Skip to content
 

¿Te espía tu hogar inteligente?

Los aparatos y equipos de tu casa podrían estar escuchándote. Te explicamos cómo desactivarlos.

Dispositivo Amazon Alexa con reloj sobre un armario

Amazon

In English

Cuando haces una búsqueda en internet con palabras como "viaje" o "vacaciones", no es por casualidad que luego aparezcan anuncios de aerolíneas u hoteles en los sitios web que visites.

¿Te suena familiar? Muchos usuarios de internet han llegado a aceptar esta publicidad dirigida.

Pero ahora que usamos la voz para controlar los televisores inteligentes, altavoces inteligentes y otros dispositivos, ¿también se usa lo que decimos para recopilar datos sobre nosotros? En pocas palabras: sí y no.

Estos dispositivos no escuchan tus conversaciones. Pero una vez que actives el micrófono diciendo la palabra de activación en un altavoz inteligente u oprimiendo un botón en (por ejemplo) el control remoto de un televisor inteligente, lo que digas a continuación probablemente será usado para seleccionar mejor la publicidad que recibas.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


Casi todos autorizamos ciegamente el uso de nuestros datos cuando hacemos clic en OK (Aceptar) en los acuerdos en letra pequeña que vemos cuando configuramos los dispositivos. A fin de cuentas, la jerga legal que se usa para redactar las condiciones contractuales puede ser difícil de entender. Aun así, es comprensible que a muchos usuarios no les guste sentirse vigilados.

¿Qué hacen con tus datos?

Para muchos tipos de compañías, tus datos tienen valor. Los fabricantes de televisores inteligentes tal vez quieran saber lo que te interesa ver, y podrían vender esta información a los anunciantes deseosos de obtenerla.

Asimismo, lo que escuches en tu altavoz inteligente, los tipos de publicaciones que te gusten en las redes sociales y las palabras que introduzcas en los motores de búsqueda, todo ello tiene valor para las empresas proveedoras de estos servicios, así como para los anunciantes, los corredores de datos, las empresas de motores de búsqueda y navegadores, y las plataformas de redes sociales.

Las empresas afirman que los anuncios dirigidos te permiten ver información más pertinente y mejoran tu experiencia al navegar por internet. Si “te gustan” 👍 ciertas publicaciones en Facebook acerca de jugar al golf, y si comentas en ellas, es posible que veas en tu navegador más anuncios relacionados con ese deporte, en vez de ver anuncios sobre cómo tocar un instrumento musical.

O bien, si permites que tu teléfono inteligente revele los datos de tu ubicación cuando introduzcas "café" en Google Maps, te mostrará lugares que estén cerca de ti y no en otra ciudad o estado. Entiendes la idea.

Cabe notar que los anunciantes no te conocen por tu nombre; es decir, todos tus datos son anónimos. Sin embargo, muchas personas se sienten incómodas ante esta práctica.

Y hay otro motivo por el cual los altavoces inteligentes registran y procesan lo que digas: eso ayuda a mejorar, con el tiempo, tu experiencia con tu dispositivo Amazon Echo, Apple HomePod o Google Home. Los datos registrados pueden hacer más precisa y rápida tu interacción con el asistente digital, a medida que este aprenda cómo pronuncias ciertas palabras.

Los datos también pueden compartirse con otros dispositivos

Altavoz inteligente de Google junto a una planta

GETTY IMAGES

El Asistente de Google se puede encontrar integrado en dispositivos que no hacen parte de su serie de altavoces inteligentes Nest. El Harman Kardon Citation One MKIII se introdujo en 2022.

Las grabaciones de tu voz también permiten personalizar tu dispositivo, para que este te brinde mejores sugerencias y respuestas. Si le enseñas a tu altavoz inteligente a reconocer las voces de tu hogar, te ofrecerá información personalizada. Si le preguntas lo que está programado para ese día, la información que escuches será solo la de tu propio calendario, y no la de tu familia entera.

Además, tus altavoces pueden usar la información que les des para personalizar los anuncios que verás en tu computadora o teléfono. Si le pides a tu altavoz Google Home que haga un pedido de comida para tu perro, es posible que veas anuncios relacionados con la alimentación de mascotas cuando abras el navegador Google Chrome.

En realidad, los altavoces inteligentes en sí son bastante tontos. El aparato físico es el medio por el que se transmiten tus preguntas por internet hasta los servidores que las procesan y, luego, envían las respuestas al altavoz.

Y los altavoces no graban nada de lo que dices antes de que los despiertes. No es hasta que digas la palabra de activación —por ejemplo, "Alexa" para el Amazon Echo, "Oye Siri" para el Apple HomePod u "OK Google" para el Google Home— que el altavoz empieza a escuchar.

Cómo desactivar el altavoz o televisor inteligente

Si toda esta recopilación de datos te pone nervioso, puedes desconectarte. Pero si te gusta lo cómodo que es usar la voz —que para muchas personas es más intuitivo que usar un teclado—, y si no quieres abandonar tus altavoces o tu televisor inteligente, puedes tomar algunas medidas para mayor privacidad.

En la mayoría de los televisores inteligentes, puedes desactivar la tecnología de reconocimiento automático de contenido (ACR), la cual se emplea para recabar datos. Sin embargo, la manera de desactivarla varía según la marca y el modelo del televisor.

Casi siempre comenzarás con la opción de Settings (Configuración) o Hub (Eje de comunicación). Consulta la guía del usuario. También, busca instrucciones sobre cómo borrar los datos que ya estén guardados.

En tus altavoces inteligentes Amazon Echo o Google Home, presiona un botón en la parte superior o trasera del dispositivo para silenciar el altavoz. Con el HomePod de Apple, puedes pedirle a Siri que silencie el altavoz o usar la aplicación para desactivarlo.

Para borrar los datos que ya estén guardados:

Apple HomePod. Si deseas que tu altavoz HomePod deje de escuchar tus órdenes, solo tienes que decir: "Oye Siri, detén la reproducción". O, desde la aplicación Home (Casa) en tu iPhone o iPad, selecciona Rooms (Habitaciones) | HomePod | Details (Detalles) | Listen for Hey Siri (Al oír "Oye Siri") y desactiva la opción.

Para borrar tus datos de voz en tu iPhone o iPad, desactiva Ask Siri (Oye Siri) en Settings (Configuración) | Siri y también desactiva Siri and Dictation (Siri y Dictado) en Settings (Configuración) | General | Keyboard (Teclado). Ten en cuenta que, según la política de privacidad de Apple, las grabaciones de voz pueden guardarse por un período de tiempo no divulgado.

Amazon Echo. En la aplicación de Alexa, selecciona Settings (Configuración) | Alexa Privacy (Privacidad de Alexa) | Review Voice History (Consultar historial de voz) y bórralo todo. O bien, puedes iniciar sesión en amazon.com y hacer clic en Account & Lists (Cuenta y listas) | Content & Devices (Contenido y dispositivos) | Echo Dot [Echo Dot (u otro dispositivo)] | Manage voice recordings (Administrar grabaciones de voz). Tendrás la oportunidad de borrarlas todas en una ventana emergente.

Estas grabaciones están guardadas de manera segura en la nube de Amazon Web Services (AWS) y vinculadas a tu cuenta de Amazon para permitir la personalización del servicio, según Amazon, y se guardan hasta que los clientes elijan borrarlas.

Google Home. Ve a myactivity.google.com y toca o haz clic en Web & App Activity (Actividad web y de aplicaciones). Aquí puedes revisar y borrar los datos de tu actividad en todos los servicios de Google en los que hayas iniciado sesión.

Google asegura que no vende tus datos personales a nadie, pero con algunas excepciones: "Existen determinadas circunstancias en las que compartimos información con terceros. Tales circunstancias se detallan en la Política de Privacidad de Google. En casos así, te habremos solicitado permiso de antemano para compartir esa información con el servicio en cuestión".


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Los dispositivos Apple ofrecen la opción de 'no rastrear'

A partir de la primavera del 2021, los usuarios de dispositivos Apple pueden haber visto una ventana emergente en su Apple TV, iPad o iPhone en la cual se les pregunta si las empresas pueden rastrear su actividad en distintas aplicaciones y sitios web. Por ejemplo, una red social (como Instagram) o un juego (como Candy Crush) podría querer saber qué sitios en internet visitaste antes de abrir la aplicación, para poder personalizar los anuncios que recibas.

Si ves una solicitud para rastrear tu actividad, puedes tocar Allow (Permitir) o Ask App Not to Track (Solicitar a la aplicación no rastrear). Podrás seguir usando todas las funciones de la aplicación, aunque no hayas permitido que rastree tu actividad.

Continuarás viendo anuncios. Estos son la fuente de ingresos de las aplicaciones y sitios web gratuitos, pero los anuncios no se basarán necesariamente en tus preferencias personales.

El desarrollador de la aplicación puede personalizar parte del mensaje para explicar por qué se solicita rastrear tu actividad. También puedes visitar la página de la aplicación en la tienda App Store para ver más detalles sobre cómo el creador de la aplicación usa tus datos.

Marc Saltzman es un escritor colaborador que cubre temas de tecnología personal. Sus artículos también se publican en USA Today y otras publicaciones nacionales. Presenta la serie de pódcast Tech It Out y es autor de varios libros, entre ellos Apple Watch for Dummies.