Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

El abuso físico contra los adultos mayores va en aumento Skip to content
 

El abuso físico contra los adultos mayores va en aumento

Consejos que ofrecen los defensores para que te cuides o protejas a un ser querido.

Hombre mayor sentado en una silla

GETTY IMAGES

In English | A medida que aumenta la cantidad de personas mayores de 60 años en el país, la tasa de violencia contra ellas sube aún más rápido, según un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

El informe estima que la tasa de agresiones no fatales contra hombres de 60 años o más aumentó en un 75.4% entre el 2002 y el 2016. La tasa de agresiones no fatales contra mujeres de esa edad subió en un 35.4% del 2007 al 2016.

La tasa de homicidios de hombres aumentó en un 7.1% del 2010 al 2016, declararon los CDC. Pero la tasa de homicidios de mujeres de 60 años o más disminuyó en un 9.9% del 2002 al 2016.

El 58% de los agresores eran parientes o conocidos de la víctima. En cuanto a los homicidios, el 46% de los delitos fueron cometidos por un cónyuge o pareja, padre, hijo, pariente o amigo, dicen los CDC.

"Creo que esto es la punta del iceberg", Julie Schoen, subdirectora del National Center on Elder Abuse, dijo de los datos sobre las agresiones. Las personas tienen miedo de denunciar el abuso, expresó.

"Les da tanto miedo delatar a un familiar o cuidador y perder su independencia", le dijo a AARP. "Si pierdes algo y tu cuidador no puede quedarse ahí, podrías perder tu hogar".


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Aunque el envejecimiento de la población de Estados Unidos recibe mucha atención, los CDC y otros dicen que la prevención de la violencia contra este grupo merece más prioridad. La tasa de crecimiento anual promedio de agresiones no fatales entre los adultos mayores, por cada 100,000 personas, está aumentando más rápido que la tasa de crecimiento de la población, le dijo a AARP el investigador principal Joseph Logan.

Una preocupación de salud pública

Los CDC consideran que la violencia es un problema de salud pública, y admiten que no siempre se ha reconocido de esta manera.

"Sabemos que la población de adultos mayores ha estado creciendo más rápido que las poblaciones más jóvenes y, por lo tanto, se espera que los asuntos de salud de las personas mayores sean más prominentes con el tiempo", mencionó en un correo electrónico Logan, del Centro Nacional para la Prevención y el Control de Lesiones, de los CDC.

En el 2017, las personas de 60 años o más representaron el 22% de la población de EE.UU., más que los menores de 14 años, y se espera que el grupo de mayor edad llegue a ser el 28% de la población para el 2050.

Los CDC analizaron las tendencias con la ayuda de datos del Programa de Seguimiento de Todas las Lesiones del Sistema Electrónico Nacional de Vigilancia de Lesiones (NEISS-AIP), que recopila información sobre aproximadamente 500,000 visitas al año relacionadas con lesiones no fatales de una "muestra representativa a nivel nacional de los departamentos de emergencia de hospitales", dice el informe.

Los datos del Sistema Nacional de Estadísticas Vitales de los CDC, que recolecta el modo y la causa de las muertes de certificados de defunción proporcionados por sistemas de registro por todo Estados Unidos, se usaron para determinar las tendencias de homicidio.

Lo que puedes hacer

Para prevenir el abuso contra los adultos mayores, los CDC recomiendan:

  • Escuchar a los adultos y entender sus desafíos.

  • Denunciar sospechas de abuso a las agencias de servicios de protección de adultos.

  • Educarse a sí mismo y a otros sobre cómo detectar el abuso contra las personas mayores.

  • Verificar cómo se encuentra cualquier persona que pudiera tener pocos amigos y familiares.

  • Cuando sea posible, involucrar en el cuidado de la salud y los asuntos financieros a más personas que no sean familiares o cuidadores.

  • Alentar y ayudar a las personas, así como a los cuidadores, que tengan problemas de abuso de drogas o alcohol.

La Elder Justice Coalition sugiere maneras en las que los adultos mayores pueden protegerse a sí mismos:

  • Evitar el aislamiento al participar en eventos comunitarios, conocer a los vecinos y mantenerse en contacto con la familia.

