Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Las razones para revisar la póliza de seguro para propietarios

Estos son los proyectos de renovación y los costos de construcción que deben tener cobertura.

Gráfico de una comunidad con casas

Nicolas Rapp

In English |  ¿Has revisado tu póliza de seguro para propietarios recientemente? Probablemente la respuesta sea no. Una señal de la poca atención que recibe esta cobertura: casi una cuarta parte de los propietarios de viviendas que encuestó Insurance.com en el 2018 dijeron nunca haber leído su póliza.

Pero incluso si estudiaste la letra pequeña al comprar la póliza, con el tiempo puede haber renovaciones en el hogar, costos de construcción más altos y cambios en los códigos de vivienda. Para garantizar que es suficiente o que no estés pagando de más en este tipo de seguro, verifica si te encuentras en alguna de las siguientes situaciones.

1. Renovaste o construiste una habitación

El pilar de las pólizas para propietarios es lo que se conoce como protección de la vivienda: el monto máximo que puedes recibir para reemplazar la estructura de tu hogar, en caso de que sea necesario reconstruirla por completo. Pero con mucha frecuencia, las personas que renuevan sus hogares —añaden una habitación principal en el primer piso, por ejemplo— no ajustan su póliza para que se adapte al costo más alto de reemplazo, comenta Derek Klock, profesor en Virginia Tech y coautor de The Process of Financial Planning. Los costos de construcción, sin lugar a duda, son más altos que cuando compraste tu póliza por primera vez hace años y reconstruir los espacios especializados, como los baños o la cocina, es más costoso que en el caso de un espacio básico. Klock recomienda pedirle a un agente de seguro que vuelva a evaluar tu propiedad para asegurar que tu cobertura sea adecuada. (Además, asegúrate de tener suficiente cobertura para tus pertenencias personales). Ten en cuenta que si tu hogar sufre daños, la mayoría de las aseguradoras no reembolsarán el monto completo de las reparaciones a menos que hayas asegurado la propiedad por, al menos, el 80% de su valor.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


2. Los códigos de construcción han cambiado

Cuanto más antigua sea tu vivienda, más serán las probabilidades de que no cumpla con los códigos de construcción más recientes, como los que indican los estándares de resistencia a incendios en California o al viento en Florida. La cobertura común del costo de reemplazo generalmente no incluye el gasto adicional que conlleva satisfacer los códigos establecidos después de la construcción de tu hogar. Es por eso que si tienes que cumplir con requisitos nuevos, deberías agregar cobertura de códigos de construcción (también conocida como cobertura contra ordenanzas o leyes).

3. Heredaste la joyería de tu madre

Las pólizas comunes de seguro para propietarios normalmente tienen cobertura limitada —a menudo de $2,000 o menos— para toda tu joyería. Kevin Lynch, instructor en American College of Financial Services, recomienda tener cobertura para todos tus artículos valiosos, como la joyería, con una póliza independiente para artículos personales. Estas se diseñaron para proteger no solo contra el robo, sino también contra otros percances, como perder un anillo mientras nadas. Si el valor de un artículo asegurado es muy diferente al precio original que se pagó por el mismo, se debería realizar un estimado, señala Klock. En otros casos, el recibo original, junto con una fotografía o un video del artículo, podrían ser suficiente.

4. Cada vez te preocupan más los desastres naturales

Inundaciones, tornados, incendios forestales, terremotos, entre muchos otros.

Los daños que ocasionan los incendios —forestales o de cualquier otro tipo— y el viento usualmente tienen cobertura en una póliza estándar. Pero los daños por inundación, como los que ocurren durante un huracán, probablemente no se incluyan en la cobertura. Por lo tanto, considera comprar seguro contra inundaciones si vives en un lugar propenso a inundarse. El costo de la cobertura varía, pero el promedio es de $700 al año para una residencia principal. (Visita el sitio FloodSmart.gov (en inglés) para consultar los riesgos de inundación de la zona donde vives y cómo comprar el seguro necesario). La cobertura contra terremotos requiere una prima adicional en tu póliza para propietarios; los costos varían ampliamente según el lugar donde residas.

5. Te mudaste a un condominio

Klock menciona que si necesitas seguro para una unidad de condominio, la clave es saber qué tipo de seguro tiene establecido tu asociación de propietarios (HOA). Como mínimo, podría ser el denominado "bare walls" (paredes desnudas) el cual, básicamente, solo cubre el armazón del edificio alrededor de tu unidad. Como máximo, también podría cubrir las mejoras o incorporaciones que hayas hecho en tu unidad. Una vez que sepas el nivel de cobertura de tu HOA, puedes comprar la póliza de seguro para condominios más adecuada.

6. Te mudaste a un lugar de alquiler

Las pólizas estándar de alquiler por lo general cubren lo mismo que las de propietarios, excepto la estructura en sí. Por ejemplo, las posesiones y el costo de vida en otro lugar, en caso de que te veas desplazado a causa de un incendio u otro desastre. Klock señala que "esto es muy importante" porque la póliza del arrendador cubrirá las reparaciones, pero no tus pertenencias. Agrega que "sin una póliza de seguro de alquiler tendrás que demandar al propietario por los daños. Y las demandas, por lo general, solo se ganan en los casos en los que hay negligencia de parte del propietario". El seguro de alquiler es relativamente económico: la prima anual promedio en EE.UU. es de $180, en comparación con los $1,211 de las pólizas para propietarios.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO