Skip to content
 

Cómo empezar un club de lectura con tus nietos

En persona, por teléfono o en Zoom, usa estos momentos como una oportunidad para conectarse y aprender juntos.

Abuela lee un libro a sus dos nietas

Beau Lark/Corbis/Getty Images

In English 

Si eres abuelo, probablemente has vivido la alegría de leer en voz alta a tus nietos. Pero no dejes que desaparezca esa conexión con los libros cuando empiecen a leer por su cuenta. Crea tu propio club de lectura.

Hablar de libros con los nietos es una excelente manera de mantener una relación constante y continua, y sostener conversaciones interesantes que no tienen nada que ver con la escuela. Además, estas conversaciones pueden revelar puntos de vista profundos de los más jóvenes. También permiten a los abuelos compartir sabiduría y experiencias con cierta empatía.

Los abuelos y nietos pueden leer el mismo libro y elegir una hora específica para comentarlo; ya sea por teléfono, videollamada o en persona. El club literario podría incluir a varios nietos (si los tienes) o solamente uno. Puedes hacer que la reunión sea especial al cocinar comida temática si se están reuniendo en persona, o puedes disfrazarte o ponerte un sombrero relacionado con el tema del libro.

Nancy Lingle, bibliotecaria en la sucursal de Davidson, Carolina del Norte, de la biblioteca Charlotte Mecklenburg, hizo algo parecido cuando su hijo era preadolescente.

“[Mi esposo] y yo lo dejábamos seleccionar el libro y luego hablábamos de este”, nos explica ella. “Y porque a él le interesaba el tema, nosotros acabábamos interesándonos también. Era fascinante ver lo que él pensaba de los personajes y la historia”.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Los bibliotecarios saben que leer es una manera formidable de hacer que un niño participe. Pero Corey Farrenkopf, bibliotecario en la biblioteca Eastham en Eastham, Massachusetts, dice que el primer paso es investigar qué captura la imaginación de tu joven lector.

“Los niños no tienen mucha independencia”, dice ella. “Tienen que leer ciertos libros en la escuela y desempeñar ciertas tareas en casa. Y si no quieres que esto se convierta en un quehacer más, dales a ellos las riendas”.

O, como dice Farrenkopf, piensa en un club de lectura como una forma de introducirte en el mundo de tus nietos, en vez de obligarlos a ellos a que entren en el tuyo. Y prepárate para admitir que el universo de tu nieto podría ser más sofisticado y moverse a un ritmo más acelerado que el de tu propia niñez. Los libros que leíste de niño pueden ser demasiado lentos para los lectores modernos.

“Estás compitiendo con las redes sociales y todas esas cosas”, dice Farrenkopf, quien ha enseñado en las escuelas secundaria e intermedia. “Tienes que pensar cómo funcionan los receptores de dopamina en sus cerebros. Los videojuegos, la televisión y las redes sociales te dan esa dosis instantánea de dopamina, mientras que los libros son como un goteo lento”.

Esa es una buena razón para empezar con un libro que tenga un ritmo intenso, dice él. “Cuando lees algo que es emocionante en cada capítulo, piensas: Oh, ¿qué va a pasar después?”.

Te presentamos algunos consejos para empezar tu propio club de lectura con tu nieto, y sugerencias de libros.

  • Aléjate de los formatos tradicionales. No dudes en empezar con una novela gráfica o una historieta. Una novela gráfica incluso podría hacer que un niño se interese en un libro clásico; por ejemplo, hay versiones gráficas de A Christmas Carol de Charles Dickens y Anne of Green Gables de Lucy Maud Montgomery. Incluso los libros tradicionales de capítulos pueden tener más ilustraciones y menos énfasis en texto que en épocas anteriores, dice Nicole Dunn, bibliotecaria auxiliar en la sucursal Davidson. “A veces [los adultos] evitan eso, pero puede ser una manera muy buena de animar a los niños a leer, y de iniciar diálogos y conversaciones con aquellos a quienes no les gustan los libros que solo contienen texto”, dice Dunn.
  • Empieza con un mundo familiar para un niño, como el de los superhéroes. “Puedes elegir un libro que tenga una narración en el universo de los Avengers y conseguir un par de ejemplares”, dice Farrenkopf. “Tus nietos seguramente pensarán que eres un abuelo genial si [dices], ‘Vamos a hablar sobre Captain America y Iron Man’". Busca libros vinculados a películas u otro tipo de medio que los niños reconozcan.
  • Haz preguntas interesantes. Missy Dillingham, gerente de servicios infantiles en la biblioteca John B. Holt Brentwood en Brentwood, Tennessee, conocida por sus fantásticas salas infantiles, sugiere algunas como estas: ¿Cuáles personajes te gustaría conocer en la vida real? Si le pudieras cambiar el título al libro, ¿qué título sería? ¿Este libro se podría convertir en una buena película? ¿Quién sería el protagonista? Si te encontraras con el autor, ¿qué le preguntarías?
  • Cuidado con las ideas anticuadas. Aunque es tentador compartir algunos de los libros favoritos de tu niñez, ten cuidado con el racismo, el sexismo u otras actitudes anticuadas. Cuando leas algo que hace que te sientas incómodo, úsalo como una forma de hablar sobre cómo han cambiado los tiempos. Los bibliotecarios dicen que debemos recordar que leer es una manera segura de explorar actitudes o culturas distintas a la tuya. Estén dispuestos a descrubir.
  • Usa libros como inspiración. ¿Leyeron acerca del sushi? Podrías planear salir con tu nieto una noche para probarlo, sugiere Dunn. Crea marcadores de libro relacionados con el tema o los personajes de un libro. Hornea o cocina un plato que se describe en un libro. Explora una artesanía o sitio histórico relacionado. “No tiene que ser complicado”, dice Dunn.
  • No olvides los libros que no son de ficción. Elige libros de ciencia o tal vez alguna narración que no sea de ficción, dice Farrenkopf. O aprende sobre el personaje favorito de un niño. Un ejemplo es la serie “Who Was?” (¿Quién era?), donde se relatan las biografías de personajes famosos como Ponce de León, Julio Verne y muchos más.
  • Si no estás seguro, pregunta. Los bibliotecarios y vendedores de libros pueden ayudarte a determinar si un libro es apropiado para cierta edad o si tiene desencadenantes emocionales. Infórmate sobre cómo se categorizan los libros. Por ejemplo, los libros para adultos jóvenes se definen como libros con un personaje principal de entre 13 y 18 años, dice Farrenkopf. Pero algunos quizás tengan temas más maduros o den más miedo que otros, así que verifica que sea adecuado específicamente para tu nieto. Y, si existe cualquier duda sobre la idoneidad de un libro, los abuelos siempre deberían consultar con los padres de su nieto.

¿Listo para leer? Las 10 sugerencias de libros a continuación son de bibliotecarios y niños, así como de Stefanie Corbin, propietaria de Footprints Cafe, una librería en Buzzards Bay, Massachusetts, que se concentra en la diversidad.

Del tercer grado a la escuela secundaria

A Wrinkle in Time de Madeleine L'Engle. Una niña recibe la ayuda de unos desconocidos con poderes mágicos para salvar a su padre. Lean el libro, después vean la película.

Three Keys de Kelly Yang. Un libro que forma parte de una serie acerca de una familia propietaria de un motel, durante la amenaza de cambios en las políticas de inmigración.

Wishtree de Katherine Applegate. Una historia sobre la amistad y la naturaleza, narrada desde la perspectiva de un roble.

Ghosts of Greenglass House de Kate Milford. Una misteriosa casa, el mapa perdido de un contrabandista, una casa llena de invitados extraños; ¿que podría salir mal?

New Kid de Jerry Craft. ¿Quién no se ha sentido como el niño nuevo? Esta novela gráfica es excelente para iniciar conversaciones sobre la vida en la cafetería de la escuela, la amistad y los estereotipos raciales.

Para jóvenes

Children of Blood and Bone de Tomi Adeyemi. La primera en una serie de novelas de fantasía inspiradas en el África Occidental y un libro destacado del 2018.

Black Flamingo de Dean Atta. La historia se desarrolla en Londres, con temas que incluyen la identidad, la raza y la cultura de las "drag queens".

Cinderella Is Dead de Kalynn Bayron. El cuento de hadas en el que las jóvenes del reino no terminan viviendo felices para siempre. Eso las incita a tomar acción.

The Chilling Adventures of Sabrina de Roberto Aguirre-Sacasa y Robert Hack. En el primer libro de esta serie, una bruja adolescente tiene que elegir entre un novio mortal o su propio destino. Ah, y además tiene que salvar su ciudad. También es una historieta y un programa de televisión.

Carry On de Rainbow Rowell. Fantasía, magia y vampiros mezclados con temas adolescentes. Este también es el primero en una serie.

Susan Moeller colabora con artículos sobre estilos de vida, salud, finanzas y temas de interés humano. Fue reportera y redactora de varios periódicos; también escribe artículos y ensayos para The Boston Globe Magazine y para su estación local de NPR, entre otros medios.