Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Las elecciones del 2020 podrían decidir el futuro de Medicare

Es posible que el aumento del déficit federal produzca cambios en este programa de seguro de salud.

Cubos con letras juntos en donde se puede leer la palabra Medicare

Getty Images

In English | Es probable que todas las encuestas, los debates políticos y las conversaciones en cafeterías sobre los asuntos principales en las próximas elecciones incluyan el cuidado de la salud: cómo recortar gastos y proporcionar seguro a más personas. Inevitablemente, se hablará de “Medicare para todos”.

Este término no es referencia a las maneras de fortalecer este programa que desde hace 55 años ha venido proporcionando seguro médico a casi todas las personas mayores de 65 años y a personas con discapacidades en Estados Unidos. Por el contrario, los partidarios de unificar la cobertura de cuidado de la salud y tener un solo sistema están usando la frase “Medicare para todos” a fin de conectar sus propuestas con un programa en el que confía la mayoría de la gente en este país.

Todavía no queda claro de qué manera el programa actual de Medicare encajaría con algunas de las propuestas de Medicare para todos. Por eso, los votantes deben participar. 

“Los votantes necesitan considerar quiénes ellos quieren que estén a cargo de las decisiones sobre el futuro de Medicare”, dice Tricia Neuman, vicepresidenta sénior de Kaiser Family Foundation. AARP no ha adoptado una postura en relación con las propuestas de reforma. “Yo les pediría a los candidatos detalles específicos”, aconseja Bill Sweeney, vicepresidente sénior de Asuntos Gubernamentales de AARP. “¿Qué implica exactamente su plan? ¿De qué manera me afectaría?”.



Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Entonces, ¿es Medicare mismo uno de los temas más destacados en estas elecciones? No tanto. Medicare sigue siendo uno de los programas federales más populares. Los trabajadores contribuyen al programa durante toda su vida laboral (para el 2020, el impuesto sobre la nómina que se asigna a Medicare es del 2.9%, y se divide entre empleado y empleador); a cambio de esto, quienes tienen 65 años o más obtienen seguro de salud durante el resto de su vida. Al igual que las personas con otros tipos de seguro, los beneficiarios de Medicare pagan parte de sus costos y por los servicios que no cubre el programa, como por ejemplo servicios rutinarios para el cuidado dental, de la vista y de la audición. Para algunos, eso suma miles de dólares al año.

Aunque han salido a la luz preocupaciones sobre la salud monetaria de los fondos fiduciarios de Medicare, ese no es un tema principal de debate entre los candidatos. “El Congreso siempre ha tomado medidas para mantener la solidez financiera del programa”, afirma Neuman.

Eso probablemente se debe a que desde hace mucho tiempo, Medicare y el Seguro Social se consideran el “campo minado” intocable de la política en Estados Unidos. En la actualidad hay unos 64 millones de beneficiarios; se espera que esa cifra llegue a unos 80 millones para el 2030. Las tasas de participación en las elecciones de los mayores de 65 años son más altas que las de cualquier otro grupo de edad. Con el pasar de los años, ni el Congreso ni la Casa Blanca han reducido los beneficios del programa.

“Medicare es fuerte”, señala Lindsey Copeland de Medicare Rights Center. “No corre riesgo de irse a la bancarrota”. Sin embargo, menciona: “Hay quienes pueden usar tácticas para infundir temor o utilizar el tema de Medicare para promover su agenda política”.

"La respuesta no es reducir Medicare. La respuesta es reducir los costos que aumentan los costos de Medicare".

— Bill Sweeney, vicepresidente de asuntos gubernamentales de AARP

Un asunto inminente es el aumento en el déficit federal. “En algún momento, el Gobierno volcará su atención hacia la reducción del déficit y puede que sea muy difícil no realizar cambios potencialmente importantes a Medicare”, indica Neuman. “El dinero está en Medicare; representa el 15% del presupuesto federal”.

Los defensores de Medicare dicen que los políticos necesitan analizar la causa fundamental del alza en los gastos del programa, es decir, los aumentos generales en los costos del cuidado de la salud. “Recortar Medicare no es la respuesta”, afirma Sweeney. “Lo que se debe hacer es reducir los costos que están causando el aumento en los gastos de Medicare”.

Incluso si los candidatos no hablan mucho sobre Medicare, los resultados de las elecciones de noviembre dirigirán el debate para decidir si se debe reformar todo el sistema de salud, modificar la Ley del Cuidado de la Salud a Bajo Precio o dejar que casi todo permanezca igual. Todas estas perspectivas podrían influir en el futuro de Medicare.

La Cámara de Representantes ya aprobó el proyecto de ley Elijah E. Cummings Lower Drug Costs Now Act (H.R. 3), que abordaría los costos de los medicamentos recetados, uno de los mayores factores que impulsan los gastos de Medicare. El proyecto de ley exigiría que, en representación de Medicare, el Gobierno federal negocie los precios de algunos medicamentos costosos y use los ahorros para financiar beneficios de salud dental, visual y auditiva.

“Necesitamos ampliar lo que ha venido funcionando para el programa de Medicare, y reforzarlo”, dice Megan O’Reilly, vicepresidenta de Asuntos de Salud y Familia de AARP. “La solución no es solo traspasar los costos a quienes han aportado a este programa durante toda la vida y dependen de él”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.