Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

La exalcaldesa de Houston trabaja para mejorar el sector de viviendas para los adultos mayores LGBTQ

Para Annise Parker, la construcción de comunidades donde se acepte a todos es una “pequeña solución a un gran problema”.


spinner image Annise Parker
Annise Parker fue la primera alcaldesa publicamente gay de una importante ciudad estadounidense.
Arturo Olmos

 

Nota de redacción: Annise Parker, de 66 años, fue alcaldesa de Houston desde el 2010 hasta el 2015. Fue la primera persona LGBTQ en ocupar la alcaldía de una ciudad importante del país y la única persona en Houston en haber sido miembro del concejo municipal, directora financiera y alcaldesa. En el 2010, la revista Time nombró a la alcaldesa Parker como una de las 100 personas más influyentes del mundo. Hoy día es la presidenta y directora ejecutiva de Victory Institute, la única organización nacional que se dedica a apoyar a los líderes LGBTQ que pueden expandir la igualdad en todos los niveles de Gobierno.

Parker está casada con Kathy Hubbard con quien tiene tres hijas (que adoptaron de cuidado adoptivo temporal) y un hijo (ahora en sus cuarenta) que no tenía hogar cuando lo adoptaron. Según Parker, "se había escapado de sus abuelos, quienes trataron de sacar a la fuerza lo 'gay' de su cuerpo".

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Durante su mandato, la alcaldesa Parker se enfocó en abordar el problema de las personas sin hogar a través de iniciativas como The Way Home, un esfuerzo colectivo de más de 100 socios para evitar y erradicar el problema en Houston. El enfoque de Parker nace de una tradición familiar de servicio comunitario y su propia experiencia al servicio de los más necesitados. Cuando se concentraba en esta población fue cuando viajó a Los Ángeles y presenció directamente los desafíos que enfrentan las personas mayores LGBTQ que necesitan viviendas asequibles. Parker sabía que se tenía que hacer algo al respecto, y que ella como alcaldesa tenía el poder de hacerlo. Esta es su historia, en sus propias palabras.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

En el 2013, durante mi segundo periodo como alcaldesa de Houston, viajé a Los Ángeles para visitar un complejo de vivienda de U.S. VETS que alberga a veteranos sin hogar. Cuando estaba allá, coordiné también una visita al complejo de Triangle Square, el primer centro de vivienda asequible para los adultos mayores LGBTQ en Estados Unidos. Durante el recorrido, visité el apartamento de una mujer cuya pareja de muchos años había muerto después de que una larga enfermedad agotara los ahorros de ambos. Esta mujer no era la única en esa situación. Me impactó ver cuántos habían caído en la pobreza al perder a sus parejas de tanto tiempo, y me indignó ver cómo algunos luchaban por encontrar un lugar donde vivir y fueran bienvenidos sin tener que volver al clóset.

Ese día se sembró una semilla. Cuando regresé a Houston, sabía que, como alcaldesa, estaba dentro de mi capacidad lograr un cambio en este asunto. Era un área en la que no había pensado antes en términos concretos, pues me centraba en la falta permanente de vivienda, pero esto era parte de mi pasión por el tema de la vivienda y de ayudar a los más necesitados. Según el National Resource Center on LGBTQ+ Aging (Centro Nacional de Recursos sobre el Envejecimiento de Personas LGBTQ+), los que pertenecen a este grupo poblacional tienen el doble de probabilidades de vivir solos durante su vejez, y es más probable que enfrenten la pobreza, la falta de hogar y problemas de salud. Sabía que tenía que iniciar los trabajos de inmediato para conseguir terrenos y financiación si quería comenzar a crear algo en Houston como el Triangle Square antes de que terminara mi tercer periodo como alcaldesa en el 2015.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >
spinner image Bandera del Orgullo Inclusivo
AARP

Viviendas para adultos mayores LGBTQ: las cifras detrás de la necesidad

  • Según SAGE (en inglés), una organización nacional sin fines de lucro que presta servicios a los adultos mayores LGBTQ, se proyecta que la cantidad de personas LGBTQ de 50 años o más aumente a siete millones aproximadamente para el 2030. Esto apunta al aumento de la demanda de viviendas favorables para los adultos mayores LGBTQ. SAGE también encontró que más de la mitad de los adultos mayores LGBTQ informaron haber sido discriminados en el empleo o la vivienda.
  • La encuesta del 2022 de AARP, Dignity: The Experience of LGBTQ Older Adults (Dignidad: La experiencia de adultos mayores LGBTQ) demostró que el 14% de los encuestados estaba muy o extremadamente preocupado por la posible discriminación en la vivienda durante la vejez debido a su identidad LGBTQ. Ese porcentaje aumenta a un 41% cuando se incluye a los encuestados que dicen estar algo preocupados, y a un 58% entre las personas transgénero y no binarias que se preocupan por la necesidad de esconder su identidad para poder acceder a las opciones de viviendas para adultos mayores. Según una encuesta de AARP del 2018, nueve de cada 10 encuestados dijeron que estarían interesados en el desarrollo de viviendas que acojan a los adultos mayores LGBTQ si pudiesen pagar por ellas.
  • Según la Encuesta de la población actual de la Oficina del Censo de Estados Unidos, en el 2019 había 543,000 hogares de matrimonios entre personas del mismo sexo, 469,000 hogares de parejas del mismo sexo que no estaban casadas, y 191,000 niños que vivían con padres del mismo sexo.

Al reunirme con diversos grupos interesados, comprendí más sobre los retos que enfrentan los adultos mayores LGBTQ. Muchos, por ejemplo, mantenían relaciones por años antes de que existiera el matrimonio para personas del mismo sexo, por lo que, cuando fallecían sus parejas, se les denegaba beneficios y hasta perdían sus propios hogares, porque no tenían la oportunidad de casarse legalmente. Con el tiempo, muchos adultos mayores LGBTQ necesitan encontrar un lugar donde vivir el resto de sus vidas con dignidad. Algunos de estos lugares no son receptivos a los miembros de la comunidad LGBTQ, y algunos simplemente los rechazan.

Me siento afortunada de que mi esposa y yo hemos estado juntas por 31 años, y 8 de esos años casadas. Tenemos cuatro hijos adoptados y una estructura de apoyo familiar. Pero muchos adultos mayores LGBTQ no tienen una familia que los apoye, o sus familias no los aceptan. Esto se torna en una situación particularmente difícil cuando estos adultos mayores deben depender de estos miembros de la familia y sienten que la única forma en que recibirán un apoyo crucial es si niegan su identidad y fingen que nunca tuvieron esas vivencias. Esto es realmente cruel, una carga emocional que es difícil de imaginar.

Entonces, las preguntas son estas: ¿Hay lugares donde los adultos mayores LGBTQ puedan acudir y ser quienes realmente son? ¿Lugares que acepten sus recuerdos y las vidas que han llevado? ¿O tendrán que negar sus identidades para que por lo menos los admitan en alguno de estos lugares?

Al trabajar con The Montrose Center, como creadora del proyecto, pude asegurar un terreno adecuado y una inversión inicial de fondos de vivienda de la ciudad, pero no fue hasta el 2019 que finalmente comenzamos la construcción de lo que se convertiría en el Law Harrington Senior Living Center. Lleva el nombre de dos defensores de los derechos LGBTQ de Houston: Charles Law y Gene Harrington. Cuando se completó en el 2021, fue el proyecto de viviendas para adultos mayores más grande de Estados Unidos, con 112 unidades que ponían como prioridad a los adultos mayores LGBTQ. Está financiado parcialmente con fondos federales, por lo que está disponible para todas las personas, pero es un lugar abierto y receptivo para los adultos mayores LGBTQ. Saben que, si viven allí, serán respetados y se reconocerá sus vidas y recuerdos.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

spinner image Tom Bertram, Debbie Deacon, Ruth Jones, Annise Parker y Barry Pitts
Parker ha trabajado para crear vivienda asequible para la comunidad LGBTQ en Houston. Aquí se reúne con los residentes del Law Harrington Center. De izquierda a derecha: Tom Bertram, Debbie Deacon, Ruth Jones, Annise Parker y Barry Pitts.
Arturo Olmos

Establecer viviendas es crítico. Pero lugares como Law Harrington son una solución pequeña a un problema grande. Podríamos construir docenas de centros como ese en Houston y se llenarían de inmediato. Hay una gran necesidad de viviendas seguras y de calidad para los adultos mayores de la comunidad LGBTQ que tienen recursos limitados, y en realidad, para todos los adultos mayores. ¿Cuál es la solución? Necesitamos construir más hogares para adultos mayores, y asegurarnos de que sean amigables y abiertos para todas las personas. Necesitamos educar, crear conciencia y comprensión. 

Mi esperanza es que, quizás dentro de 20 años —cuando necesite tomar esas mismas decisiones para mí, o que mis hijos tengan que tomarlas por mí—, haya más alternativas, y cada vez mejores. Necesitamos esto como sociedad y como comunidad, pero tenemos que hacer las inversiones. Tenemos que invertir ahora para el futuro.

Lourdes Alcañiz es una escritora colaboradora y autora de ocho libros sobre temas culturales y salud de los latinos, por los que ha sido galardonada con tres International Latino Book Awards. Alcañiz también ha trabajado para Univision, NBC, CNN, Hispanic Radio Network y otros medios.​​

La fundadora de AARP, Ethel Percy Andrus, desarrolló en 1954 las primeras viviendas adecuadas para los adultos mayores, la comunidad para jubilados Grey Gables en Ojai, California y con ello, ayudó a cambiar la imagen de la jubilación. Grey Gables se convirtió en un modelo para las futuras comunidades de jubilados en todo el país. En aquel momento, los únicos modelos de vivienda para los adultos mayores eran los hogares de ancianos (conocidos como hogares de descanso) y viviendas subsidiadas para los pobres.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.