Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

¿Estás pensando en comprar una casa rodante cuando te jubiles?

Un experto en vehículos recreativos explica lo que debes saber antes de salir a la carretera.

Jeremy Puglisi en el RV Expo

AARP

In English | Jubilarse y disfrutar de una casa rodante puede ser tentador, ya sea que pienses vivir en tu vehículo recreativo durante largos períodos o simplemente usarlo para vacaciones cortas. En cualquier caso, es importante recordar que una casa rodante es una inversión considerable. Mientras que una caravana híbrida remolcable cuesta unos pocos miles de dólares, una casa rodante motorizada con todos los lujos y las comodidades de una vivienda puede llegar a medio millón de dólares o más. Le pedimos a Jeremy Puglisi, copresentador del pódcast RV Travel Atlas y coautor de Idiot's Guides: RV Vacations, que nos ilustrara sobre la realidad de ser dueño de una casa rodante. Esto es lo que dijo.

¿Qué debes tener en cuenta antes de comprar una casa rodante?

Piensa en si quieres una casa motorizada (que conduces) o algo como una caravana convencional (que remolcas con una camioneta). A menudo les decimos a quienes ya tienen una camioneta que podrían comprar una caravana remolcable porque ya han gastado mucho del dinero. Yo tengo una camioneta de $40,000 y una casa rodante de $30,000. Si lo sumas, son $70,000. Podría haber comprado una casa rodante motorizada, pero me gusta mi camioneta.

La segunda cosa importante que debes saber es cuán grande quieres que sea la casa. Muchas personas, especialmente si están pensando en instalarse en la casa rodante o jubilarse, pueden verse tentadas de comprar una realmente grande, de 40 pies, porque quieren tener espacio. Pero hay que pensar que tal vez sea más difícil entrar a algunos campamentos.

Clases de casas rodantes remolcables

AARP

¿Qué más debes considerar en una casa rodante para la jubilación?

Si estás jubilado y vas a vivir en la casa rodante o hacer viajes muy largos, debes buscar algo que sirva en todas las estaciones y puedas usar en temperaturas distintas. Muchos concesionarios de casas rodantes dirán que una casa es para las cuatro estaciones, pero luego resulta que el aislamiento térmico no es tan bueno. Hay mucha información valiosa en YouTube y en línea para buscar una casa rodante buena para las cuatro estaciones, y sobre las empresas que efectivamente fabrican casas rodantes para todo tipo de climas.

En cuanto a clases y tipos diferentes, están las casas rodantes remolcables, que incluyen las caravanas híbridas, pero una persona que se va a jubilar probablemente no se jubile en una caravana híbrida. Está también la caravana convencional, tal vez algo como un Airstream. Y también están las caravanas de quinta rueda, conocidas como los Cadillac de los vehículos recreativos. Son muy residenciales, muy lujosas. Son como un segundo hogar. Si yo me estuviera por jubilar y buscara una casa remolcable, buscaría una de quinta rueda.

Clases A, B, y C de casas rodantes

AARP

¿Qué puedes decir de las casas rodantes motorizadas?

Entre las casas motorizadas, están las de clase A, que parecen autobuses, a falta de una descripción mejor. No hay una cama sobre el área del conductor, por lo que tienes una cabina grande con un parabrisas enorme. Después están las de clase C, que tienen la cama grande sobre el área del conductor. Esas también son muy buenas opciones si te estás jubilando o vas a pasar mucho tiempo en la casa rodante. Y también están las de clase B, que son como camionetas, por lo que tienes que decidir si podrás sobrevivir en ese espacio limitado.

¿Qué puedes decirnos sobre los costos de mantenimiento?

Las remolcables no tienen mucho costo de mantenimiento porque no tienen motor. Tienes que aislar la casa para el invierno y engrasar los cojinetes de las ruedas (para evitar que se oxiden), algo que puedes hacer tú mismo. Ahora, cuando compras una casa motorizada, hay un motor. Vas a tener todo el mantenimiento que requiere un motor. Ciertas casas motorizadas necesitarán servicio en el concesionario para un tipo muy específico de cambio de aceite; otras, como las de clase C con chasis 4450, podrían recibir servicio en tu concesionaria Ford. Pero incluso estos cambios de aceite pueden sumar gasto.

¿Gasolina o diésel?

La mayoría dirá que el diésel es más durable y tiene vida más larga. Tiene más costos de mantenimiento, pero también tiene mejor rendimiento a mayor altitud en las montañas. Los motores de gasolina pueden ser realmente buenos también, pero la vieja sabiduría general en la industria de casas rodantes es que el motor diésel es una mejor inversión, no se desvaloriza tanto y dura mucho tiempo.

¿Qué se debe buscar en un concesionario de casas rodantes?

Debes elegir un buen concesionario. A veces decimos que un buen concesionario es casi tan importante como una buena casa rodante. Elige un concesionario que haya estado operando mucho tiempo, tal vez propiedad de una familia, con mucha experiencia. Fíjate cuántas bahías de servicio tiene. Si no tiene bahías de mantenimiento, esa es una señal de que debes ir a otro lado.

¿Cuán difícil es conducir una casa rodante?

Conducir las de clase C es muy fácil. Pero bien, he conducido casas de clase A y creo que fueron algo más difíciles de manejar. Mi recomendación es tomar clases para conducir las de clase A. Un buen concesionario ofrecerá esas clases. Si has manejado un U-Haul, no tendrás problemas con la clase C. Una casa de clase B es básicamente una camioneta. En cuanto a remolcar una casa rodante, yo al principio me sentí intimidado, pero después de unas semanas me sentí muy cómodo.

Lo que no debes buscar es una casa muy grande. Si llegas a los 40 pies, va a ser un poco más intimidante remolcarla. Si te mantienes más en los 30 o 28 pies (de longitud) —un tamaño que te da más que suficiente espacio para los viajes de una pareja jubilada—, va a ser más fácil retroceder y estacionar.

¿A dónde recomendarías viajar por primera vez en tu casa rodante nueva? ¿Al Gran Cañón?

Creo que durante tu primer viaje, deberías acampar cerca de tu hogar. Haz un viaje de práctica a algún lugar aburrido, a 10 minutos de casa. Aprende todos los sistemas de la casa rodante y realiza varios viajes cortos antes de aventurarte en las vacaciones que tanto has soñado. No querrás descubrir un problema con la casa rodante cuando estés en algún lugar hermoso, como el Parque Nacional Glacier; imagina tener que lidiar con el sistema de tuberías ahí.

 

Algunas preguntas y respuestas se editaron por motivos de claridad y longitud.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO