Skip to content
 

Nuevos esfuerzos para asegurar que se paguen las pensiones

MetLife advierte sobre beneficios jubilatorios sin reclamar; aquí te mostramos cómo rastrear los tuyos.

Billetes de 100 dólares debajo de un papel

GETTY IMAGES

Según la compañía de administración de inversiones TIAA, al año 2015, el 30% de empleados habían abandonado una cuenta de ahorros jubilatorios de un empleador anterior.

In English |  A fines del 2017, MetLife informó que durante años no había pagado los beneficios que correspondían a aproximadamente 13,500 jubilados.

¿El motivo? La empresa no tenía cómo ubicarlos. Algunas de las cuentas que MetLife no pagaba provenían de planes de pensión que la compañía asumió hace 25 años, cuando los beneficiarios todavía estaban lejos de la edad para jubilarse. El proceso de MetLife consistía en hacer dos intentos de contacto con los jubilados: una vez cuando se aproximaban a la edad de 65 años, y por segunda vez cinco años y medio más tarde, cuando las leyes federales requieren que los jubilados comiencen a cobrar sus beneficios. A la luz de su descubrimiento, MetLife estableció intentos de contacto más frecuentes y variados.

A medida que las personas pasan de un trabajo a otro y se mudan, van dejando atrás planes de pensión y otros valiosos beneficios jubilatorios. Aunque estos beneficios pueden proporcionar ingresos vitales para los jubilados, muchos no han llevado la cuenta de todos los planes jubilatorios en los que han participado a lo largo de su carrera. Y a veces las compañías cambian sus nombres después de que la persona deja el empleo, lo que hace más difícil que el antiguo empleado se mantenga en contacto. Hay varios sitios web y recursos que ofrecen ayuda a los trabajadores para ubicar los beneficios jubilatorios que pueden reclamar.

Estamos hablando de grandes cantidades de dinero. Según la compañía de administración de inversiones TIAA, al año 2015 un 30% de los empleados habían abandonado una cuenta de ahorros jubilatorios de un empleador anterior. La Oficina de Responsabilidad Gubernamental (Government Accountability Office) informó recientemente que entre el 2004 y el 2013, más de 25 millones de empleados dejaron atrás al menos una cuenta de ahorros jubilatorios.

"Nuestra vida continúa luego de que nos separamos de un empleador y es muy fácil perderle el rastro a algo que no podemos cobrar inmediatamente", dice Ellen Kleinstuber, presidenta del American Academy of Actuaries’ Pension Committee. "Muchas personas no recuerdan que han acumulado una pensión mensual hasta que son mayores y se enfocan en la jubilación".

Una de las soluciones propuestas es una ley sobre ahorros jubilatorios y cuentas perdidas y encontradas —la Retirement Savings and Lost and Found Act del 2018—, que se presentó en el Senado a comienzos de este mes. Esta ley, que cuenta con el apoyo de AARP, autoriza la creación de una base de datos nacional en línea que permita búsquedas interactivas y ayude a los trabajadores a encontrar cuentas de jubilación que pueden haber dejado atrás durante la transición entre empleos. Este recurso público se alimentaría con datos que los empleadores ya están obligados a compartir con el Departamento del Tesoro.

A falta de una base nacional de datos, hay varios pasos que los empleados pueden seguir para determinar si han dejado atrás dinero para la jubilación que no han reclamado. Aquí te recomendamos qué hacer:

  • Comunícate con tus antiguos empleadores. Idealmente, deberías recibir por correo en forma periódica los estados de cuenta de cada uno de los planes de jubilación a los que has aportado alguna vez. Si sospechas que tienes un plan pero no recibes los estados de cuenta, llama a tu antiguo empleador y pide hablar con el administrador del plan de pensiones.
  • Consulta con la Pension Benefit Guaranty Corporation (PBGC, Corporación de garantía de beneficios de pensiones). La PBGC fue creada por el Gobierno federal en 1974 para proteger el ingreso jubilatorio de los trabajadores en Estados Unidos en casi 24,000 planes de pensión definidos del sector privado cuando esos planes se cancelan. El programa se expandió a principios de año y ahora también cubre planes de contribución definidos como los planes 401(k) y algunos planes de beneficios definidos. Si sospechas que le has perdido la pista a algún plan jubilatorio, la PBGC mantiene una base indexada de datos de pensiones no reclamadas y ha publicado una guía con consejos y mejores prácticas para realizar la búsqueda de un plan
  • Visita el sitio web del Department of Labor (Departamento de Trabajo). Este sitio ofrece varios recursos, entre ellos un formulario que los empleados pueden enviar para solicitar ayuda para ubicar planes jubilatorios y contactarse con ellos, obtener documentos del plan y solicitar asistencia si un empleador anterior ha presentado un pedido de quiebra o está siendo adquirido por otra compañía. Una vez enviado el formulario, los asesores de beneficios se comunican con el empleado y atienden sus inquietudes específicas. Otro servicio en línea del Departamento de Trabajo permite a los trabajadores buscar planes de jubilación que han sido cancelados.
  • Comunícate con PensionHelp. Este servicio del Pension Rights Center —una organización sin fines de lucro dedicada a los derechos del consumidor— te guía por una serie de preguntas en línea para ayudarte a definir tu búsqueda de algún plan de jubilación perdido.
  • Haz una búsqueda en la base de datos de propiedad no reclamada de tu estado. Si tu plan está tratando de ubicarte pero no te encuentra, podría enviar tus beneficios a la división de propiedad no reclamada de tu estado. Muchos estados cuentan con bases de datos en línea que te pueden ayudar a determinar si tienes alguna propiedad no reclamada, entre ellas alguna pensión.
  • Consulta el National Registry of Unclaimed Retirement Benefits (Registro Nacional de Beneficios Jubilatorios no Reclamados). Esta es una base de datos gestionada por PenChecks, Inc. Los empleados pueden realizar búsquedas en este recurso que se actualiza constantemente para identificar posibles saldos no reclamados de cuentas jubilatorias que les pertenecen a ellos o a algún familiar fallecido.

También te puede interesar:

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO