Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Qué cocinar cuando se corta la electricidad

Prepara una comida sustanciosa con un poco de imaginación y algunos productos básicos.

Hombre alcanza un frasco del gabinete en la cocina

KAKIMAGE / Alamy Stock Photo

In English | No hay luz, pero aún tienes que comer.

Las tormentas eléctricas, los huracanes, los incendios forestales y otros eventos relacionados con el clima están provocando un aumento en los cortes de electricidad, que pueden durar de unas cuantas horas a varios días. Pero con un poco de planificación anticipada y algo de creatividad, tus comidas no tienen que limitarse a frijoles en lata.

La preparación, en caso de corte de electricidad, comienza con los suministros habituales, como linternas, baterías y artículos de primeros auxilios, pero también debes tener un amplio suministro de productos básicos de la despensa, agua y un abrelatas manual si normalmente usas uno eléctrico. Pero incluso sin electricidad, puedes improvisar una comida sustanciosa para ti y tu familia. Estos son algunos consejos e ideas de recetas deliciosas para comer de manera segura cuando no hay electricidad.

Usa lo que tienes en el refrigerador

"Si el corte de electricidad es de menos de dos horas, no necesitas preocuparte de que los alimentos perecederos en tu refrigerador se echen a perder", según Michael Devulpillieres, portavoz de la Cruz Roja.   

Pero si el apagón dura más, la comida refrigerada es lo que deberás consumir primero. Algunos refrigeradores pueden mantener la comida fría hasta cuatro horas, pero depende de qué tan hermético sea tu modelo y con qué frecuencia se abra el refrigerador. Si el refrigerador todavía está a 40 °F o menos, aún es seguro comer los alimentos, de acuerdo con el Servicio de Inocuidad e Inspección de Alimentos del Departamento de Agricultura de EE.UU., pero usa la vista y el olfato, nunca el gusto, para determinar si los alimentos se han echado a perder.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Muchos productos refrigerados pueden durar más a temperatura ambiente, como las frutas y verduras, como manzanas, tomates, zanahorias. Los quesos más duros (como el cheddar), los aguacates y los panes deberían permanecer en buen estado para consumirse durante más de unas cuantas horas. Obviamente, una ensalada es una buena solución, pero piensa en incorporar esos elementos en platos más creativos: 

Gazpacho: si tienes tomates, el chef de Chicago Bill Kim sugiere usar algunas de estas verduras para preparar un gazpacho. "Puedes hacerlo espeso y agregarle un poco de pan triturado y otras verduras y dejar que se marine todo junto", señala. 

Ensalada panzanella: si tienes pan que ya tiene un día también puedes hacer una ensalada panzanella, simplemente mezclando ese pan semiduro con verduras, aceite de oliva y vinagre. Agrega las hierbas que tenías en el refrigerador o saca hierbas secas de la despensa. 

"Tostada" de aguacate: si tienes pan que aún esté fresco (incluso puedes usar galletas saladas), mezcla aguacate, hojuelas de pimiento rojo, sal, pimienta y jugo de lima si tienes. Unta sobre pan o galletas saladas.

Acude al congelador

Si tu congelador está lleno, los productos deberían permanecer congelados durante 48 horas cuando se corta la electricidad, si no lo abres, o 24 horas si está medio lleno, dice Devulpillieres. Si parece que será un corte prolongado que resultará en que la comida se desperdicie, comienza a cocinar antes de que la comida se eche a perder. 

Algunas personas podrían comenzar por comerse el helado de inmediato, pero hay otras ideas para preparar comidas con alimentos del congelador. 

Ensalada de maíz mexicana: algunas verduras congeladas, como el maíz, se pueden llevar a temperatura ambiente y luego preparar algo como una ensalada de maíz mexicana con frijoles negros, un poco de salsa picante, lima y comino. 

Merienda de frutas congeladas: dependiendo de la fruta que tengas en el congelador, puedes prepararte un delicioso refrigerio de frutas congeladas. Unta las bananas congeladas con mantequilla de maní, come uvas congeladas tal cual o mezcla las frutas bayas congeladas con cualquier yogur que tengas. Agrega nueces picadas que tengas en la despensa para un poco de proteína. 

Sé creativo al cocinar

Es posible que puedas cocinar de alguna manera a pesar de la falta de electricidad. Puedes usar una parrilla de gas o carbón al aire libre como siempre. Incluso una hoguera puede funcionar en caso de emergencia para calentar perros calientes, o coloca una rejilla sobre las llamas para asar a la brasa. Puedes hervir agua, sopa o usar una sartén de hierro fundido para cocinar en la parrilla o en la rejilla. 

Si tienes acceso a fuego al aire libre, puedes crear una variedad de comidas con los alimentos que tienes en el refrigerador o el congelador, especialmente si descongelas un poco de carne. 

Adobos: si tienes acceso a carne descongelada, puedes crear algunos adobos rápidos con salsa de soya, miel, ajo y aceite de oliva o con jugo de limón, eneldo, ajo y mostaza.

Quesadillas: estas se cocinan rápidamente sobre el fuego si tienes tortillas, queso, verduras y carne. 

Alimentos envueltos en aluminio: también puedes preparar una amplia variedad de comidas envueltas en papel de aluminio. Simplemente coloca tu elección de proteína, verduras y adobo en papel de aluminio, y cocina en la parrilla o en una fogata.

Prepara la despensa 

La mejor forma (y la más segura) de comer durante un apagón es tener una despensa versátil y surtida que se pueda utilizar para preparar comidas cuando necesites salir de un apuro. Es mejor tener los productos listos y verificar las fechas de caducidad; sí, las latas de frijoles caducan. El agua también tiene una fecha de caducidad, por lo que, si almacenas agua, asegúrate de verificar las fechas también. Tener un buen arsenal de especias secas, además de vinagres y aceites, te ayudará a darle sabor a cualquier plato.

Estos son algunos de los productos básicos que deberías tener en la despensa:

  • Mantequilla de maní u otras mantequillas de nueces (asegúrate de revisar el frasco; algunas deben refrigerarse)
  • Galletas saladas, galletas de arroz
  • Nueces, mezcla de frutos secos, frutos secos
  • Cereales y avena
  • Barras de granola y de energía
  • Atún enlatado, SPAM u otras carnes enlatadas o empaquetadas en bolsa
  • Carne seca tipo "jerky"
  • Fideos de arroz (si tienes acceso a agua, puedes cocinarlos solo con agua caliente, sin hervir)
  • Frijoles enlatados, verduras enlatadas, frutas enlatadas
  • Pepinillos encurtidos
  • Aceite de oliva
  • Vinagre
  • Especias secas

Estas son algunas sugerencias para la despensa: 

Avena preparada la noche anterior: mezcla la avena y el agua como se indica en el paquete (puedes usar agua fría) y déjala reposar cubierta durante la noche. Muchos ingredientes, como canela, almíbar, miel, frutas y nueces, pueden mejorarla aún más. 

Bananas con mantequilla de maní: es algo sencillo, pero te llena, afirma Kim. "Puedes triturarlas y mezclarlas o simplemente untar la mantequilla de maní sobre la banana para aumentar la cantidad de proteína", agrega.

SPAM o ensalada de frijoles: al crecer en Corea, el SPAM era una gran parte de la dieta de Kim y todavía lo disfruta hoy. Si no te gusta el SPAM, puedes cambiar la carne enlatada por frijoles. Kim pica rábanos si los tiene; agrega hierbas secas, aceite de oliva, vinagre y un poco de jugo de limón; y mezcla todo. "Esto te dará diferentes texturas, suaves y crujientes, y diferentes sabores". Si no tienes rábanos, puedes agregar nueces o semillas para un toque crujiente o zanahorias picadas. 

Ensalada de atún con aguacate y galletas saladas: ¿no tienes mayonesa? No hay problema. El aguacate es un excelente sustituto de la mayonesa que se puede mezclar con cualquier atún en lata o empaquetado en bolsa. "Agrega hojuelas de chile seco y pepinillos encurtidos para darle más sabor", señala Kim.

Samantha Lande colaboradora que se especializa en temas de comida, salud e historias de interés humano en diversas publicaciones nacionales. Se ha publicado su trabajo en Real Simple, Allrecipes y Food Network, entre otros

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.