Skip to content
 

A los gatos les encanta el entrenamiento de agilidad. A ti también te encantará

'Te garantizo que a tu gato le gustaría hacer eso', dice una experta.

Un gato doméstico salta a través de un pequeño aro

Juniors Bildarchiv GmbH / Alamy Stock Photo

In English | Cuando Beth Deal le dijo a su esposo, Pete, que quería llevar a sus dos gatitos de raza ocicat de 6 meses a una competencia de agilidad, él no tenía ni idea en qué se estaba embarcando.

La pareja, de 63 y 64 años, conducía tres horas desde su casa en Hampton, Virginia, hasta Raleigh, Carolina del Norte, para llevar a sus gatos, Scamp y Rascal, a subir y bajar escaleras, atravesar túneles e incluso saltar a través de aros cuando se les ordena.

Pete, que solía exhibir caballos y le encantaba el aspecto del desempeño, quería más. "Esa fue la forma en la que ella me convenció", dice Pete. "Yo no tenía idea de cuáles eran sus planes".

Seis años, muchos viajes por todo el país y numerosos premios nacionales después, Beth, Pete y su prole de ocicats se han convertido en contendientes de primer nivel en el competitivo mundo de la agilidad felina.

Pero ellos y sus competidores están lejos de ser los únicos amantes de los gatos que adoptan el deporte. Desde rescatistas que buscan darles a sus gatos una ventaja con posibles adoptadores hasta dueños mayores de mascotas comunes y corrientes, el entrenamiento de agilidad de los gatos se ha convertido en una forma cada vez más popular de mantener a los humanos y a sus gatos conectados y ocupados.

"La gente ve el entrenamiento de agilidad como algo novedoso y lindo, pero piensa 'mi gato nunca querría hacer eso'", dice Samantha Bell, experta en gatos de Best Friends Animal Society. "Te garantizo que a tu gato sí le gustaría hacer eso".

Una mujer entrena un gato

CORTESÍA DE FIVE ACRES ANIMAL SHELTER/GREATER GOOD CHARITIES FIVE ACRES ANIMAL SHELTER

Regina Thurman, miembro del equipo de Cat Pawsitive, lleva a Pippi a través de un circuito de obstáculos.

Túneles, aros y postes

En esencia, una competencia de agilidad felina es bastante similar a su contraparte canina.

Los gatos son cronometrados mientras corren en sentido contrario al reloj a través de un recorrido de 20 por 20 pies, rodeado por una malla que oscurece la visión. Hay 10 obstáculos diferentes en la pista: el primero es una pequeña plataforma con tres escalones hacia arriba y tres hacia abajo, y luego hay otros nueve obstáculos que gradualmente se vuelven más desafiantes.

Después de que el competidor felino logra superar con éxito un salto de seis pulgadas, hay un salto de 10 pulgadas, así como túneles, aros y postes colocados en línea recta que los gatos deben rodear en zigzag.

Los gatos tienen 4 minutos y 30 segundos para completar el recorrido (los perros suelen tener unos 60 segundos), que comienzan a contar en el momento en que una pata hace contacto con las escaleras y se detienen cuando llega al piso después del salto final del aro. La mayoría de los gatos pueden hacerlo en 30 segundos o menos, y los felinos más rápidos lo hacen en menos de 20. Rascal ha completado su recorrido en tan solo 12 segundos y Boo, otro de los ocicats de los Deal, una vez completó el circuito en 7.62 segundos.

Los concursantes peludos pueden corregir errores. "Tal vez se detengan para perseguir un insecto entre el primer y el segundo obstáculo", dice Jill Archibald, de 71 años, presidenta de agilidad felina de la Cat Fanciers' Association. "Pueden volver a donde se desviaron y continuar con el obstáculo".

Los entrenadores y adiestradores en estas competencias trabajan con los instintos naturales de cacería de los gatos usando un señuelo (es decir, un juguete muy apreciado) para atraer al gato a través de la pista de obstáculos.

Archibald sugiere comenzar el adiestramiento de tu gato con pequeños pasos, como arrastrar su juguete favorito por una pila de libros o una silla, y luego darle a tu gato mucho amor y atención cuando lo complete.

"No hay razón por la cual no se pueda enseñar agilidad a los gatos, ahora que los dueños están en casa", dice. "Simplemente no lo hagas con hierba gatera porque tu gato se pondrá tonto y se querrá acostar".


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


Formación de un vínculo profundo

Si te interesa ver si tu gato tiene lo que se necesita, el entrenamiento con un "clicker" es a menudo el método de entrenamiento preferido. Este dispositivo pulsador (incluso puedes usar un bolígrafo con botón) se presiona para marcar el comportamiento deseado, que se refuerza con un premio de alto valor.

Christie Rogero, quien lidera la iniciativa Cat Pawsitive a través de Greater Good Charities, un programa de entrenamiento y perfeccionamiento para gatos de refugios, enseña a los voluntarios a entrenar con clicker para varios comandos como chocar los cinco, saltar el aro, rodarse, traer un objeto y otras rutinas de agilidad. El programa ayuda a aliviar el aburrimiento, cultivar el vínculo con los humanos e incluso reducir los problemas de conducta.

Una gata, Pippi, que fue descrita como "asesina", estaba tan estresada por el ambiente del refugio que se volvió violenta y enojada, lo que asustaba a los voluntarios.

Nikki Lowe trabaja con la gata Pippi

CORTESÍA DE FIVE ACRES ANIMAL SHELTER/GREATER GOOD CHARITIES FIVE ACRES ANIMAL SHELTER

La líder del equipo de Cat Pawsitive, Nikki Lowe, trabaja con Pippi, una gata rescatada, en el salto a través de los aros.

Cuando Pippi comenzó el entrenamiento de agilidad, fue como si se hubiera activado un interruptor, dice Rogero. Pronto, ella buscaba interactuar con los humanos corriendo escaleras arriba y saltando a través de aros. Y finalmente un adoptante se la llevó a su casa y está encantado de mantenerla ocupada. "Puede hacer que una “gata asesina” se convierta en una gata feliz que no te cortará la cara porque está muy frustrada con su entorno", dice Rogero sobre el entrenamiento.

Si bien encontrar hogares para gatos y ganar reconocimiento en competencias nacionales son una parte importante del atractivo del entrenamiento de agilidad, el beneficio real es el vínculo profundo que se forma entre la mascota y el dueño. "Casi siempre puedes saber lo que están pensando, tanto en el circuito de agilidad como en casa", dice Pete Deal. "Definitivamente, te sientes más cerca".

Sara Ventiera es una colaboradora que cubre temas de mascotas, salud y diseño de interiores. Su trabajo ha aparecido en una amplia variedad de publicaciones, entre ellas The New York Times, Food & Wine, NPR, Eating y BBC Travel.