Skip to content
 

¿Pueden los niños recibir beneficios del Seguro Social?

Sí, las hijas y los hijos de trabajadores jubilados, fallecidos o discapacitados pueden en muchos casos cobrar beneficios del Seguro Social sobre el registro de ingresos de los padres.

El Seguro Social incorpora a los niños en su estructura de beneficios para ayudar a los jubilados con hijos más pequeños a sustentar a sus familias, y como una forma de seguro cuando un padre muere o no puede trabajar debido a una discapacidad. A abril del 2022, unos 4 millones de niños recibían pagos por un total de $3,100 millones al mes, según la Administración del Seguro Social (SSA).

El hijo biológico de un trabajador y, en ciertas circunstancias, el hijo adoptivo o el hijastro pueden reunir los requisitos para recibir beneficios. Los nietos también pueden reunir los requisitos si los abuelos los han adoptado o los funcionarios del Seguro Social los han reconocido como dependientes financieros del abuelo.

Los pagos se detienen cuando el hijo cumple 18 años, con dos excepciones:

  • El joven todavía es un estudiante a tiempo completo en el grado 12 o inferior. Los beneficios pueden continuar hasta la graduación o hasta que cumpla 19 años y 2 meses, lo que ocurra primero. 
  • El joven está discapacitado y la discapacidad comenzó antes de los 22 años. En este caso, los beneficios pueden continuar hasta la edad adulta.

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


El joven también debe estar soltero, excepto en circunstancias muy limitadas en las que adultos discapacitados reciben beneficios por hijo sobre el registro laboral de uno de sus padres.

Los hijos de un beneficiario vivo del Seguro Social pueden cobrar hasta la mitad de la cantidad del seguro primario del padre. Ese es el beneficio que un trabajador tiene derecho a cobrar a la edad plena de jubilación.

Los beneficios para sobrevivientes para niños pueden ser de hasta el 75% del beneficio mensual de un padre fallecido.

Los niños discapacitados en hogares de bajos ingresos también pueden reunir los requisitos para recibir la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI), un programa de beneficios que el Seguro Social administra pero no financia. Más de 1 millón de menores recibían SSI en marzo del 2022.

Estos beneficios pueden continuar hasta que el niño cumpla 18 años, sujeto a revisiones periódicas de su enfermedad. Cuando los beneficiarios cumplen 18 años, el Seguro Social reevalúa la situación para determinar si reúnen los requisitos para recibir SSI bajo diferentes criterios para las personas adultas.

Puedes encontrar información detallada en las publicaciones Benefits for Children y Benefits for Children with Disabilities de la SSA.

Ten en cuenta que

Los pagos de los beneficios para niños pueden reducirse sujeto al máximo familiar del Seguro Social. Esta regla limita la cantidad total que la familia inmediata de un trabajador puede recibir sobre su registro laboral. Es más probable que ese máximo entre en juego si son varias las personas que reciben beneficios sobre los registros laborales de ese trabajador.

Actualizado el 2 de junio de 2022