Skip to content
 

Los fabricantes de medicamentos enfrentarán multas por aumentar los precios por encima de la inflación

Una nueva ley requiere que las compañías paguen reembolsos a Medicare por los aumentos excesivos.

Flecha roja sobre unos billetes apuntando hacia arriba

Getty Images

In English

Una de las primeras disposiciones de la Ley de Reducción de la Inflación —diseñada para ayudar a reducir los precios de los medicamentos recetados— que entrarán en vigor, es el requisito de que las compañías farmacéuticas que aumenten el precio de sus productos por encima de la tasa general de inflación tendrán que pagar a Medicare un reembolso por esos aumentos de precio excesivos. 

A partir del próximo año, las empresas que comercializan tanto los medicamentos recetados de la Parte D, que los beneficiarios compran en la farmacia, como los medicamentos de la Parte B, que generalmente se administran en los consultorios médicos, enfrentarán multas si aumentan los precios más que la tasa de inflación. Los reembolsos que deberán las compañías serán equivalentes a la cantidad que aumentaron el precio de un medicamento por encima del precio que hubiera correspondido si se hubiera aumentado al nivel de la inflación o por debajo de este, multiplicada por lo que Medicare pagó por todas las ventas de ese medicamento.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (HHS) examinará con regularidad los aumentos de precios de los medicamentos recetados. Luego, el secretario del HHS informará a los fabricantes de cuáles son los reembolsos que deben pagar. Las empresas tendrán 30 días para pagar a Medicare. Los fabricantes de medicamentos que no cumplan con el requisito inicialmente tendrán que pagar una multa del 125% del reembolso que deben al programa.


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


Esta disposición “va a disuadir a las compañías farmacéuticas de realizar esos grandes aumentos anuales de precios que a menudo sobrepasan la inflación”, dice Leigh Purvis, directora de acceso y costos de atención médica de AARP, y coautora del informe “Rx Price Watch” de AARP, que ha rastreado la trayectoria de los precios de los medicamentos desde el 2006. 

El informe “Rx Price Watch” de AARP del 2021 (en inglés) halló que, en el 2020, los precios de 260 medicamentos de uso extendido aumentaron un 2.9%, mientras que el aumento de la tasa general de inflación fue del 1.3%. El informe también encontró, por ejemplo, que entre el 2015 y el 2020 el precio anual de Victoza, un medicamento para la diabetes, aumentó un 42%, y el precio de un suministro de un año aumentó de $7,936 a $11,300. Durante ese mismo período, el precio de Lyrica, que se usa para tratar la fibromialgia, aumentó un 47%, de $5,827 al año a $8,562. 

Según un informe reciente de la Kaiser Family Foundation, entre el 2019 y el 2020, los precios de la mitad de los medicamentos cubiertos por Medicare aumentaron más que la tasa de inflación. Y entre los medicamentos con aumentos de precio por encima de incluso la modesta tasa de inflación del 1% vigente antes del reciente aumento inflacionario, un tercio vieron incrementos de precio del 7.5% o más.

Los datos mostraron que los aumentos de precio promedio en el 2020 reflejaron el aumento anual promedio más lento desde el 2006, algo que Purvis atribuyó a los esfuerzos legislativos recientes a nivel estatal y federal para combatir los altos precios de los medicamentos.

Algunos analistas han predicho que la disposición que establece el pago de reembolsos hará que las grandes compañías farmacéuticas establezcan precios más altos para los nuevos medicamentos de lo que habrían hecho antes de las estrictas medidas de reducción de precios incluidas en la Ley de Reducción de la Inflación. 

Pero hay mucha evidencia, dice Purvis, de que los fabricantes de medicamentos “ya iban encaminados en esa dirección”. Un estudio realizado por la revista Journal of the American Medical Association reveló que entre el 2008 y el 2021, los precios de lanzamiento promedio de los medicamentos recetados en Estados Unidos aumentaron un 20% al año.

“Este es un primer paso importante”, dijo Purvis sobre la disposición que establece multas, basada en la inflación. “La próxima gran batalla probablemente sea sobre los precios de lanzamiento de los nuevos medicamentos”. 

Dena Bunis es escritora y redactora sénior de AARP especializada en Medicare, Gobierno y asuntos públicos. Es autora de la columna Medicare Made Easy que aparece en la mayoría de las ediciones del AARP Bulletin.