Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Por qué son importantes las elecciones de mitad de mandato Skip to content
 

10 maneras en que las elecciones de mitad de mandato afectarán a los adultos mayores

Los expertos de AARP detallan los asuntos con los que los funcionarios electos tendrán que lidiar durante el próximo mandato.

Un hombre ejerce su voto el día de las elecciones.

Getty Images

1. El fortalecimiento del Seguro Social

In English | Los fondos fiduciarios del Seguro Social se quedarán cortos para el 2034; si eso sucede, los beneficios se reducirían en un 20%, según un informe del Gobierno del 2018.

Algunos funcionarios electos han propuesto hacer recortes al Seguro Social como parte de la reducción del déficit. Los resultados de las elecciones congresionales de noviembre podrían determinar si eso cobra impulso en Washington. Y, si los republicanos aún controlan el Congreso el próximo año, el ajuste del costo de vida del Seguro Social podría enfrentar un cambio importante. El índice de precios al consumidor (IPC), que determina los aumentos basados en la inflación, podría ser sustituido por el índice de precios al consumidor encadenado (CCPI), que asume que los consumidores comprarán productos más baratos si los precios relativos cambian, por lo que sustituye los productos más costosos por otros más baratos, como la compra de pollo en vez de carne. Si eso sucede, los aumentos de los beneficios del Seguro Social vinculados a la inflación caerían. "Cuanto más tiempo se reciben los beneficios, más se agrava la situación", explicó Gary Koenig, vicepresidente de Seguridad Financiera del Instituto de Política Pública, de AARP.

2. Aumento en los precios de los medicamentos recetados

Los costos de los medicamentos recetados están aumentando a un ritmo diez veces más rápido que la inflación, y las legislaturas estatales, el Congreso y el Gobierno federal están empezando a enfrentarse a las compañías farmacéuticas. A nivel estatal, más de 80 proyectos de ley para tratar de reducir los precios de los medicamentos se introdujeron en el 2017, según la National Academy for State Health Policy (NASHP). Pero solo unos pocos han sido aprobados hasta ahora. El presidente Trump también anunció su plan para reducir los precios de los medicamentos, aunque dejó de lado su promesa de campaña de permitir que el Gobierno federal negocie directamente precios más bajos para los beneficiarios de Medicare.  AARP apoya el dejar que Medicare negocie los precios de los medicamentos recetados, que se permita la importación de medicamentos seguros de bajo costo y se acelere la comercialización de medicamentos genéricos. "Los precios de los medicamentos son demasiado altos", dijo Leigh Purvis, del Instituto de Política Pública, de AARP. "Estas tendencias no pueden continuar".

3. Financiación de Medicare

El fondo fiduciario de Medicare se quedará corto para el 2026, según un informe de junio de los administradores del programa. Los republicanos de la Cámara han propuesto un presupuesto que les daría a los adultos mayores una opción de vales (cupones) para inscribirse en planes de salud privados, y han propuesto otros cambios que exprimirían $537,000 millones ($537 billion) de Medicare. El que esa propuesta siga adelante o no podría depender de quién controle el Congreso después de noviembre. Lina Walker, vicepresidenta de Seguridad de la Salud del Instituto de Políticas Públicas de AARP, dijo: "Si tu legislador dice que Medicare va a quebrar y requiere cambios drásticos para solucionarlo, haz más preguntas". Por ejemplo, ¿su propuesta simplemente transfiere más costos al consumidor, o trata de reducir los costos de salud y recortar los gastos innecesarios?

4. Medicaid: ¿ampliarlo o reducirlo?

El alto grado de división política entre las personas de este país se ilustra particularmente bien a través de la manera en que los estados manejan Medicaid. Algunos buscan ampliar la cobertura; otros están haciendo más difícil que las personas reúnan los requisitos para el programa, quieren recortar los presupuestos o están generando más obstáculos para que los residentes obtengan cobertura de seguro de salud. Por ejemplo, Kentucky intentó establecer una nueva regla este año para agregar requisitos laborales al programa estatal de Medicaid, pero lo está revisando después de que un tribunal federal rechazó la versión inicial. Planes similares han comenzado o están programados en Arkansas, Indiana y Nuevo Hampshire. Otros siete estados llevan a cabo programas de requisitos laborales. Mientras tanto, Utah, Idaho, Nebraska y Montana cuentan con iniciativas de votación para ampliar Medicaid para cubrir a más gente con necesidades financieras. Virginia mostró apoyo a Medicaid este año y los votantes de Maine aprobaron la ampliación el año pasado, pero aún no se ha implementado. La composición de las cámaras estatales y del Congreso después de noviembre podría ser crítica para el futuro de Medicaid. 

5. El futuro del seguro médico

El Senado fracasó por un pequeño margen en su intento de derogar la ACA (Ley del Cuidado de la Salud a Bajo Precio), conocida como Obamacare, en el 2017. AARP se opuso rotundamente al intento, ya que puso a los adultos mayores que aún no resultan elegibles para Medicare en riesgo de perder la cobertura si tenían enfermedades preexistentes. También se enfrentaban a un "impuesto por edad", es decir, a un aumento en las primas de seguro según la edad del asegurado, lo que está limitado por la ley ACA.

"Sin estas protecciones, veríamos un aumento drástico en la cantidad de personas mayores sin seguro", afirma David Certner, asesor legislativo de AARP.

El resultado de las elecciones a la Cámara de Representantes y al Senado en noviembre ayudará a decidir si los esfuerzos por derogar la ACA regresan el año próximo.

6. Impulso a los ahorros para la jubilación

Con la desaparición de las pensiones tradicionales en el sector privado, muchos adultos mayores cuentan con planes 401(k) para ayudar con la jubilación. Pero 55 millones de personas en el país —incluidos muchos que trabajan para pequeñas empresas— no cuentan con planes de ahorro en el lugar de trabajo, según una investigación de AARP. Eso es casi la mitad. Ahí es donde entran en juego los programas estatales de trabajo y ahorro, que son planes de ahorro para la jubilación facilitados por el estado que las pequeñas empresas pueden ofrecerles a sus empleados. Las personas son significativamente más propensas a ahorrar si pueden hacerlo a través de la deducción automática de su salario, muestra una investigación de AARP. Diez estados tienen algún tipo de programa de trabajo y ahorro, contó David John, del Instituto de Política Pública, de AARP. "El de Oregón está en marcha, y California, Nueva York, Connecticut, Illinois y Maryland los están comenzando".

7. Impuestos de jubilación más bajos

"Cuando las oficinas estatales de AARP recogen la opinión de sus socios, la preocupación por los impuestos sobre los ingresos de jubilación y los beneficios del Seguro Social es alta", manifestó Barrie Tabin Berger, representante legislativa sénior de AARP. La elección de noviembre puede ser crítica para varios estados a la hora de decidir cómo lidiar con los impuestos sobre los beneficios de jubilación. Vermont acaba de aumentar los límites de los ingresos del Seguro Social exentos de impuestos estatales, lo que eliminará o reducirá los impuestos de casi 40,000 jubilados. La legislatura de Virginia Occidental acordó este año estudiar la propuesta de gravar los ingresos de jubilación, comentó Angela Vance, directora estatal adjunta de AARP Virginia Occidental. "La gente piensa que es injusto pagar estos impuestos, porque los ven como ingresos sobre los que ya han pagado impuestos", agregó.

8. Solución de déficits en las pensiones

En Kentucky, los maestros irrumpieron indignados en el Capitolio de Frankfort esta primavera para protestar por los cambios en las pensiones. Un profesor de matemáticas de escuela secundaria usó el tema para vencer al líder de la mayoría de la Cámara de Representantes de Kentucky del Partido Republicano en las elecciones primarias. Los legisladores de todo el país están buscando proteger los planes de pensiones, expresó Berger. En el 2016, los fondos de pensiones estatales tenían un déficit de $1.4 billones ($1.4 trillion): $2.6 billones ($2.6 trillion) en activos, y pasivos de $4 billones ($4 trillion), según Pew Charitable Trusts. Los cambios podrían incluir medidas para hacer más sostenibles las pensiones de beneficio definido u ofrecer a los nuevos empleados planes "híbridos", que combinan planes de beneficio definido con planes similares a los 401(k).

9. Más ayuda para los cuidadores

Los 40 millones de cuidadores familiares en Estados Unidos están recibiendo ayuda muy necesaria de los Gobiernos estatales Y ese movimiento puede extenderse si las elecciones de medio término causan cambios en algunas legislaturas estatales que han tardado más en actuar. Treinta y siete estados y Washington D.C., Puerto Rico y las Islas Vírgenes de EE.UU. han aprobado la Ley CARE (Aconsejar, Señalar y Posibilitar a los Cuidadores). Requiere que los hospitales identifiquen, ofrezcan capacitación y notifiquen a los cuidadores familiares antes de que los pacientes reciban el alta. La legislación CARE se introdujo este año en Idaho, Iowa y Carolina del Norte. Y su implementación a través de regulación está pendiente en Arizona y Tennessee. "La prestación de cuidados es un asunto no partidista porque nos afecta a todos", expresa Jean Accius, vicepresidenta de Comunidades Habitables y Servicios y Apoyos a Largo Plazo del Instituto de Política Pública, de AARP.

10. Blanco de fraudes

Las personas de 65 años o más tienen un 34% más de probabilidades de perder dinero a causa del fraude que las de 40, según la Financial Industry Regulatory Authority, la entidad que regula a las compañías de inversiones. Algunas legislaturas estatales lo han notado. El año pasado, 24 estados aprobaron medidas en contra de la explotación financiera de los adultos mayores, según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales. Las elecciones de noviembre podrían mantener ese impulso o ralentizarlo. El abuso y el maltrato doméstico de los adultos mayores sigue siendo un problema del que no se informa lo suficiente, según el National Center on Elder Abuse (NCEA, Centro nacional sobre abuso de personas mayores). Investiga lo que el fiscal general de tu estado está haciendo al respecto. Puede que ellos estén en la boleta de votación y se les pueda exigir cuentas.

¡Comprométete a votar!

Las elecciones de este año son unas de las más importantes de nuestras vidas. Cada voto cuenta y nosotros, el pueblo, juntos podemos hacer responsables a los políticos.

Sé La Diferencia. Vota.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.