Skip to content
 

Los choques con ciervos aumentan cuando termina el horario de verano

Eliminar el cambio de hora podría reducir las colisiones y las muertes de personas y de vida silvestre, según un estudio.

Ciervo en una carretera frente a un auto en la noche

GETTY IMAGES

In English

​Este fin de semana dormiremos una hora más, pero eso tiene un costo. Según un estudio publicado en Current Biology (en inglés), se calcula que cada año 36,550 ciervos mueren atropellados por conductores que sufren los efectos de nuestro ritual de atrasar los relojes una hora cada otoño.

A medida que los legisladores consideran abandonar el cambio de hora que se realiza dos veces al año, un equipo de investigadores de University of Washington ha descubierto que aplicar el horario de verano durante todo el año reduciría la cantidad de accidentes en nuestras carreteras, lo que probablemente evitaría alrededor de 36,550 muertes de ciervos, 33 muertes de personas y 2,054 lesiones humanas.

“Las colisiones de vehículos con animales salvajes son un problema enorme y creciente”, dijo en un comunicado el investigador posdoctoral Calum Cunningham, de University of Washington. “Hay costos sociales —personas fallecidas y lesionadas— y también es un problema de conservación, ya que es una de las principales causas de muertes de vida silvestre provocadas por los seres humanos”.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


Según los investigadores, se calcula que en el país hay 2.1 millones de choques entre vehículos y venados cada año, que causan aproximadamente 440 muertes y 59,000 lesiones.

Historia del horario de verano

Alemania implementó el horario de verano en 1916 para ahorrar combustible durante la Primera Guerra Mundial. Estados Unidos adoptó la práctica en 1918, pero no se estandarizó en todo el país hasta la aprobación de la Ley de Horario Uniforme de 1966, que otorga al Gobierno federal autoridad sobre el cambio de horario. Desde el 2007, el horario de verano comienza el segundo domingo de marzo, cuando atrasamos nuestros relojes una hora, y termina el primer domingo de noviembre. Eso significa que este año, el 6 de noviembre a las 2 a.m., los relojes se atrasarán a la 1 a.m.

La práctica tiene muchos detractores. En años recientes el aumento en las preocupaciones sobre sus efectos en la salud ha motivado a por lo menos 40 estados a proponer leyes para eliminar el cambio de hora que se realiza dos veces al año. En los últimos cinco años, 19 estados promulgaron leyes o aprobaron resoluciones para mantener el horario de verano durante todo el año, según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales. En marzo, el Senado de EE.UU. aprobó una medida que haría permanente el horario de verano en todo el país en noviembre del 2023. El proyecto de ley necesita la aprobación de la Cámara de Representantes y la firma del presidente para convertirse en ley.

El trabajo de los investigadores

Para el estudio, los investigadores analizaron un conjunto de datos de más de 1 millón de colisiones entre vehículos y ciervos en 23 estados entre 1994 y el 2021. Descubrieron que los choques entre vehículos y venados son más prevalentes en las horas justo antes y después del atardecer, cuando los ciervos son más activos. Descubrieron que estos accidentes alcanzan su punto más alto en el otoño durante el período de celo de los ciervos. Además, encontraron un aumento del 16% en los choques de autos con venados en la semana siguiente al retorno al horario estándar en el otoño.

“Creemos que este aumento de colisiones en el otoño sucede debido a la coincidencia de dos factores: el período de apareamiento de los ciervos y el cambio del horario de verano a la hora estándar. No vemos un aumento equivalente en los choques de vehículos con ciervos durante el cambio de hora en la primavera, y creemos que eso se debe en parte a que la primavera no es la temporada de celo para los ciervos”, dijo en un comunicado la investigadora del estudio Laura Prugh, profesora adjunta de Ciencias Cuantitativas de la Vida Silvestre en University of Washington.

Basándose en los datos, los investigadores estimaron un aumento de 73,660 colisiones si se impone la hora estándar en forma permanente, con 66 muertes humanas más y 4,140 lesiones adicionales. Imponer el horario de verano a modo permanente mostró la tendencia opuesta: una disminución de alrededor del 2.3% en los choques de vehículos y venados durante un año completo.

Peter Urban es un escritor y editor que se especializa en noticias sobre la salud. Urban trabajó veinte años como corresponsal en Washington, para periódicos en Connecticut, Massachusetts, Ohio, California y Arkansas, incluido un período como jefe de la oficina de Washington de Las Vegas Review-Journal. Su trabajo independiente se ha publicado en Scientific American, Bloomberg Government y CTNewsJunkie.com.