Skip to content
 

Los cambios en el futuro del ambiente laboral

La diversidad de generaciones será una de las mayores fortalezas.

Grupo de hombres y mujeres de diferentes edades

Getty Images

In English | Estamos en un momento único en nuestra historia, en el que la longevidad e innovación tecnológica están cambiando el envejecimiento de una manera en que jamás imaginaron las generaciones anteriores.

También está cambiando la manera en la que pensamos sobre nuestros empleos. Los demógrafos hablan de algunas compañías que emplean una fuerza laboral compuesta por cinco generaciones —de la generación silenciosa (nacidos antes de 1946) a los boomers, la generación X, la del milenio y la Z (nacidos después de 1997)—. Las personas viven por más tiempo y a menudo tienen trabajos menos exigentes físicamente. Muchos necesitan continuar ganándose la vida después de la edad tradicional de jubilación o quieren trabajar para contribuir a una mejor sociedad y sentirse involucrados en ella.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Hemos crecido con un modelo en el que la jubilación representaba estar libres del trabajo. Pero para muchos en la actualidad, un mejor modelo es la libertad de trabajar.

Las personas mayores de hoy se centran en lo que necesitan y lo que desean. Quieren un empleo que pague no solamente las cuentas, sino también les permita lograr el estilo de vida que anhelan. Muchos han acogido nuevas tecnologías que hace posible poder trabajar desde donde sea y en cualquier momento.

Manejar una fuerza laboral de varias generaciones (en inglés) puede tener sus desafíos. Pero en AARP hemos aprendido que una fuerza laboral con diversidad de edad es una virtud. Cada generación aporta beneficios que mejoran el ambiente laboral, y cada una trabaja y usa sus destrezas de diferentes formas. La mentoría y la tutoría invertida —adultos mayores que aprenden de colegas más jóvenes— levantan la moral y aumentan la productividad. Los que llevan muchos años llevando a cabo su trabajo aportan conocimiento institucional, perspectiva, madurez social y estabilidad, y comparten relaciones y conocimiento crítico con los trabajadores más jóvenes. Los que están en el comienzo de su carrera aportan una mentalidad colaborativa y un entendimiento más intuitivo del aspecto digital en el lugar del trabajo.

Cada parte de nuestra sociedad tiene un papel en la creación de la fuerza laboral futura. Piensa en las tres P:

  • Personal — Los individuos tienen la responsabilidad de mantenerse aptos para trabajar.
  • Privado — Los empleadores tienen la responsabilidad de proveer oportunidades para que los trabajadores mayores puedan permanecer en el empleo, al igual que de implementar políticas y procedimientos justos que aborden las necesidades de todos los empleados.
  • Público — Los Gobiernos en todos los niveles deben hacer cumplir las políticas contra la discriminación por edad y adoptar políticas favorables para los adultos mayores. Estas incluyen la recapacitación laboral para asegurar que los trabajadores de mayor edad que pierden su empleo adquieran nuevos conocimientos y obtengan la ayuda que necesitan para desarrollar nuevas destrezas.

AARP está colaborando con el Foro Económico Mundial, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y otras organizaciones en una iniciativa llamada "Living, Learning & Earning Longer" (Vivir, aprender y ganar dinero por más tiempo). Es un objetivo de gran alcance: ayudar a moldear el ambiente laboral del futuro de maneras que beneficien a los individuos y su sociedad.

Este otoño, presentaremos una serie de talleres destinados a producir herramientas de aprendizaje digital para los empleadores. Los talleres se lanzarán en la reunión anual del Foro Económico Mundial en el 2021 en Davos, Suiza. Nuestra meta es compartir lo que hemos aprendido sobre mejorar el lugar de trabajo para todas las generaciones. Visita nuestro sitio web para ver más sobre las iniciativas de trabajo de AARP.

AARP está entusiasmada por las oportunidades venideras para los adultos mayores, y queremos asegurarnos de contribuir en la formación de ese futuro. La fuerza laboral en la que pasaremos una gran parte de nuestros años productivos será diversa. Se ampliará con varias generaciones y necesitará que todos sean flexibles al adaptarse a nuevos desafíos tecnológicos.

Si aceptamos los cambios que están por venir, podemos crear posibilidades innovadoras y productivas para los trabajadores y empleadores.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO