Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Lista de preparación para los jubilados que piensen quedarse en casa este invierno

La nieve, el mantenimiento del auto y las facturas de calefacción podrían traer sorpresas.

Persona quitando la nieve con una pala

Getty Images

In English | Por costumbre, cuando llega el invierno, grandes cantidades de jubilados viajan a lugares de clima más cálido, como Arizona y Florida. Pero este año, la mayoría, por la posibilidad de contagiarse de COVID-19, prefiere quedarse en casa y aguantar las temperaturas heladas en vez de viajar al sur.

Si bien las oficinas de turismo no llevan ningún control de los residentes invernales que pasan entre uno y seis meses en un estado de clima cálido, desde el 2019 se ha registrado una drástica reducción en los viajes a los típicos destinos de los llamados "snowbirds" (aves migratorias que huyen de la nieve). Los viajes por vía aérea a Arizona han disminuido en un 52% en el 2020, y el número de visitantes a Florida se ha reducido en un tercio.

Durante los últimos 10 años, Robert Lewy, médico jubilado de 75 años en Blauvelt, Nueva York, y su esposa Barbara, de 73 años, han alquilado una casa en Naples, Florida, por todo el mes de febrero. Pero este año, han cancelado sus planes de disfrutar de sus vacaciones en el sol. Lewy y su esposa no se sentían cómodos con la idea de pasar por el aeropuerto y viajar por avión, y escucharon que muchas personas en Florida no respetan las precauciones de distanciamiento social.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


"Por la COVID-19, decidimos no ir", dice Lewy. "Los dos somos sanos y activos —jugamos al tenis, vamos a la playa y paseamos en bicicleta—, pero nos preocupa viajar.

Si piensas cambiar el traje de baño por las botas de nieve por primera vez en muchos años, te ofrecemos algunos consejos sobre cómo lidiar con el invierno.

Cuenta con ropa y accesorios adecuados para el invierno

Robert y Barbara Lewy en la playa de Naples, Florida

Cortesía de Robert y Barbara Lewy

Robert y Barbara Lewy, en la playa en Naples, Florida.

5 cosas que hacer si decides no viajar a un lugar de clima cálido:

1. Haz un plan para el despeje de la nieve.

2. Prepara un inventario de la ropa y los accesorios de invierno que tengas, para ver qué necesitas actualizar o reemplazar.

3. Ponte al día con el mantenimiento del auto y ponle llantas de nieve según sea necesario.

4. Ten a la mano sustancias abrasivas, como arena y sal de roca, para su aplicación en los senderos.

5. Ten en cuenta que las facturas de calefacción y electricidad podrían ser más costosas cuando estés presente en los meses de invierno.

Siempre y cuando lleves ropa que te proteja del frío, podrás disfrutar de muchas actividades al aire libre durante el invierno. Pero si tus botas son del año 1998 y no hallas un par de guantes aislantes, tal vez sea el momento de comprar prendas y accesorios adecuados para los próximos meses. Prepara un inventario de la ropa y los accesorios que tengas para el invierno, y asegúrate de contar con las chaquetas, bufandas y gorros necesarios.

"Hemos ampliado nuestro surtido de ropa para el invierno: compramos ropa interior larga y calcetines que protegen contra el frío".

Asegúrate de tener botas de invierno impermeables y de buena calidad, que no se hayan deteriorado con los años o por falta de uso, dice Malka Young, de 67 años, trabajadora social autorizada, administradora de atención certificada y directora de Allies in Aging en JFS Elder Care Solutions en Framingham, Massachusetts.

Con la edad ocurren cambios naturales en el equilibrio, por lo que puede resultar difícil pasar por las aceras y otras superficies heladas durante el invierno, dice Young. Para dar firmeza al paso en las aceras resbalosas, se pueden usar crampones para el hielo o zapatos que cuentan con tacos de tracción y que pueden ponerse fácilmente. Asimismo, para mayor estabilidad se puede usar un bastón de senderismo.

Haz planes para limpiar la nieve

Aunque ya hayas contratado a alguien para despejar la nieve frente a tu casa —incluso cuando hayas pasado el invierno en un lugar de clima cálido—, tal vez sea necesario pedir un mayor nivel de servicio si vas a estar en casa durante el invierno. Haz un plan de acuerdo con tus necesidades, antes de la primera nevada.

Según los expertos, no conviene asumir uno mismo el trabajo de despejar la nieve. Muchos adultos mayores se equivocan al pensar que pueden hacerlo, pero palear nieve pesada podría provocar un ataque cardíaco o un derrame cerebral.

"La gente piensa: 'Eso no me va a pasar a mí. Aunque he estado viajando hacia el sur durante los últimos cinco años, aún puedo palear la nieve'. Pero no importa qué tan activo seas. Eso representa un estrés adicional", dice Young.

Si decides asumir la responsabilidad de palear la nieve, asegúrate de contar con las herramientas adecuadas. Compra una pala ligera con asa ergonómica y hoja ancha que permita despejar la nieve. Los expertos señalan que es importante conservar la hidratación y, para evitar los dolores de espalda y la distensión muscular, usar técnicas adecuadas para palear la nieve. Si tienes una máquina quitanieves, conviene confirmar que haya recibido mantenimiento y funcione adecuadamente.

Y no olvides surtirte de sustancias abrasivas como arena (común o para gatos), sal o líquido descongelante para su aplicación en balcones, entradas, escaleras y senderos. La mayoría de los productos descongelantes contienen sustancias químicas que derriten el hielo pero pueden ser dañinas para las mascotas o para el césped. Por eso se recomienda usarlos con moderación.

En muchos centros para personas mayores, se ofrece un servicio de entrega de una cubeta de arena o sal, en caso de que no puedas salir, dice Young.

Y no olvides que las facturas de calefacción y electricidad probablemente serán más costosas que cuando hayas pasado meses lejos de casa.

Prepara el auto para el invierno

En muchas partes del país, los caminos se cubren de nieve y hielo. Para ello hay que contar con llantas de nieve.

"En Massachusetts, tuvimos una advertencia temprana", dice Young. "Hubo nevada en Halloween, así que mucha gente ya tiene puestas las llantas de nieve. Para las demás personas, ya es el momento de ponerlas".

Si vives en una zona donde las temperaturas bajan hasta menos de 35 grados Fahrenheit, las llantas para toda temporada no son la opción ideal porque el caucho se endurece hasta carecer de la flexibilidad suficiente para tener una buena tracción sobre el camino. Las llantas de nieve se fabrican con compuestos especiales que se mantienen blandos incluso en temperaturas congelantes, lo cual permite una buena tracción de las llantas. Cuando hay grandes acumulaciones de nieve o hielo, algunas personas ponen cadenas a las llantas. Las leyes con respecto a estas cadenas varían de un estado a otro; se recomienda consultar a la American Automobile Association (AAA) (en inglés) para ver si se permiten en el estado donde vives.

Confirma que tengas al día el mantenimiento del auto y que en él cuentes con suministros de emergencia, como una manta, refrigerios, agua, una pala, linterna, guantes y gorro, cepillo y raspador de nieve y cables de emergencia para la batería. En el sitio web de la AAA se ofrecen muchos recursos y consejos sobre cómo manejar de forma segura durante el invierno (en inglés).

Mantén el contacto con tu círculo social

Las personas que tengan la costumbre de viajar hacia el sur en el invierno podrían echar de menos el círculo social que ven cada año.

Afortunadamente, gracias a tecnologías como las videollamadas, es más fácil conservar las amistades durante la pandemia. Comunícate con las personas que normalmente se ven en los meses de invierno, ya sea por teléfono, correo electrónico, videollamada o carta.

Leah Silber de Brooklyn, Nueva York, tiene poco más de 80 años y ha decidido prescindir de su viaje anual a su condominio en Boca Raton, Florida. Silber generalmente viaja por avión a esa localidad unas dos veces al año. Dice que echará de menos el poder estar con sus amigos en la piscina, hacer compras y asistir a actividades de entretenimiento en el centro social de su complejo residencial privado.

"Los inviernos me molestan cada vez más. Soy joven, pero tengo los huesos viejos", dice Silber, entre risas. "Pero este año no voy a ir, a causa de la pandemia. Simplemente no me siento cómoda con la idea de estar sentada en un avión con otras personas, ni en un auto de Uber".

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.