  • Ser selectivo cuando elijan a un cuidador al verificar sus antecedentes penales, y usar agencias y familiares o amigos confiables.

Del 2002 al 2016, aproximadamente 643,191 víctimas de 60 años o más de agresión no fatal fueron atendidas en departamentos de emergencia, según los datos, y 19,059 personas mayores fueron víctimas de homicidio. Pero algunos defensores de adultos mayores dicen que, en todo caso, los datos subestiman la magnitud del problema.

"El informe es muy limitado", dice Bob Blancato, coordinador nacional de la Elder Justice Coalition, no solo por su uso de los registros de departamentos de emergencia, que no captan todas las agresiones, sino también porque "admiten que el personal de las salas de emergencias tiene conocimientos limitados sobre el abuso de adultos mayores. Sería mejor un informe más completo que incluya los servicios de protección de adultos y los defensores del pueblo en asuntos de cuidados a largo plazo", dijo Blancato, quien fue presidente de la American Society on Aging del 2016 al 2018.

Los hombres corren un mayor riesgo

Entre las personas mayores de 60 años, el informe descubrió que los hombres de 60 a 69 años sufrieron la mayor tasa de agresiones y homicidios.

"Estas tasas continúan aumentando [y] son nuevas e indican que este grupo demográfico necesita atención y ayuda con respecto a los esfuerzos de prevención de violencia", dijo Logan.

La tasa de agresión fue menor entre las mujeres de 70 a 79 años, y la de homicidio fue menor entre las mujeres de 60 a 69 años.

El reciente aumento de violencia fue todavía más notable porque la tasa de agresión contra todos los adultos mayores permaneció igual del 2002 al 2008, pero incrementó en un 53.1% —de nuevo, al tomar en cuenta a hombres y mujeres— del 2008 al 2016.

Logan dijo que los CDC están investigando las circunstancias de la violencia contra los adultos mayores y cómo se diferencian entre los diferentes grupos demográficos de edad y sexo.

"Este objetivo será parte de nuestro próximo estudio sobre la violencia contra los adultos mayores", mencionó. Las personas agredidas recibieron golpes más comúnmente. Usualmente, los homicidios involucraron disparos, cortes o apuñalamientos, o asfixia.

El estudio de los CDC destaca la necesidad de fortalecer la prevención de la violencia contra los adultos mayores, pero "se han evaluado pocas estrategias rigurosamente", concluyeron los autores.

"La salud pública y otros proveedores deben continuar elaborando estrategias para prevenir la violencia entre esta población antes de que empiece, al igual que ayudar a las víctimas para que no experimenten más violencia", escribió Logan en un correo electrónico.

Los CDC dijeron que los servicios de emergencia deben referir a las víctimas a servicios de apoyo, pero citaron un estudio que encontró que los proveedores "pasaron por alto o no respondieron a casos de abuso de un adulto mayor porque no tenían los conocimientos o el tiempo que se requiere para realizar evaluaciones".

Schoen, del National Center on Elder Abuse, dijo que el informe "refleja la necesidad de herramientas que ayuden a las divisiones de salas de emergencias a analizar señales de abuso contra personas mayores.

Ella destacó que cuando un niño llega con moretones que levantan sospechas de abuso, los hospitales y las salas de emergencias tienen protocolos. Ella abogó por protocolos similares para las personas mayores que tienen moretones en lugares que "no son normales", como en el cuello o la espalda.

Los CDC detallan una serie de factores de riesgo para aquellos que podrían agredir a un adulto mayor. Incluyen el uso de drogas o alcohol, especialmente el alto consumo de alcohol; niveles altos de estrés y bajos recursos para afrontar situaciones; falta de apoyo social; dependencia económica o emocional en la persona mayor; falta de capacitación para el cuidado de un adulto; y depresión. "Queremos que las personas entiendan que es un problema prevenible de salud pública", dijo Schoen. "Hay agencias de informes que reconocen que el abuso físico, emocional o sexual NO es aceptable".  

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.