Skip to content
 

Cómo sobrellevar el duelo en las fiestas de fin de año

10 consejos que levantan el ánimo en momentos difíciles.

In English | El duelo por la pérdida de un ser querido es una experiencia difícil en cualquier momento; pero en la época de fiestas navideñas, puede ser mayor la sensación de pérdida y la aflicción. Las reuniones familiares y las fiestas pueden constituir momentos dolorosos debido a la ausencia de un ser querido. Sin embargo, también pueden constituir momentos reconfortantes en los cuales uno pasa tiempo con la familia y los amigos, centrando la atención en los buenos recuerdos y tratando de recuperar la alegría. Si usted está llorando la pérdida de un ser querido este año, a continuación encontrará algunas cosas importantes para tener en mente.

Vea también: Todo lo que necesita saber si presta cuidados.

Vela con las luces de Navidad - Cómo sobrellevar el duelo en las fiestas de fin de año

Foto: Betsie Van Der Meer/Getty Images

Las reuniones familiares pueden constituir un momento agradable para recordar a los que se han ido.

1. Haga aquello que lo haga sentir bien. Es usted quien debe decidir qué actividades, tradiciones o eventos podrá llevar adelante. No se sienta obligado a hacer nada que no considere posible de llevar a cabo. El duelo lleva tiempo. Usted se encuentra muy vulnerable en este momento, de modo que todo lo que necesita es superar el día, la semana o la temporada de la mejor manera. Trate de no pensar demasiado en eso.

2. Acepte sus sentimientos, sean cuales sean. Cada persona lleva el duelo a su modo. Algunos tratarán de evitar los sentimientos tristes; otros, llorarán mares de lágrimas. Algunas personas se sienten mal por no sentirse animados para disfrutar de las fiestas; otras, culpables por sentirse alegres. Sea como sea que se sienta, acéptelo. Y acepte los altibajos, es inevitable sentir una paz que lo tranquilizará en determinado momento y una tristeza que lo desgarrará al momento siguiente. Trate de apoyarse en su fe y sabrá cómo superar las fiestas sin juzgarse ni juzgar a los demás.

3. Recurra a sus familiares y amigos. Hable con sus seres queridos acerca de sus emociones. Sea sincero respecto de cómo le gustaría que se hicieran las cosas este año: si desea hablar sobre los que ya han fallecido, hágalo, y hágales saber a los demás que no tiene ningún problema con ello. Invite a algún amigo a los eventos para que lo apoye, y conciban un “plan de escape”, juntos, por si precisan retirarse en forma repentina. Lea literatura que le ayude a superar las fiestas navideñas tras sufrir una pérdida, y busque grupos de apoyo, conferencias o eventos religiosos. Procure el apoyo profesional de un terapeuta. Manténgase en contacto con otras personas que estén de duelo a través de grupos en línea y contactos de amigos.

4. Ponga su atención en los niños. Muchas festividades ponen especial atención en los niños, y eso suele ayudar a centrarse en sus necesidades. Tenga en cuenta que lo que usted decida para superar las fiestas navideñas puede afectar a los niños de la familia. Si decide no asistir, es probable que ellos no comprendan el motivo por el que usted no quiere sumarse a los festejos familiares. Tal vez pueda participar de las reuniones familiares que sean más importantes para los niños, y discúlpese cuando haya llegado a su límite.

5. Planee de antemano. Algunas veces, la expectativa es peor que las fiestas como tal. Organice actividades reconfortantes en las semanas previas, para acumular alguna expectativa favorable en vez de acumular angustia por el dolor que podrían generar los festejos. Podría ser más fácil con actividades nuevas, pero las tradiciones familiares también podrían ser reconfortantes; haga lo que le resulte mejor. Rodearse de positivismo puede ayudar mucho.

Siguiente: Restrinja sus actividades »

6. Restrinja sus actividades. Si el solo pensar en muchas actividades navideñas le resulta doloroso, abrumador o inadecuado para este año, no tiene que llevarlas adelante. Por ejemplo, podría optar por minimizar la decoración de su casa y tomarse un respiro en ciertas obligaciones de fin de año, como por ejemplo el envío de tarjetas y saludos navideños. O bien, pruebe hacerlo por internet en vez de por correo postal. Podría restringir los festejos a pequeñas reuniones con sus amigos y familiares más cercanos. Haga las actividades que le hacen sentir seguro y cómodo. Piense en expectativas realistas, tanto para usted como para los demás, pero sobre todo, sea considerado con usted mismo.

7. Envíe regalos. Es notable cómo en tiempos de duelo, a veces, el mayor consuelo es enviar regalos a los demás. Por lo general la tristeza paraliza, lo mismo que la sensación de desamparo y la desesperanza. En esos momentos, generalmente queremos hacer algo que marque la diferencia. Considere estas opciones:

  • Si perdió a un ser querido, hacer regalos para las fiestas puede ser un desafío. Salir de compras y encontrar el regalo perfecto para alguien a quien usted sabe que jamás podrá volver a entregarle un regalo puede ser devastador. Tal vez, comprar en línea podría ser una opción más adecuada para usted.
  • Podría comprar algo que simbolice a la persona o una época previa a su pérdida, y donarla a una familia necesitada. O hacer una donación en nombre de su ser querido a una entidad caritativa o causa a la que ella o él apoyaran.
  • La pérdida que lo afecta podría estar rodeada de circunstancias negativas, y es muy fácil caer en la tristeza, el miedo o el enojo. Trate de canalizar su energía en formas positivas para generar el bien en el mundo, en vez de perpetuar lo negativo. Ofrézcase como voluntario para ayudar a otros de alguna manera que esté relacionada con lo que le ha provocado a usted tanta angustia. Ofrezca su tiempo y sus talentos, o haga una donación a alguna entidad benéfica relacionada.

8. Reconozca a quienes han fallecido. Si está atravesando por una etapa de duelo por la pérdida de alguien muy cercano a usted, puede ayudarle emocionalmente el llevarle adelante un ritual navideño en memoria del fallecido. Algunas ideas: encender velas por él, hablar de ella, comprar juguetes o libros para donarles a los niños en su nombre, dedicarle un servicio religioso, plantar un árbol, preparar una tarjeta o escribir una carta, mostrar fotos de él o poner algún objeto de su propiedad entre la decoración navideña.

9. Haga algo distinto. Asuma que las cosas han cambiado; ciertamente, las fiestas navideñas jamás volverán a ser como antes. Aceptar esto lo ayudará a manejar las expectativas. Planifique actividades nuevas, especialmente el primer año luego de la pérdida. Reúnase en un sitio distinto para los festejos en familia, cambie el menú o salga a comer, haga trabajo voluntario, invite a amigos a su casa, vaya al teatro, viaje… genere nuevos recuerdos. Muchas familias vuelven a sus rutinas y ritos habituales luego del primer año, pero otras disfrutan de incorporar sus nuevas experiencias para siempre.

10. Pase las fiestas por alto. Si cree que será demasiado para usted y preferiría no participar de las fiestas, no dude en decirlo. Su familia y amigos lo entenderán. Pero planifique actividades alternativas reconfortantes para usted, y cuéntele a alguien lo que tiene previsto hacer. Es una buena idea asegurarse de que alguien se comunique con usted para ver cómo se siente ese día.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto