Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo conducir mejor durante la primavera y en condiciones cambiantes

Es hora de inspeccionar las llantas, evitar los baches y adecuar tu auto al clima de la región local.

Cono de tránsito señala la presencia de un hueco en la calle

nojustice/Getty Images

In English | El clima de la primavera varía en el país, por lo que las condiciones de conducción también varían.

"Las precauciones que debes tener en un estado pueden ser diferentes a las de otro estado", dijo el portavoz de la AAA Andrew Gross.

Si la primavera es lluviosa —una situación común—, prepara primero lo más esencial. Si no está en buenas condiciones, puede que tengas problemas incluso desde el principio.

Inspecciona las llantas

Las llantas son la única conexión que tienen con la carretera. Asegúrate de que la banda de rodamiento sea lo suficientemente profunda para desparramar el agua en la carretera en lugar de dejar que se acumule debajo de las llantas.

Una buena forma de medir es la usar una moneda de 25 centavos con la cabeza de George Washington hacia abajo. Si puedes ver la parte superior de su cabeza, significa que la banda mide menos de 1/8 de pulgada y debes reemplazar la llanta pronto.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


La prueba de la moneda de un centavo, que es la de ver la cabeza de Abraham Lincoln por encima de la banda, significa que mide menos de 1/16 de pulgada. Las bandas de rodamiento de las llantas nuevas miden aproximadamente cinco veces esa profundidad.

Si la llanta no pasa la prueba del centavo, hay que tomar medidas inmediatas: 42 estados tienen leyes que requieren que las llantas tengan bandas de rodamiento que midan por lo menos 1/16 de pulgada, según la AAA. Las leyes de Idaho y California requieren que midan al menos 1/32 de pulgada, y seis estados no tienen requisitos.

Desde un punto de vista de seguridad, el que midan muy poco puede causar que las llantas floten sin poder controlarlas en la superficie del pavimento, conocido como hidroplaneo. Y mientras más nueva sea la llanta, mejor.

"En promedio, las llantas nuevas permiten mantener una mejor distancia de casi 90 pies para detenerse , más que la longitud de un camión de semirremolque", según un estudio del 2018 de la entidad AAA.

Las llantas de más de 6 años de antigüedad, sin importar la profundidad de las bandas, necesitan reemplazarse porque la goma empieza a deteriorarse, según los fabricantes. Para investigar el cumpleaños de tus llantas, busca bajo la sección del código DOT (Departamento de Transporte), que usualmente está impreso en la parte interior de la llanta, donde no es fácil de acceder. Las llantas de vehículos que pesan menos de 10,000 libras también tienen parte del código en el exterior, donde se puede ver con más facilidad.

Los últimos cuatro dígitos del código, que incluye 13 caracteres desde el 2015, son la fecha de producción, basada en la semana del año, y los últimos dos dígitos representan el año.

"En promedio, las llantas nuevas permiten mantener una mejor distancia de casi 90 pies para detenerse, más que la longitud de un camión de semirremolque".

— Estudio del 2018 de la AAA

Evalúa tus limpiaparabrisas

Las escobillas para limpiaparabrisas son de suma importancia para permitirte ver. Es fácil olvidarse de las escobillas (hasta que las necesitas para ver en la lluvia y limpiar la suciedad que salpican otros vehículos). Asegúrate de que no estén muy sueltas en los brazos y que no tengan separaciones.

Limpia las escobillas con una servilleta o un paño remojado en líquido para parabrisas o un detergente suave. Después, lava el parabrisas y asegúrate de quitar cualquier insecto seco, suciedad de la carretera o savia.

Haz una prueba de los limpiaparabrisas mientras estás en tu calzada después de humedecer el parabrisas. Si hay puntos en los que tus limpiaparabrisas dejan marcas en el vidrio y no limpian la basura, se puede deber a su antigüedad y tal vez sea hora de reemplazarlos.

No olvides realizar la misma prueba en la ventana trasera con limpiaparabrisas.

Mantente atento

Si estos elementos básicos funcionan bien, recuerda estos consejos:

• Conduce más despacio en las carreteras resbalosas. Resbaloso no quiere decir cubierto de hielo. El granizo puede no solo dañar los vehículos de arriba, sino también, como el hielo, cubrir las carreteras.

La lluvia implica sus propios riesgos para la seguridad. Cuando empieza a llover, el agua levanta una capa de aceite y otras sustancias resbalosas de la carretera, lo que crea caminos peligrosos.

O tal vez haya pasado la tormenta primaveral, pero es posible que el agua haya arrastrado lodo o las hojas que dejó el otoño a la carretera. Reduce la velocidad y deja más distancia entre tu vehículo y el auto enfrente, en caso de que se detenga repentinamente.

Las llantas pueden desempeñar una parte importante en determinar la distancia que necesitas para detenerte, pero no son el único factor a considerar.

• Comparte la carretera. El clima cálido y la hora adicional de sol gracias al horario de verano hace que salgan más ciclistas, motociclistas y peatones. Algunos de estos peatones serán niños, quienes no tienen una buena idea sobre dónde transitar en una calle o acera.

• Entiende los efectos de los medicamentos al conducir. Para muchas personas, la primavera significa alergias estacionales.

Los medicamentos de venta libre contra las alergias pueden tener efectos secundarios o interactuar con otras sustancias, lo que afecta tu capacidad de conducir. Otros medicamentos para la diarrea, como Imodium con loperamida como ingrediente activo, pueden causar somnolencia.

Los analgésicos opioides pueden disminuir la velocidad de reacción y ocasionar accidentes en los que, a menudo, el conductor se sale del carril y choca contra otro vehículo.

• Si es posible, esquiva los baches. Los baches profundos pueden hacer que tu auto se desvíe y forzarte a comprar una llanta nueva antes de lo necesario, o incluso pagar por una rueda nueva.

Tal vez puedas presentar una reclamación por daños, pero las leyes varían entre ciudades y estados, y lo más probable es que tengas que demostrar que la negligencia fue del Gobierno.

• Evita conducir por charcos grandes. Ya sea que te enfrentes a una fuerte tormenta o inundaciones después de la lluvia, conducir a través del agua no es buena idea.

Incluso en una calle con la que estés familiarizado, el agua inesperada podría haber creado baches nuevos, hacer que los existentes sean más profundos, movido la tapa de una alcantarilla o quitado secciones completas de asfalto. Añade la posibilidad de una corriente que no puedes evaluar desde el asiento del conductor, y podrías terminar en una situación de la que no puedas salir sin ser rescatado.

Conducir a través de un charco, aunque sea pequeño, podría afectar tus frenos, impedir tu vista u ocasionar hidroplaneo.

• Mantente al tanto del mal tiempo. Grandes sectores del Medio Oeste y el Sur tienen, en promedio, más de dos docenas de tornados al año, según la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica. Y la primavera es la temporada ideal para los tornados.

Si al conducir ves una nube embudo o escuchas una alerta de tornado para el área mientras estás conduciendo, te encontrarás en una situación muy peligrosa, según Roger Edwards, meteorólogo principal en el Storm Prediction Center en Norman, Oklahoma. Si puedes visualizar el tornado, pero está lejos, es posible que puedas conducir fuera de su camino al moverte en dirección en ángulo recto del mismo.

Pero si ya te encuentras entre los vientos fuertes y con residuos volando en el aire, estaciona tu vehículo fuera de los carriles de tráfico, permanece en el vehículo con el cinturón de seguridad puesto, inclínate lo más que puedas por debajo de las ventanas y cubre tu cabeza con tus manos, una manta, un abrigo u otro material acolchado.

No busques refugio debajo de un puente o paso elevado. Únicamente si puedes encontrar un lugar que esté más abajo que la carretera es cuando puedes salir del vehículo y acostarte boca abajo, recomienda Edwards. Continúa cubriendo la parte posterior de tu cabeza con las manos.


¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO