Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

6 mitos sobre jardinería desmentidos

Tus ideas sobre las plantas, los polinizadores y la salud del suelo tal vez sean obsoletas.


spinner image Una jardinera llevando una olla de barro con flores
Getty Images

Uno de los encantos de la jardinería es la manera en que los jardineros comparten información, a menudo comunicando consejos y trucos que tienen décadas de antigüedad.

Solo hay un problema: muchos de ellos son erróneos.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

"Muchas de estas nociones anticuadas se transmiten de generación en generación", señala Robert Pavlis, quien radica en Ontario y es experto en jardinería, bloguero, educador y autor de varios libros, incluidos dos volúmenes de mitos sobre la jardinería.

El hecho de que siempre se haya hecho algo de una determinada manera no significa que sea lo que en realidad marca la diferencia, afirma.

Hay tantas variables en la jardinería, que es difícil saber si algo funciona de verdad sin investigación rigurosa y métodos científicos.

A veces hay un grano de verdad en las prácticas de jardinería de antaño. Según Glen Bupp, educador de horticultura comercial en Penn State Extension, en Pittsburgh, se supone que las caléndulas repelen los nematodos de los nódulos de raíz, unas plagas microscópicas que dañan las raíces de las tomateras. Y hay ciertas variedades de caléndulas que tienen un grado de eficacia contra los nematodos cuando las plantas verdes se mezclan con la tierra antes de sembrar los tomates, explica Bupp.

"Sin embargo, mientras las caléndulas vivas crecen entre las demás plantas no liberan esos compuestos en el suelo", añade, "y en ese caso, no hacen nada por repeler los nematodos".

¿Por qué persisten entonces estas costumbres?

Los consejos de jardinería cambian cuando se comparten una y otra vez, los libros de jardinería se vuelven obsoletos y, por supuesto, si bien internet y las redes sociales a menudo son útiles, también tienen información errónea. Los expertos señalan que los foros y los sitios de jardinería en línea a veces difunden pseudociencia o venden productos bajo la apariencia de consejos. Una buena manera de comprobar la veracidad de la información sobre la jardinería es consultar con el servicio de extensión local, una colaboración educativa entre extensiones universitarias (como universidades estatales) y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, o buscar en sitios web cuyas direcciones incluyan el dominio .edu, que están afiliados a instituciones educativas.

"Creo que hace tal vez 20, 30 o 40 años, gran parte de la investigación universitaria se centraba más en la agricultura que en la jardinería doméstica", indica C. L. Fornari, radicada en Cape Cod y jardinera, oradora, locutora de radio y autora de Coffee for Roses: ... and 70 Other Misleading Myths About Backyard Gardening. "Ahora se sabe que las actividades de los jardineros domésticos en sus patios y jardines influyen en nuestro medio ambiente, y por tanto se investiga más y también se da más publicidad a esa investigación".

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

A continuación, presentamos seis nociones de jardinería que puedes descartar, según los expertos:

1. Las caléndulas protegen el jardín de las plagas.

Muchas personas creen que las caléndulas ayudan a controlar los mosquitos o repelen las plagas de los tomates u otras verduras.

"La gente olvida que los insectos no huelen los aromas como nosotros", afirma Pavlis. El hecho de que una planta sea aromática para las personas no significa que los insectos la huelan o que produzca suficiente fragancia para ahuyentar las plagas, explica. Y en algunos casos, podría empeorar las cosas.

"De hecho, las caléndulas atraen a ciertos tipos de insectos a tu jardín", advierte.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

2. Las macetas con agujeros necesitan drenaje adicional.

No hay razón para poner grava o fragmentos de tiestos en el fondo de las macetas para el drenaje, dice Fornari. Los profesionales no lo hacen y tú tampoco deberías hacerlo. La supuesta capa de drenaje atrapará las raíces de la planta donde no hay ni agua ni nutrición. Basta con llenar la maceta con medio de siembra y prescindir de los fragmentos de tiestos.

"Es innecesario, es un inconveniente y, sobre todo, es perjudicial para las plantas. Cuando se trata de drenaje, para eso está el agujero del fondo de la maceta", señala.

3. Las flores de peonía necesitan a las hormigas.

Los capullos de las peonías atraen hormigas porque las flores emiten savia más azucarada que la Coca-Cola, explica Fornari. Que tus peonías florezcan o no nada tiene que ver con las hormigas. "La naturaleza no diseñaría necesariamente una flor que dependiera tanto de otra criatura para su existencia", afirma. Si tus peonías no florecen, debes identificar el verdadero problema, como la falta de luz del sol.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

4. Usa tus instintos para acondicionar el suelo.

Hay todo tipo de consejos sobre qué añadirle al suelo: sales de Epsom para el magnesio, posos de café para el ácido, cal para el dulzor, sal marina para los micronutrientes, una verdadera enciclopedia de fertilizantes para el cultivo. No obstante, según todos los expertos, debes esperar hasta que se haga un análisis del suelo.

Por ejemplo, agregar cal al suelo puede ser perjudicial, dice Bupp. "Y año tras año, básicamente estás elevando el pH y agregando enormes cantidades de calcio al suelo. Y lo que quizás acabarías por hacer en realidad es crear carencias de nutrientes", afirma.

El servicio de extensión local puede hacer un análisis fiable del suelo y tendrá instrucciones sobre cómo recoger una muestra adecuada. Un análisis apropiado para los jardines domésticos cuesta alrededor de $20 y a menudo se hace por correo. También es posible comprar estos análisis en tiendas locales de artículos para el hogar y el jardín, pero quizás sean más caros y los resultados sean menos confiables que los que proporcionaría un servicio de extensión. 

5. Añade compost a los hoyos de siembra para fortalecer las raíces.

Una de las tradiciones más arraigadas —y una de las más difíciles de erradicar— es la idea de usar compost, estiércol de res o musgo de turba para acondicionar la tierra autóctona en un hoyo de siembra, indica Fornari. No obstante, las investigaciones universitarias han demostrado que esa es la peor manera de sembrar algo, advierte. Y es contrario a la naturaleza, que solo permite que las plantas y las semillas arraiguen (o no) en la tierra autóctona. Al enriquecer el hoyo, "se crea un restaurante de cinco estrellas, y las raíces de las plantas no quieren abandonarlo para ir al local de comida rápida de al lado", dice Fornari. "Así que estás creando sistemas de raíces restringidos".

En lugar de ello, cava un hoyo ancho en forma de tazón, llénalo con tierra autóctona y, a continuación, cúbrelo con unos centímetros de compost o estiércol compostado.

6. Los remedios caseros son los mejores para ahuyentar las plagas del jardín.

No dejes que la cura sea peor que la plaga. Consulta con el servicio de extensión local sobre cualquier receta casera; no seguir las indicaciones de la etiqueta de algunos productos tal vez sea incluso ilegal, advierte Bupp. Como mínimo, puede hacer daño a las plantas. Por ejemplo, a veces se recomienda el jabón de platos para matar pulgones. Pero no es lo mismo que utilizar un jabón hortícola diseñado para este fin, observa Bupp. Los jabones de platos pueden contener detergentes, que son demasiado fuertes para las plantas.

"La razón por la que estos productos funcionan en insectos de cuerpo blando como los pulgones es porque eliminan sus cutículas cerosas y esencialmente los deshidratan. Bueno, pues lo mismo le ocurre a la planta", aclara Bupp. Y además advierte que los jabones domésticos pueden ser a base de sodio. "Uno de los problemas que observamos con frecuencia es la acumulación de sodio en los suelos. También es mucho mucho más difícil de procesar para una planta", afirma.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.