sucia. ¡Surgió la fórmula!

    17 of 18
  • Shutterstock/Istock/Istock

    10 destrezas que nunca aprenderán nuestros hijos

    Muchas áreas del conocimiento general de pasadas generaciones se están volviendo obsoletas.

    18 of 18

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto