Skip to content
 

Ideas para que tu casa refleje la Pascua

Conmemora este día rodeado de colores, flores y tu familia.

Huevos de Pascua - Ideas para que su casa refleje la Pascua

Foto: Flickr/Getty Images

Los huevos de pascua puedes usarlos para decorar la mesa del comedor.

Colores pasteles, huevos bellamente decorados, conejitos vestidos de fiesta; ¡debemos estar hablando de la Pascua! Si quieres que tu hogar refleje el renacer que festejan tantos creyentes en esta conmemoración, sigue estos sencillos consejos para decorar y disfrutar... ¡en familia!

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Huevos de Pascua con un toque único

Teñir y decorar los huevos de Pascua es una entrañable tradición y una ocasión perfecta para pasar un buen rato con los hijos o los nietos. El modo más sencillo de hacerlo es simplemente cocer los huevos hasta que estén “duros” y teñirlos de distintos colores. Recuerda que si planeas consumir los huevos, necesitarás mantenerlos refrigerados (duran aproximadamente una semana). Si la decoración que planeas hacer es más elaborada y quieres conservarlos, primero tendrás que vaciarlos. Haz un agujerito con la punta de un cuchillo afilado en un extremo del huevo y otro un poco más grande en el extremo opuesto. Introduce a continuación un clip desdoblado para romper la yema y mezclarla con la clara. Ahora solamente tendrás que soplar por uno de los extremos y la clara y la yema del huevo saldrán fácilmente por el otro. Limpia bien el interior con agua, y la cáscara del huevo estará lista para teñir y decorar.

Cómo darle tu color preferido

Si quieres usar tintes naturales, pon a hervir los huevos en agua con verduras como remolacha o espinaca, o con condimentos tales como la cúrcuma hasta que el color se transfiera en la intensidad deseada. Si prefieres acelerar el proceso, usa ocho gotas de colorante de comida (elige el color que desees) por cada taza de agua caliente y añade un chorrito de vinagre para fijar el color. ¿Listo para decorar? Te comparto tres de mis estilos favoritos:

  1. Enrolla los huevos con gomas elásticas atadas en distintas direcciones. Al sumergirlos en el agua coloreada, la zona cubierta por las gomas no se teñirá y dará lugar a un diseño original.
  2. Prueba también envolver el huevo en un trocito de tela de encaje y sujétalo con una goma antes de teñirlo. El diseño del encaje quedará en blanco contrastando con el color que hayas escogido para teñir el huevo.
  3. Una vez teñido el huevo, puedes decorarlo con trocitos de cinta de la que es adhesiva por ambos lados. Simplemente pega en la cinta pedacitos de tela o envuelve el huevo con lazos de colores. Deja que los niños completen el diseño pintando sus dibujos favoritos con rotuladores de colores.

Preciosos adornos para tu mesa de Pascua

Ahora que ya tienes los huevos decorados, ¿por qué no usarlos para decorar tu mesa el domingo de Pascua? Si esperas recibir a varios invitados (o a la familia), usa estos huevos para asignar un espacio a cada comensal en la mesa. Pon unas servilleta en tonos primaverales en cada plato y encima pon un pequeño “nido”. Usa tiritas de celofán o papel de distintos colores cortado en tiras (te resultará muy fácil hacerlo si tienes a mano una trituradora de papel) para hacer el nido y pon dentro de él un huevo con el nombre o las iniciales de cada invitado.

Para el centro de mesa, uno de los arreglos más sencillos y, al mismo tiempo, más espectacular que te aconsejo es usar un frutero de distintos niveles o superponer dos o tres bases de tartas. Combina en cada nivel capullos de flores primaverales, pequeños huevos anidados en musgo y sus dulces preferidos. ¡No te olvides de incluir esos adorables pollitos o conejitos de azúcar tan típicos de estas fechas! Completa la mesa con pequeños jarrones de cristal adornados con sus flores favoritas.

Otra idea sencilla para decorar la mesa es usar pequeños portahuevos (o egg cup holders que son para servir huevos semicocidos) para poner en cada uno la cáscara vacía de un huevo al que se haya cortado la parte superior dejando que se vean los bordes irregulares (como si el pollito acabara de salir del huevo). Pon en su interior una pequeña vela de té y ¡préndelos! Intercala en la mesa estos originales candelabros con copas de boca ancha tipo martini o margarita. Usa cada copa para anidar huevos —de distintos tamaños y colores— envueltos en hierba de Pascua.

Da la bienvenida a tu hogar

No hay mejor modo de dar la bienvenida a tus invitados que con una guirnalda en la puerta principal. Para la época de Pascua, son espectaculares y muy sencillas de hacer las guirnaldas que combinan huevos de colores con flores de temporada. Simplemente compra huevos blancos de plástico en cualquier tienda de manualidades, luego píntalos o decóralos a tu gusto. Usa una pistola de pegamento caliente para pegarlos a la base de tu guirnalda, intercalándolos con ramilletes de flores de tela (preferiblemente de seda). Completa tu diseño con un gran lazo de cintas de colores en tonos pasteles.

En los últimos años se han puesto muy de moda los árboles de Pascua. Resultan tan decorativos que seguro querrás conservarlo toda la primavera. Simplemente busca en tu jardín, o en las tiendas de manualidades, ramas de distintos tamaños y píntalas de blanco usando pintura en espray. Pon las ramas en un cubo relleno de arena para que se mantengan derechas y cuelga de ellas pequeños huevos de Pascua usando cintas de colores.

Si tu casa tiene escalones que llevan a la puerta principal, pon una maceta con flores en cada escalón. ¿Mi secreto para vestirlos de fiesta? ¡Pinta las macetas en colores pasteles!

¿Qué

0 |

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto