Skip to content
 

Planificador de reuniones familiares

19 temas de conversación para evitar las interacciones incómodas

En la próxima fiesta o reunión familiar, haz que fluya la conversación con buenas preguntas.

Grupo de amigos socializando en una fiesta al aire libre

monkeybusinessimages/Getty Images

In English

​Es la época de las reuniones, y esto puede incluir grandes comidas, quizás un viaje por carretera, visitas a los amigos y a la familia, y tal vez algo de ansiedad por saber cómo iniciar una conversación.

Entablar y guiar una conversación informal requiere cierta habilidad y reflexión. Si estás en una fiesta con amigos o familiares, no esperes que la conversación se desarrolle siempre sin esfuerzo. Los momentos incómodos son inevitables cuando se trata de romper el hielo con quienes acabas de conocer, con amigos y familiares a los que hace tiempo que no ves o incluso a veces con personas conocidas.

La planificación puede aliviar la tensión. Escribe algunas preguntas abiertas que puedan funcionar con miembros de la familia de cualquier edad: "¿Cómo estás pasando el verano?" o "¿Qué te mantiene ocupado?".

Algunos temas son más propensos a generar conflictos. "Siempre debes mantenerte al margen de la política, la religión y el dinero", dice Diane Gottsman, propietaria de la Protocol School of Texas y destacada experta en etiqueta. ("Pero esos son los temas más populares", añade riendo, porque "muchas personas disfrutan discutiendo y debatiendo sobre ellos").

También evita los chismes negativos sobre la familia o tu círculo social. Es de mala educación.

Tanto si vas a una barbacoa familiar como a una reunión de fin de semana o a una fiesta con amigos, aquí tienes unos cuantos temas de conversación para que puedas relajarte y aprovechar al máximo tus interacciones.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Encuentra puntos en común

Si estás en una reunión familiar, pregúntales a otros asistentes dónde encajan en el árbol genealógico, o sobre el vecindario en el que viven, o acerca de sus pasatiempos favoritos.

"A casi todas las personas les encanta hablar de sí mismas", dice la novelista Marie Bostwick, de 60 años, exorganizadora de eventos. También señala que puedes descubrir cosas en común mientras escuchas, lo que puede llevar a otra serie de preguntas. Algunos ejemplos de cómo iniciar una conversación:

1. ¿Qué tipo de música te gusta escuchar?

2. ¿Cuál fue el último lugar al que fuiste de vacaciones?

3. ¿Qué es lo que te motiva?

Comparte recuerdos

Todas las familias o amistades de muchos años tienen historias favoritas que se remontan a tiempos pasados. Si acabas de conocer a alguien, puede que tengas historias divertidas de personas en común. Haz la clásica pregunta de "¿Recuerdas cuándo...?" y verás cuántas personas intervienen; pueden ayudarte a completar los detalles que no sabías o que has olvidado. Si es un adulto mayor, un buen lugar para empezar puede ser: "Cuéntame sobre un tiempo en que...".

4. ¿Qué recuerdas del lugar donde creciste?

5. ¿Tienes algún recuerdo favorito de nosotros dos?

6. ¿Cómo eras tú a mi edad?

7. ¿Cuál fue uno de los mejores días de tu vida?

Continúa donde lo dejaste

Debido a la COVID-19, es posible que veas a algunos amigos por primera vez en bastante tiempo. Intenta recordar qué pasaba en sus vidas la última vez que los viste y haz un seguimiento. Lo mismo ocurre con la familia extendida: en la última reunión familiar, ¿una sobrina te contó sobre una nueva relación o un primo te mencionó un desafío al que se enfrentaba? Si es así, pregúntale cómo han ido las cosas. ¿Has escuchado la noticia de un cambio de empleo o de un ascenso a través de otros familiares o amigos? Felicita a la persona y expresa tu interés por saber más sobre lo que ocurre en su vida.

"Una parte muy importante de asistir a una reunión es ponerte al día sobre otras personas y saber qué están haciendo", dice Edith Wagner, de 84 años, editora de la revista Reunions.

8. ¿Ha pasado algo importante en tu vida desde la última vez que nos vimos?

9. ¿Qué te gusta hacer para divertirte?

10. ¿Qué comida deliciosa has probado recientemente?

11. ¿Estás enfrentando algún desafío en este momento?

Cómo hablar con los niños

Los jóvenes pueden ser tímidos incluso en las reuniones familiares, especialmente con las personas que no conocen. Y a su edad, al menos para la mayoría, un año es mucho tiempo para recordar un intercambio que pudieron tener contigo en una reunión anterior. Invitarlos a hacer una manualidad puede mantener sus manos ocupadas y darles a los adultos algo sobre lo que preguntar, dice Wagner. Una vez que se rompa el hielo, puedes preguntarles por su deporte, profesor o película favoritos, o acerca de lo que les gusta hacer con sus amigos.

Pero no preguntes a los niños qué quieren ser de mayores. "Es una pregunta tonta", dice Bostwick. "No lo saben, y no deberían saberlo".

Pregúntales a los adolescentes qué temas les interesan. Céntrate en sus intereses, como lo que hacen después de la escuela (banda, robótica, deportes). O pregunta por las tendencias en TikTok o Instagram. Es probable que tengan mucho de qué hablar sobre ese tema.

​12. ¿Tienes una banda o artista musical favorito?

13. ¿A quién sigues en las redes sociales?

14. ¿Has tenido algún sueño interesante últimamente?

15. ¿Cómo estás pasando el verano?

16. ¿Qué te hace reír?

Conversa sobre las mascotas

¡Amigos peludos al rescate! ​

Las personas adoran a sus mascotas. De hecho, una encuesta realizada en el 2016 por Rover.com encontró que el 61% de los dueños de mascotas terminarían una relación por su mascota.

"Todo el mundo se cansa de oír hablar de los niños, pero nadie se cansa de oír hablar de las mascotas", dice Gottsman. "Hay algo acerca de las mascotas que crea vínculos. Mi esposo los llama un 'multiplicador de fuerza'. Una conversación animada da pie a más conversaciones".

Si eres dueño de una mascota, prueba esta táctica. Gottsman descubrió que hablar de su perro de 14 años, Marty, tiende a ser una buena manera de iniciar un intercambio que de otro modo podría ser difícil o incómodo.

17. ¿Tu mascota tiene algún juguete favorito?

18. ¿Viajas con tu mascota?

19. ¿Tu mascota tiene alguna peculiaridad en su personalidad?

Toma un descanso

A veces no se trata de iniciar una conversación, sino de hacer una pausa. Un descanso puede ser justo lo que necesitas para recargar energías antes de pasar de una conversación a otra, sobre todo si la reunión a la que asistes está llena de familiares de tu pareja o de personas que no conoces bien.

Sarah Dunn, de 60 años, de Waterbury, Vermont, recuerda haber ido a una reunión familiar con su ahora esposo, Dave, y su familia hace seis años. En ese momento llevaban viéndose un año. Como el evento se celebraba en un parque junto al lago Ontario, podía excusarse de vez en cuando para acercarse a la orilla.

"Podía interrumpir y retomar las interacciones con las personas y con la naturaleza", dice. "Cuando sentía que necesitaba un descanso, daba un paseo hasta el agua".

Recuerda lo siguiente: si una conversación parece conducir a un terreno delicado —o simplemente ha llegado a su fin—, puedes decir lo sediento que estás y alejarte para buscar una limonada.

Robin L. Flanigan colabora con artículos sobre salud mental, educación y temas de interés humano para varias publicaciones nacionales. Trabajó como reportera para diversos periódicos y sus escritos también se publicaron en People, USA Today y Education Week. Es autora del libro infantil M is for Mindful.