Skip to content
 

La música country es el nuevo rock

Los estilos musicales se han mezclado cada vez más en las últimas tres décadas.

Don Henley (izquierda) de los Eagles y Garth Brooks.

Ethan Miller/Getty Images; Kevin Winter/Getty Images for iHeartMedia

Don Henley (izquierda) de los Eagles y Garth Brooks.

In English

Este artículo forma parte de una serie sobre la música country en la que AARP celebra a Estados Unidos.

En la famosa escena en el Bob's Country Bunker de la película de 1980 The Blues Brothers, John Belushi y Dan Aykroyd entran a un ruidoso bar y preguntan: "¿Qué tipo de música tienen aquí?". La respuesta: "Oh, tenemos los dos tipos: country wéstern".

El chiste parte de una idea concreta: que a los aficionados a la música country no les importan, y ni siquiera reconocen, otros estilos musicales. Si alguna vez este estereotipo fue cierto, ya no lo es. La música country ha conquistado a muchos fanáticos que antes no se interesaban por el género, y lo ha hecho, en parte, adoptando sonidos e influencias ajenos al sonido tradicional. Hoy en día, el tipo de sonidos que provocó que los clientes lanzaran botellas de cerveza a Jake y Elwood tiene una mejor acogida.

"La experimentación en la música country ya no solo es una tendencia, es casi una norma", dice Beville Dunkerley, responsable de la industria country y de las relaciones con los artistas en SiriusXM y Pandora. "Es una invitación a que más personas disfruten del género. No se trata solo de camionetas, fiestas en estacionamientos, perros y divorcios".

O como ha dicho el cantante de Aerosmith, Steven Tyler (que se pasó al country en su carrera como solista): "El country es el nuevo rock 'n' roll".


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Aumento de popularidad

Para las personas en Estados Unidos que desprecian la música country, su popularidad puede ser sorprendente. El 48% de las personas de más de 55 años escuchan música country al menos una vez al mes, según datos recopilados por la Country Music Association. Aunque se percibe como una música regional, el 49% de las personas que viven en el noreste escuchan country, lo que no está muy lejos del 55% del sur.

El álbum más popular del 2021 fue de country: Dangerous: the Double Album, de Morgan Wallen, que registró más de 3.2 millones de unidades equivalentes a álbumes (que tienen en cuenta no solo las compras, sino también la cantidad de reproducciones de los servicios de transmisión). La música country representó el 8.6% de las ventas de álbumes el año pasado, lo que no está muy lejos del 10.7% de la música pop, según MRC Data.

Y durante siete años seguidos, el crecimiento de la transmisión del country ha aumentado más rápido que el promedio del sector en todos los géneros. Por poner un ejemplo dramático, el consumo de transmisión en general aumentó un 93% en el 2015; para la música country, el aumento en ese mismo año fue del 168%. En el servicio Pandora, Today's Country ocupa el segundo lugar de transmisión, solo detrás de Today's Hits, que está orientada a los 40 éxitos del momento, "y de vez en cuando, Today's Country supera a Today's Hits y ocupa el puesto número 1 durante uno o dos meses", dice Dunkerley.

"Hemos visto crecer el género poco a poco, y de repente, durante casi 30 años, ha crecido hasta estar prácticamente en todas partes. Realmente no puedes evitarlo", dice Mike Dungan, presidente y director ejecutivo de Universal Music Group Nashville. Aproximadamente al principio de la cronología de Dungan se encuentra el lanzamiento del primer álbum de Garth Brooks, que vendió más de 10 millones de copias. Pero las raíces del fenómeno van más allá.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Los sonidos de la década de los 70

The Eagles no inventaron el country-rock, esa distinción se les atribuye generalmente a los Byrds y a los Flying Burrito Brothers, pero lo convirtieron en un producto cultural omnipresente. El álbum recopilatorio Their Greatest Hits 1971-1975 es el álbum más vendido de todos los tiempos, con 38 millones de unidades, y Hotel California ocupa el tercer lugar en esa lista, con 26 millones. Acertadamente, incorporaron el banjo y la guitarra de acero a su música, y grandes éxitos como "Lyin' Eyes", "Take It Easy" y "Desperado" normalizaron el sonido para una generación de fanáticos del rock.

A principios de la década de los 90, cuando Garth Brooks se estaba convirtiendo en la mayor estrella de este género, a veces él sorprendía (y hasta alejaba) a las personas cuando mencionaba a Dan Fogelberg, KISS y otros artistas fuera de la música country como influencia. Su éxito en la mezcla de géneros, explica Dungan, se debió en parte a que la música estaba "perdiendo el arte de la guitarra eléctrica", debido al auge del R&B y el hiphop. A lo largo de las décadas, a medida que los grupos de guitarra convencionales han ido escaseando, la música country se ha convertido en el mejor lugar para satisfacer el deseo de escuchar la guitarra.

Según Dungan, "las madres de familia con dos niños en la parte trasera de una minivan" se convirtieron en el público principal del country a través de Garth Brooks y luego se diversificaron hacia otros artistas de Nashville. Para entonces, "la música country les resultaba muy cómoda", añade. "De repente, el sonido de la guitarra de acero de pedal ya no era repulsivo. The Eagles tuvieron mucho que ver con eso".

Otro factor que ha contribuido a la expansión del country es el uso de algoritmos para recomendar música en los servicios de transmisión. Cuando los fanáticos dependían sobre todo en la radio para descubrir nueva música, las emisoras se programaban por estilos; una emisora de rock no ponía country, una de country no ponía R&B. Pero un algoritmo informático es agnóstico; es decir, recomienda desapasionadamente la música que podría gustarte basándose en lo que otros escuchan, así que podría dirigirte de The Eagles a Morgan Wade, de Bruce Springsteen a Eric Church o de Tori Amos a Kacey Musgraves.

El tradicionalismo: superado

Hay fanáticos a quienes les molesta la intrusión de estilos externos en el country, pero tomar prestado del pop siempre ha sido parte de su evolución, dice el historiador del country Tyler Mahan Coe, presentador del pódcast Cocaine & Rhinestones. "Durante la mayor parte de su historia, la música country procedía de la música pop", dice, citando a Bing Crosby y las bandas sonoras de los wésterns de Hollywood como influencias clave en lo que ahora se considera country "tradicional".

Pero la única tradición verdadera en la música country es el cambio, continúa Coe. "En la década de 1930, todo el mundo se enfadaba porque Bob Wills utilizaba una batería en su banda. En los años 40, Ernest Tubb y Hank Williams añadieron un fuerte ritmo de honky tonk, que mucha gente que escuchaba música country consideraba completamente inmoral".

Los cantantes de country más veteranos a menudo contaban una historia similar: habían crecido en el sur, escuchando el Grand Ole Opry cada semana en la radio. La música country era la única que se escuchaba en sus casas. Ese tipo de aislamiento cultural ya no existe. Muchos cantantes de country de menos de 45 o 50 años crecieron en una época en la que una gran variedad de música era popular. La lista de música para una fiesta antes del partido puede variar entre Garth Brooks, Eminem y Metallica. "Mi hermano, mi hermana y yo escuchábamos a escondidas discos de los Beastie Boys, LL Cool J, hasta de N.W.A", me dijo hace unos años la estrella del country Luke Bryan. "Nos habríamos metido en muchos problemas si nos hubieran descubierto con eso".

Cuando apenas se estaba abriendo paso y tocaba en bares universitarios, Bryan recuerda haber tocado canciones de Charlie Daniels y George Strait, y luego, entre sus canciones, escuchaba a un DJ "tocar a todo volumen las canciones de hiphop más sonadas. Empecé a darme cuenta de que estos estilos de música quizás podrían funcionar juntos".

Las colaboraciones abiertas entre cantantes de country y raperos son cada vez más habituales: Nelly y Tim McGraw, Snoop Dogg y Billy Ray Cyrus, Ludacris y Jason Aldean, Taylor Swift y T-Pain. Dos de los mayores éxitos del country de la pasada década fueron colaboraciones: el remix de "Cruise" de Nelly y Georgia Florida Line, y Lil Nas X y Cyrus en un remix de "Old Town Road".

Las estrellas del country también están adoptando el rock duro, como lo demuestra el reciente festival de música Stagecoach, donde Carrie Underwood hizo un dúo con Axl Rose en dos canciones de Guns N' Roses, "Sweet Child O' Mine" y "Paradise City".

La música country se ha beneficiado y ha contribuido a romper las divisiones entre estilos musicales. Los fanáticos de Carrie Underwood "también son grandes fanáticos de Rihanna y de Beyoncé", dice Dungan. "Son el público que creció negándose a ser etiquetado".

Rob Tannenbaum también escribe para The New York TimesGQ Los Angeles Times. Es coautor del libro I Want My MTV: The Uncensored Story of the Music Video Revolution.