Skip to content

Informe de AARP: Casi el 40% de los hispanos que cuidan de un ser querido son milénicos

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Cómo limpiar y mantener el colchón y las almohadas

Si sufres de alergias, te beneficiará la limpieza rutinaria de estos artículos.

Una mujer tiende la cama de la casa

Hero Images Inc./Alamy Stock Photo

Al igual que con el colchón, las cubiertas para almohadas son ideales si sufres de alergias.

Casi un tercio de nuestra vida lo pasamos en la cama. Ahí empezamos y acabamos el día, y es natural disfrutar de una cama mullida y acogedora. Desgraciadamente es también corriente despertarse con picor en los ojos y en la garganta y con la nariz tapada. Si sufres de alergias, ¡seguro que sabes muy bien lo que digo! Mantener una rutina de limpieza adecuada del colchón y las almohadas hará que duermas mejor… y respires mejor.

Cómo proteger el colchón

El mejor modo de proteger un colchón y mantenerlo limpio durante el mayor tiempo posible, es el de utilizar una cubierta protectora que sea fácil de poner, quitar y lavar. Si sufres de alergias, revisa que la funda sea impermeable e hipoalergénica. Este tipo de funda se cierra con una cremallera y protege completamente el colchón, no solamente la parte superior y los lados. Lava la cubierta protectora —siguiendo las instrucciones de la marca— al menos una vez al mes.

Cómo y con qué frecuencia se debe limpiar el colchón

Es esencial limpiar el colchón periódicamente, a pesar de usar la cubierta protectora, e independientemente de que el colchón sea de muelles o de materiales más modernos, como la espuma o el látex, para mantenerlo limpio y fresco. ¿Con qué frecuencia? La mayoría de los expertos recomiendan limpiarlo al menos dos veces al año, pero si sufres de alergias severas, asma u otros problemas respiratorios, mi consejo es que lo limpies en profundidad al final de cada estación (cuatro veces al año).

Empieza por quitar todos los textiles y las almohadas de la cama. Usando el accesorio para tapicerías de tu aspiradora, aspira cuidadosamente cada pulgada del colchón. Presta especial atención a los bordes, las hendiduras y las costuras. ¿El objetivo? Eliminar tanto el polvo como los ácaros del polvo. Estos insectos diminutos y prácticamente invisibles se alimentan de las células muertas que se desprenden de nuestra piel y el colchón es uno de sus refugios favoritos.

Quita las manchas

Examina a continuación tu colchón para identificar cualquier posible mancha. Recuerda que, como norma general, el mejor modo de tratar las manchas (ya sean de comida, bebida o fluidos humanos o animales) es el de limpiarlas inmediatamente. Si detectas la mancha cuando ya está seca, haz una pasta mezclando un cuarto de taza de agua oxigenada (peróxido de hidrógeno) con una cucharada de sal y un par de gotas de jabón líquido para los platos. Frota la pasta sobre la mancha (hazlo con un cepillo de dientes viejo) y deja actuar. Cuando la pasta esté completamente seca, retira cualquier residuo con un paño.

Elimina olores

En el caso de que percibas malos olores emanando del colchón, prueba este truco. Pon en una botella de espray, vinagre blanco destilado y rocía ligeramente sobre el colchón. Ten cuidado de no saturar o mojar la superficie del colchón en exceso. No te preocupes por el olor porque el aroma a vinagre se evapora rápidamente, pero resulta fantástico para neutralizar otros olores. Consulta mi columna sobre cómo eliminar malos olores.

Refresca con bicarbonato

Cuando compruebes que el colchón está completamente seco, espolvorea sobre toda su superficie una taza de bicarbonato. Deja actuar durante una o dos horas y vuelve a aspirar el colchón cuidadosamente para eliminar cualquier residuo del polvo. Una vez el colchón se vea y sienta seco, limpio y fresco, vuelve a poner el protector y las sábanas y demás ropa de cama (idealmente de fibras naturales).

Por qué voltear y girar

Dependiendo del tipo de colchón que tengas, tendrás que voltearlo al menos una vez al año (esto ya no es necesario con los modelos más modernos), así el desgaste será homogéneo. En cualquier caso, te recomiendo rotarlo tres o cuatro veces al año (o sigue las recomendaciones del fabricante) con el fin de que no disminuya la calidad de tu descanso.

Cómo proteger las almohadas

Al igual que con el colchón, las cubiertas para almohadas son ideales si sufres de alergias o si, simplemente, quieres alargar la vida de tus almohadas y mantenerlas limpias más tiempo. Estas cubiertas mantienen a raya a los ácaros del polvo y actúan como escudo contra el exceso de humedad, ayudando a prevenir la aparición de moho. Mis favoritas son las cubiertas que envuelven completamente la almohada y se cierran con una cremallera. Aprovecha de ponerlas en la lavadora en agua tibia junto a la funda protectora del colchón, una vez al mes.

Cómo lavar las almohadas

Aún con la cubierta protectora y la funda (lava éstas últimas una vez a la semana junto con las sábanas), planea lavar las almohadas de tu cama un par de veces al año. Antes de lavarlas, lee con cuidado la etiqueta con las instrucciones del fabricante.

  • Las almohadas con rellenos de algodón, fibras sintéticas, plumón o incluso plumas, pueden lavarse normalmente en la lavadora.
  • Lava dos almohadas a la vez para no desequilibrar la lavadora y usa un detergente suave y líquido (no en polvo), agua templada y el ciclo delicado.
  • Seca las almohadas en la secadora con calor bajo junto a dos o tres pelotas de tenis nuevas, envueltas en calcetines blancos limpios, para evitar que se apelmace su interior o que el color de las pelotas se les transfiere.
  • Las almohadas rellenas de espuma (foam o memory foam) no pueden lavarse en la lavadora. Sin embargo, puedes refrescarlas poniéndolas en la secadora (sin calor) durante unos 15 minutos.

Te comparto un secreto: una vez sientas que las almohadas no te resultan cómodas para dormir, ¡úsalas como relleno adicional para los cojines del sofá!


¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO