Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

¿Deberías celebrar Halloween este año?

Para los CDC, pedir dulces de puerta en puerta conlleva un alto riesgo de transmisión de COVID-19.

Niña que usa máscara recibe caramelos durante Halloween

Artmarie/Getty Images

In English | Si la idea de abrir tu puerta a brujas y fantasmas te aterroriza —y no de una manera divertida—, no eres el único. Halloween, como todos los festejos durante la pandemia de COVID-19, será diferente este año.

Para los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) pedir dulces de puerta a puerta es una actividad que conlleva un alto riesgo de transmisión del coronavirus. Así que, en los vecindarios donde los niños piden caramelos, muchas personas se preguntan cómo disfrutar de los festejos de forma segura. ¿Hay maneras de mantener el distanciamiento social al repartir dulces o llevar a tu nieto de puerta a puerta?

Las pautas de Halloween de los CDC (en inglés) clasifican las actividades según su nivel de riesgo: los eventos virtuales como los concursos de disfraces y de decoración de calabazas conllevan un menor riesgo; los eventos pequeños al aire libre y las reuniones pequeñas en persona, en lugares cerrados donde todos usan mascarilla y permanecen a seis pies de distancia, tienen menor riesgo; y las reuniones medianas o grandes, y el contacto cercano que se tiene al pedir dulces de puerta a puerta, pueden conllevar un alto riesgo de propagación del virus.

Además, el 21 de octubre, los CDC pusieron al día la definición de lo que significa estar en contacto cercano con alguien que tiene COVID-19. Ahora se define como estar a 6 pies de una persona durante 15 minutos o más dentro un período de 24 horas. Así que pedir dulces con amigos o pasar tiempo con vecinos, que podrían ser portadores asintomáticos del virus, puede estar fuera del alcance.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Algunas localidades han impuesto límites o emitido estrictas advertencias sobre las actividades tradicionales de Halloween, como los desfiles, las casas embrujadas y las fiestas grandes en lugares cerrados en las que los invitados juegan a pescar manzanas con la boca.

El Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles fue una de las primeras organizaciones en dar recomendaciones. Emitió pautas (en inglés) que sugieren que, en lugar de llevar a los niños de puerta a puerta, las personas vayan al autocine la noche de Halloween. El famoso desfile de Halloween de Greenwich Village, Nueva York se canceló, al igual que las fiestas de Halloween de Disney en California y Florida. En el área de Chicago, el festival de la calabaza Great Highwood Pumpkin Festival también se canceló.

Como se acerca Halloween, vale la pena consultar con el departamento de salud de la zona donde vives o consultar la lista de AARP de las restricciones relacionadas con el coronavirus sobre las reuniones, según cada estado, para ver actualizaciones. Y mientras tanto, a continuación te presentamos los consejos de dos expertas en salud para celebrar el día festivo de una manera segura.

Halloween y la espeluznante realidad este año

“Las reglas para evitar la transmisión del virus no cambian por ser un día festivo”, dice Anne Rimoin, profesora de Epidemiología en la Facultad de Salud Pública Fielding de UCLA y experta en enfermedades infecciosas emergentes y salud global de Los Ángeles, California.

“No hay manera de eliminar completamente el riesgo cuando tienes contacto con otras personas que no viven contigo durante una pandemia, sobre todo en lugares con altos índices de propagación comunitaria”, dice.

En Salem, Massachusetts —quizás la ciudad más embrujada del país— autobuses llenos de niños llegan para celebrar Halloween, dice Julie Beauchamp-McLean, de 50 años, quien es residente de la ciudad.

“Normalmente, nos sentamos afuera, bebemos una copa de vino y repartimos 800 dulces”, dice. Este año no será así. “El riesgo de transmitir la enfermedad al tener contacto cercano y tocar los caramelos es muy alto”.

Según Beauchamp-McLean, aproximadamente el 40% de sus vecinos han dicho que no repartirán dulces.

¿Vale la pena arriesgarse para festejar Halloween?

Pumpkins on the grass with face protective mask during Covid-19 pandemic

Getty Images

Sugerencias para un Halloween seguro

• Consulta con el Gobierno local para informarte si habrá restricciones en Halloween.

• Considera poner los dulces en bolsas individuales que puedan tomar los niños para evitar la interacción.

• No asistas a fiestas ni reuniones en lugares cerrados y con muchos invitados.

• Evalúa el riesgo. Si sufres de alguna enfermedad, quizás no debas participar en las actividades de Halloween.

• Usa una mascarilla y desinfectante de manos si piensas repartir dulces o acompañar a algún niño a pedir caramelos.

• Realiza actividades alternativas como búsquedas de dulces o juegos de Halloween en el patio.

Las personas de 65 años o más y las que tienen enfermedades subyacentes tienen un mayor riesgo de sufrir peores consecuencias si contraen el virus, señala Rimoin, así que ten en cuenta tu factor de riesgo cuando decidas si participarás en las actividades de Halloween este año.

En Lakewood, Ohio, Joan Burda, de 68 años, y su esposa Betsy Ashley, de 56, no encenderán la luz de su porche el 31 de octubre. Las dos se encuentran en la categoría de alto riesgo debido a su edad y a enfermedades subyacentes. Ashley es la cuidadora principal de su madre. “Ya nada es normal, y creemos que lo mejor es adoptar una estrategia más cautelosa”, dice Burda.

Toma precauciones al repartir dulces

Si no puedes imaginar no darles dulces a los niños de tu vecindario, mantén el debido distanciamiento social en tu puerta de entrada o porche, usa una mascarilla y desinféctate las manos con frecuencia, dice la Dra. Nadeen White, pediatra de Atlanta. No repartas golosinas hechas en casa este año; los dulces empaquetados de manera individual son una mejor opción.

En Huntsville, Alabama, Betty Bolte, de 55 años, y su esposo, Chris, de 60, encontraron una manera más segura de repartir dulces. “Pensamos decorar con una bandera de Halloween y poner dulces en bolsas individuales dentro de un recipiente sobre una mesa en el porche para que los niños las tomen”, dice.

Michael Dean, de 58 años, y su esposa, Pickett, de 54, de Asheville, Carolina del Norte, también esperan con ansias Halloween este año y tomarán precauciones adicionales. “Probablemente imprimiremos carteles para informar a las personas que nuestra casa es un lugar seguro para celebrar Halloween”, dice.

Para evitar el contacto directo con los niños, la pareja pondrá —mientras usa guantes limpios— caramelos en platos de papel que colocará uno sobre otro en una silla para los pequeños.

“Esto sin duda minimizará los riesgos para todos”, dice. “Creemos que vale la pena celebrar Halloween en un año que necesita un poco de luz”.

La clave para un Halloween dulce y seguro

Pedir dulces al aire libre en un vecindario no muy concurrido mientras mantienes el distanciamiento social al estar cerca de grupos de personas que no conoces es menos riesgoso que ir a una casa embrujada o una fiesta de Halloween en un lugar cerrado, dice Rimoin de UCLA. Usa una mascarilla de tela y un protector facial o para los ojos con tu disfraz y lleva desinfectante de manos para que puedas desinfectar las manos de tus pequeños con frecuencia.

Sin embargo, ten en cuenta que aunque uses una mascarilla, interactuar con extraños aumenta el factor de riesgo, señala la Dra. White.

“Vas a tener contacto cara a cara con muchas personas, y no todos van a llevar puesta una mascarilla cuando abran la puerta. También puedes tocar cosas que tal vez estén contaminadas, como dulces en recipientes donde otras personas metieron las manos”, explica.

White sugiere formar un grupo con personas de confianza de tu calle para limitar el contacto.

“Comunícate con tus vecinos para averiguar su factor de riesgo. Si vives en una calle sin salida y sabes que las demás personas no han salido, viajado ni realizado actividades riesgosas, y nadie ha tenido COVID-19, todos pueden usar mascarillas e ir a pedir dulces a seis o diez casas”, dice.

En San Diego, a Stacey Lund, de 50 años, le encanta llevar a su hija de 11 años a pedir caramelos. “Este año, es complicado”, admite. El buen clima en San Diego permite que las personas se sienten afuera para repartir dulces desde una distancia segura. Pero la amenaza del virus también la preocupa.

Lund agrega que el estrés causado por la pandemia significa que los niños necesitan la diversión y la normalidad más que nunca, dentro de lo razonable. Lund dice que Emma se disfrazará, usará una mascarilla y caminará por el vecindario con sus amigos mientras practica el distanciamiento social.

Ingeniosas ideas para celebrar

Algunos amantes de Halloween han encontrado maneras creativas de festejar este año. Un hombre de Ohio instaló un tobogán para dulces hecho de cartón en el pasamanos de su porche por el que puede deslizar golosinas para los niños y mantener el distanciamiento social.

White sugiere organizar una búsqueda del tesoro de Halloween, en el patio trasero o en unas cuantas calles poco concurridas, donde tus nietos pueden buscar golosinas y juguetes escondidos. También puedes organizar juegos al aire libre en el patio, como lanzamiento de pequeñas calabazas, golf de calabazas o boliche de momias (sitios en inglés). O cuenta historias de miedo alrededor de una fogata (no te olvides de los malvaviscos) después de proyectar una película.

Nota de redacción: este artículo fue publicado originalmente el 24 de septiembre. Ha sido actualizado con nueva información de los CDC.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.