Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

El nuevo Congreso necesita trabajar en temas clave Skip to content
 

Un nuevo comienzo con un nuevo Congreso

AARP les pide a los legisladores abandonar sus diferencias y proteger el Seguro Social, Medicare y el cuidado de la salud.

Capitolio de Estados Unidos

Mark Wilson/Getty Images

In English | Este mes, cuando comienza sus labores el nuevo Congreso —el 116° del país—, los asuntos principales en la mente de los adultos mayores de 50 años son salud y seguridad financiera. Los demócratas tienen ahora el control de la Cámara de Representantes mientras que los republicanos mantienen su mayoría en el Senado. Pero todos en Estados Unidos necesitamos legisladores que aborden juntos estos problemas.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Una encuesta encargada por AARP después de las elecciones de noviembre halló que los temas que motivan a los votantes de 50 años o más no son nuevos: más de 3 de 4 dijeron que el Seguro Social, Medicare y el cuidado de la salud son las razones por las que votaron como lo hicieron. Y 3 de 4 votantes dijeron que la economía es un factor que influyó en cómo votaron.

Se espera que el déficit presupuestario proyectado aumente bastante, y algunos en el Congreso apuntan a programas como el Seguro Social y Medicare como áreas de recortes de gastos potenciales. Pero los adultos mayores del país tienen claro que es necesario proteger y fortalecer estos beneficios que se han ganado a través de toda una vida de arduo trabajo. 

Asimismo, los votantes de 50 años o más quieren que el Congreso preserve las disposiciones claves de la Ley del Cuidado de la Salud a Bajo Precio, como la capacidad de adquirir un seguro de salud aun cuando se padece una enfermedad preexistente, y el establecimiento de límites sobre las cantidades que pueden cobrar las compañías aseguradoras a los adultos mayores; el llamado "impuesto por edad".

También quieren que los legisladores encuentren maneras sensatas de bajar los costos del cuidado de la salud. El Congreso puede comenzar por prevenir que las compañías farmacéuticas aumenten el precio de los medicamentos recetados. Aunque el precio de los medicamentos impacta a todas las personas del país, estos aumentos perjudican mucho más a quienes dependen de Medicare. Las personas que dependen de la cobertura de medicamentos recetados de la Parte D de Medicare toman en promedio 4.5 medicamentos al mes. Los legisladores dieron un paso importante al reducir la carga financiera para los adultos mayores de Estados Unidos el año pasado al incluir en la Ley de Presupuesto Bipartidista del 2018 una disposición que cierra la brecha de cobertura de la Parte D de Medicare  ("donut hole") para los medicamentos de marca este año.

AARP apoyó enérgicamente el cierre de esta brecha. Ahorrará miles de millones en costos de bolsillo en medicamentos a través de copagos más bajos. Pero la industria farmacéutica está cabildeando fuertemente para que el Congreso lleve a cabo lo que ellos llaman una "corrección técnica". Esa supuesta corrección técnica engrosaría las ganancias a expensas de todos nosotros.  

AARP continuará luchando en contra de los intentos de la industria farmacéutica de tratar de revertir el cierre de la brecha de cobertura. Y continuaremos instando al Congreso a que tome medidas que propicien la competencia entre las compañías farmacéuticas, permitan un acceso más rápido a los medicamentos genéricos de menor precio y le otorguen a Medicare el poder de negociar precios más bajos para los medicamentos. 

AARP se enorgullece de su rol como defensora sin afiliación política de los adultos de 50 años o más. Continuaremos trabajando con los miembros del Congreso de ambos partidos y con la Administración del Gobierno para abordar los asuntos que permitirán vivir mejor a nuestros socios y a todas las personas durante la vejez.


¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.