Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

¿Se avecina una vacuna contra la COVID-19 para las mascotas?

Los animales del zoológico reciben vacunas experimentales como medida de protección.

Un gato y un perro recostados uno contra el otro

Kimberlee Reimer/Getty Images

In English | Tan pronto como Lois Whelan se enteró de que se estaba aplicando una vacuna contra la COVID-19 a los animales, decidió que inocularía a su perro y a su gato si tuviera la oportunidad. Sin embargo, la residente de Fort Lauderdale, Florida, de 71 años, tal vez deba esperar un tiempo. Los científicos recién están comenzando a probar una vacuna experimental contra la COVID-19 en animales de zoológicos, como tigres, osos, gorilas y hurones.

Los estudios han indicado que los seres humanos pueden transmitir el coronavirus a sus perros y gatos, y los animales de los zoológicos también corren el riesgo de contraer el virus. Las autoridades epidemiológicas y de salud pública temen que algunas especies animales puedan potenciar la enfermedad y favorecer la mutación del virus.

Whelan considera que la vacunación de una mascota podría ser importante, a pesar de la poca probabilidad de que su perro y su gato contraigan COVID-19. “¿Pero qué sucede si lo contraen?”, pregunta.

Se vacunan leones, tigres y osos

Este verano, algunos zoológicos han comenzado a vacunar a los animales con una dosis experimental específica para uso animal. La empresa farmacéutica veterinaria Zoetis donará más de 11,000 dosis de una vacuna experimental contra la COVID-19 para animales a alrededor de 70 zoológicos, además de santuarios, universidades y programas de conservación en 27 estados. Según la empresa, el objetivo es proteger las especies susceptibles contra la enfermedad y la muerte (en inglés).

En el Zoológico del Bronx, de Nueva York, varios leones y tigres contrajeron COVID-19 en abril del 2020, seguidos de un grupo de gorilas de las tierras bajas occidentales que están en peligro crítico de extinción y que recibieron cuidados de apoyo en el San Diego Zoo Safari Park a principios del 2021. En junio, murieron dos leones en un zoológico en India después de recibir un resultado positivo de COVID-19.

“Hoy en día, los zoológicos alojan algunos animales que están en grave peligro de extinción en su hábitat natural…”, señala Dorothee Bienzle, veterinaria e inmunóloga del Ontario Veterinary College de University of Guelph, en Canadá. “Realmente no podemos permitirnos perder ninguno más”.

El Zoológico de Oakland, en California, ya ha vacunado a cerca de 50 animales, incluidos osos, pumas, tigres y hurones. El Zoológico de San Diego inició su campaña de vacunación con nueve simios grandes, y el Zoológico de Denver comenzó con los gorilas y los felinos grandes.

Un gato y un perro acostados sobre una cama

Cortesía de Lois Whelan

Lois Whelan, de Florida, sostiene que vacunaría a su perro, Jilly, y a su gato, Piggie, si hubiera una vacuna de COVID-19 para los animales.

Transmisión unidireccional

Los científicos descubrieron que los seres humanos pueden transmitir la COVID-19 a perros y gatos, pero es menos probable que suceda a la inversa.

Bienzle finalizó recientemente un estudio con gatos y perros que viven en hogares con seres humanos que contrajeron COVID-19. La cantidad de gatos que recibieron un resultado positivo (67%) fue mayor que la de perros (43%). Los gatos pasaban más tiempo con sus dueños —especialmente al dormir en la cama con ellos—, lo que aumentó la posibilidad de infección; esto no sucedió con los perros. “Los perros corren un riesgo alto, pero no tanto como los gatos”, agrega Bienzle.

Los felinos tienen receptores similares a los de los seres humanos que permiten que el coronavirus se adhiera e infecte, explica Will Sander, doctor en Medicina Veterinaria y profesor adjunto de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Facultad de Medicina Veterinaria de University of Illinois, en Urbana-Champaign. Si bien la mayoría de los gatos infectados han tenido síntomas leves —como tos, estornudos o malestar estomacal—, algunos estudios detectaron síntomas graves, incluido un felino en el Reino Unido que tuvo que ser sacrificado.

“El riesgo de infección parece ser bastante alto para los gatos”, dice Bienzle. “Si bien se producen enfermedades, estas son leves y transitorias; los casos graves parecen ser sumamente infrecuentes”.

Los gatos que interactuaban poco con los seres humanos tuvieron muchas menos posibilidades de contraer el virus.

Sin embargo, se apruebe o no una vacuna contra la COVID-19 para los animales domésticos, los veterinarios no están insistiendo en ella.

“Sería difícil argumentar su necesidad porque entre las mascotas la mortalidad es muy baja, prácticamente inexistente”, señala Bienzle. “Las mascotas se infectan siempre por medio de las personas, de modo que si podemos vacunar a todas las personas y reducir la infección entre ellas, las mascotas corren un riesgo mucho menor”.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Creación de un plan para mascotas

Algunas personas se están preparando, de todos modos, en caso de que sus perros y gatos contraigan la enfermedad.

Como lo hace cada año con los huracanes, la fotógrafa Candace West, radicada en el sur de Florida, estableció un plan de emergencia para sus tres gatos en caso de que ella contraiga el virus o se lo transmita a sus mascotas.

Ella y algunos amigos acordaron cuidar de los animales de los demás si uno de ellos se enferma. West, que habitualmente alberga gatos con problemas de salud, también compró una cantidad suplementaria de líquidos, estimulantes del apetito y antibióticos para los animales como medida de precaución.

“Me aseguré de tener todo a mano y en cantidad suficiente para un amigo”, indica West, quien tiene más de 50 años. “No soy una persona normal, pero tampoco es ninguna ciencia ofrecer cuidados de apoyo”.

Si bien crear un plan es sin duda una buena idea, la mejor manera de evitar la transmisión de COVID-19 a las mascotas es tratarlas como trataríamos a otro ser humano.

Sander está de acuerdo con el protocolo de distanciamiento físico. “Los CDC han publicado una gran guía”, advierte. “Si contraes COVID-19, intenta aislarte de las mascotas y demás miembros del hogar, y si nadie más puede hacerse cargo del cuidado de las mascotas, usa mascarilla cuando estés cerca de ellas y lávate las manos para tratar de limitar la propagación”.

Sara Ventiera es una colaboradora que cubre temas de mascotas, salud y diseño de interiores. Su trabajo ha aparecido en una amplia variedad de publicaciones, entre ellas The New York Times, Food & WineEatingBBC Travel, así como NPR.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.