Skip to content
 

Adiós a las tarjetas SIM de los teléfonos inteligentes; bienvenidas a las tarjetas eSIM con chip integrado

Gracias a la nueva tecnología, ya no tendrás que echar a perder un sujetapapeles.

Gráfica de una eSIM rodeada de tarjetas SIM

Getty Images

In English

Si tienes uno de los nuevos modelos del iPhone 14, lanzados por Apple en septiembre, tal vez hayas notado que el teléfono no cuenta con bandeja SIM —el mecanismo extraíble en el que se aloja la tarjeta de módulo de identificación de suscriptor (SIM)—.

La tarjeta SIM vincula tu número de teléfono y las credenciales de tu cuenta con la empresa de telefonía. Estas tarjetas tienen fama de ser difíciles de extraer; por lo general, hay que introducir un sujetapapeles u otra herramienta puntiaguda en el pequeño orificio ubicado en el borde del teléfono.

Sin embargo, Apple ha apostado a la tecnología digital con el uso de tarjetas SIM integradas —conocidas como "tarjetas eSIM"— en sus más recientes dispositivos. Eso significa que, incluso en otras marcas de teléfono inteligente, las tarjetas SIM físicas podrían estar en vías de extinción, tal como ha sucedido con otros elementos, como las ranuras para tarjetas de memoria y las baterías que el propio usuario puede reemplazar.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


Si bien las tarjetas SIM físicas no desaparecerán de inmediato, ya existen en el mercado muchos teléfonos compatibles con la tecnología eSIM. Entre ellos figuran ciertos dispositivos de Google Pixel, Samsung Galaxy y otros modelos que usan el sistema operativo Android y que se han lanzado en años recientes, así como los modelos Xs y Xr de iPhone, estrenados en el 2018. Una notable excepción: los iPhone vendidos en China continental no son compatibles con las tarjetas eSIM.

Algunos teléfonos pueden usar ambas

Por ahora, algunos teléfonos permiten usar tanto las tarjetas SIM físicas como las tarjetas eSIM integradas. Además, algunos dispositivos son compatibles con el uso de una doble SIM, ya sea con una sola bandeja para dos pequeñas tarjetas SIM —estas vienen en tamaños estándar, micro y nano— o con una tecnología que permite usar una tarjeta SIM física y una tarjeta eSIM ya incluida. La principal ventaja de una doble SIM consiste en poder usar dos líneas telefónicas en el mismo dispositivo (por ejemplo, una línea para el trabajo y la otra para uso personal).

Es cierto que muchas personas llevan años usando su teléfono celular sin tener que extraer la tarjeta SIM física, lo cual tal vez solo suceda cuando compras un teléfono nuevo o cambias de operador o, quizás, cuando viajas a otro país. Sin embargo, esta extracción puede ser una tarea molesta, sobre todo si se cae la tarjeta SIM, si se inserta incorrectamente o, lo que es aún peor, si se queda atascada en una posición incorrecta dentro del teléfono.

"Las tarjetas eSIM representan una gran mejora para las personas con discapacidad física, que nunca más tendrán que lidiar con las pequeñísimas tarjetas SIM y esos diminutos orificios por los que se extraen", señala Avi Greengart, analista tecnológico de Techsponential, una empresa con sede en Nueva Jersey.

Jeff Howard, vicepresidente de Hardware y Soluciones para Socios en AT&T, coincide: "Desde nuestra perspectiva, lo vemos literalmente como una mejora de la experiencia del cliente. Así se simplifica el proceso de activación y se puede ejercer control desde el propio dispositivo. No es necesario enviar tarjetas SIM físicas, y el cliente no tiene que encontrar el orificio por el cual se introduce la herramienta".

3 ventajas de las tarjetas eSIM

Aunque no hayas tenido que practicar la operación quirúrgica para extraer la tarjeta SIM, la nueva tecnología promete ofrecer otras ventajas.

1. Más seguridad. En primer lugar, las tarjetas SIM físicas pueden extraviarse o dañarse. Suele ser más rápido —y podría ser menos riesgoso— activar un reemplazo digital.

Lamentablemente, han ocurrido estafas en las que se roba una tarjeta SIM física para colocarla en otro teléfono. Una vez pirateada la tarjeta SIM, las llamadas y los mensajes de texto entrantes, así como otros datos, pueden ser desviados al dispositivo del delincuente.

En el peor de los casos, el intercambio de tarjetas SIM puede dar lugar al robo de identidad. Con la tecnología eSIM, en cambio, no hay tarjeta física que pueda robarse.

2. Múltiples líneas telefónicas. Así como un teléfono con dos tarjetas SIM físicas permite usar más de una línea, las tarjetas eSIM ofrecen la misma posibilidad. Los modelos más recientes del iPhone admiten hasta ocho tarjetas eSIM, aunque solo dos de ellas pueden estar activas al mismo tiempo.

Según Apple, ambos números de teléfono se pueden usar para hacer y recibir llamadas de voz o FaceTime, así como para enviar y recibir mensajes de iMessage, multimedia o texto. En la parte superior de la pantalla pueden aparecer los indicadores de fuerza de la señal para cada línea.

Si tu teléfono está desbloqueado, puedes usar tarjetas eSIM de dos operadores distintos. De otra manera, la segunda línea tiene que ser del mismo operador.

3. Se ofrecen opciones similares en el extranjero. Si tienes planes de viajar a otro país, pero no quieres pagar las elevadas tarifas de itinerancia ("roaming") internacional, puedes comprar una tarjeta SIM de bajo costo, prepagada y vinculada a un número local de tu destino, para que puedas usarla durante tu viaje. Si tu teléfono no cuenta con bandeja SIM, tendrás que buscar un operador de telefonía móvil que admita la tecnología eSIM.

En el sitio web de Apple se ofrece una lista de operadores en cada país que pueden asignar digitalmente una tarjeta eSIM a tu teléfono. Si compraste un iPhone 14 en Estados Unidos y piensas usarlo en el extranjero, más de 400 empresas de telefonía móvil en más de 100 mercados del mundo ofrecen la tecnología eSIM para tu dispositivo, según Apple.

Cómo configurar una tarjeta eSIM en un iPhone

Hay dos maneras de activar un iPhone nuevo con tarjeta eSIM:

• Si tu proveedor de telefonía móvil admite la "activación de operador de eSIM", asignará automáticamente una tarjeta eSIM a tu teléfono cuando lo compres.

• Si el proveedor admite la "transferencia rápida de eSIM", podrás transferir digitalmente tu número telefónico existente sin tener que comunicarte con tu operador. Sigue las instrucciones que aparezcan en la pantalla del iPhone durante la configuración.

Si ninguna de esas dos opciones está disponible, el operador podría ofrecer un código QR, el cual se puede escanear con la cámara del teléfono para acceder a una página web.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Además, se puede agregar una línea eSIM o convertir una tarjeta SIM física en una eSIM si el teléfono admite esta opción. Toca Settings (Configuración) | Cellular (Datos celulares) | Add eSIM (Agregar eSIM). Puede que veas una lista de números telefónicos que ya has guardado en otro teléfono. Toca el número para transferir la línea, siempre que el número no tenga restricciones.

En caso de cualquier problema, toca Other Options (Otras opciones) y luego toca Transfer From Nearby Phone (Transferir de iPhone cercano) o Use QR Code (Usar código QR). Si eliges esta última opción, escanea el código QR y, por razones de seguridad, introduce el código de activación u otra información proporcionada por tu proveedor, según lo que se solicite. Sigue las instrucciones en pantalla.

Si eliges la opción Transferir de iPhone cercano, verifica que el otro teléfono esté desbloqueado, que tenga activado Bluetooth y que utilice iOS 16 o una versión posterior. Una vez más, sigue las instrucciones en pantalla.

Es posible que también veas la opción Convert to eSIM (Convertir en eSIM), si tu operador la ofrece. Si es así, toca Convert Cellular Plan (Convertir plan de datos celulares) | Convert to eSIM (Convertir en eSIM). Con eso se desactivará tu tarjeta SIM física, y se recomienda extraerla del dispositivo.

Cómo configurar una tarjeta eSIM en Android

Como no todos los teléfonos Android son iguales, la manera de configurar una tarjeta eSIM varía de acuerdo con el dispositivo.

Por ejemplo, en un Samsung Galaxy, confirma primero que el software esté actualizado. Después, toca Settings (Ajustes) | Connections (Conexiones) | SIM Card Manager (Administrador de tarjetas SIM). A continuación, selecciona Add Mobile Plan (Agregar plan móvil). Luego puedes optar por escanear un código QR o seguir las instrucciones en pantalla para activar un plan preasignado.

Edward C. Baig es un escritor que colabora con artículos sobre tecnología y otros temas del consumidor. Anteriormente trabajó para USA Today, BusinessWeek, U.S. News & World Report y Fortune; es autor de Macs for Dummies y coautor de iPhone for Dummies y iPad for Dummies.