Skip to content

AARP reafirma su compromiso de ayudar a aquellos con demencia al hacer importante inversión. Entérate.

 

 

Luis Fonsi: “La música ha sido siempre mi pasión, no mi profesión”

El compositor y cantante de ˋDespacitoˊ habla de los orígenes de su megaéxito.

Luis Fonsi durante una conferencia de prensa en Rusia.

Sergei Bobylev/TASS via Getty Images

Luis Fonsi había desarrollado una notable carrera mucho antes de que “Despacito” se transformara en un éxito global y el video más visto de la historia. Nacido en Puerto Rico, el cantante se mudó a Estados Unidos a los 12 años y se dedicó de lleno a la música, dándose a conocer como uno de los baladistas más talentosos de los últimos años. Fonsi, que este año cumple 40, habló con AARP en español sobre la inevitable influencia boricua de “Despacito” y los peligros de escribir letras con doble sentido, entre otros temas.

Generalmente a los artistas les cuesta lidiar con el fracaso, pero mucho más aún con el éxito masivo. ¿En algún momento te sentiste abrumado por la avalancha que ha sido “Despacito”?

Ha sido una avalancha, sin duda, pero positiva. En ningún momento hubo algo que fuera abrumador. La realidad es que estoy cumpliendo 20 años de carrera y en el pasado tuve canciones importantes, que llegaron al número uno. Quizás estaba bastante preparado para lo que ha sido el éxito mundial de esta canción. Ahora uno sabe apreciar las cosas desde otro punto de vista. Cuando comenzaba, no tenía la experiencia ni la madurez. Llegó en un buen momento en que puedo celebrarlo con mi familia y también con el público que me ha visto crecer.

Lo que me encanta de “Despacito” es que su composición surgió de una manera espontánea y orgánica.

Es interesante cómo cada canción nace de una manera diferente. No hay un patrón o fórmula definida; algunas nacen en una hora, y otras tardan cinco años en germinar. La idea original de “Despacito” nació en la mañana, o por lo menos la mayoría del coro. Esa tarde me reuní con Erika Ender, coautora del tema, y escribimos una canción con mi guitarra, de principio a fin. Aunque nació de esa idea, lo que sí fue muy orgánico es la manera en que se fue produciendo y tomando su identidad, la fusión de los ritmos latinos con la estética urbana y el cuatro puertorriqueño, con ese sabor que tiene. Luego me pareció que la idea de un artista invitado le iba a sumar una característica interesante. Ahí entra Daddy Yankee, con su energía y esa potencia que tiene en la voz. Cada paso que dábamos, la canción crecía más, hasta que se nos fue de las manos.

“Despacito” tiene la elegancia cadenciosa que define a toda la música puertorriqueña. ¿Cómo hiciste para evocar esa esencia boricua?

Desde un principio, la canción gritaba Puerto Rico. La primera frase, por ejemplo: “Vamos a hacerlo en una playa en Puerto Rico”. Los sonidos que terminan en “ito” e “ico” vinieron juntos. Me gusta que tenga ese aire boricua y así nació la idea de ponerle un cuatro, instrumento que normalmente se usa en la música típica, o navideña. El hilo conductor de “Despacito” es ese ostinato [canta la línea melódica del cuatro] que para mí hace que la canción baile, es el 80% del tema. Creo que eso es lo que tú escuchas, y obviamente el hecho de que son dos artistas puertorriqueños grabando juntos.

A mí se me ocurre que inconscientemente debes haber asimilado los discos del Gran Combo y otras orquestas, porque inclusive en tu manera de cantar, “Despacito” tiene algo muy puertorriqueño.

Hay mucha influencia de la música tropical. Yo soy amante de la salsa. No tengo voz de salsero, pero es un género que escucho muchísimo y me crié escuchando porque mi padre es salsero. Siempre le digo a la gente que si le quitas el ritmo a “Despacito” y cantas el coro, eso es salsa, especialmente la segunda mitad. Esa influencia uno la lleva en la sangre y de vez en cuando, si nace la oportunidad, sale naturalmente.

Me fascina cómo el reggaetón ha sido asimilado por la música latina. Por ejemplo, es parte del ADN de “Despacito”, sin pertenecer a ese género.

Lo he tratado de explicar en muchas ocasiones. El pop de hoy en día está completamente influenciado por el reggaetón. Hay gente que dice, “ahora Luis Fonsi es reggaetonero”. No, sigo siendo un cantante melódico, pero la música latina de ahora necesita ese ritmo que nos gusta a todos: a los niños, los adultos y los abuelos. Me encanta que el reggaetón haya puesto a nuestra música en un nivel tan importante en todo el mundo.

Hay una línea muy fina que divide a la sensualidad de la grosería. La letra de “Despacito” juega con esa línea, y también habla del sexo de una manera muy inocente. ¿Cómo negociaste esa dualidad?

Tengo clarísimo que esa línea existe. En todo momento quise quedarme cerca de una letra juguetona, sin abusar del doble sentido, porque puede ser empalagador. Es una de las razones por las que me encanta componer canciones con mujeres, porque su punto de vista me da la seguridad de que nunca se cruzará esa línea. Esta letra usa metáforas, un poco de poesía y un vocabulario cotidiano. Es una letra que la puede cantar cualquiera, y nosotros los adultos la interpretamos como queremos. Es lo divertido de hacer letras como “Despacito”.

Tu música revela una sensibilidad a flor de piel. ¿Cómo haces para sobrevivir en una industria tan difícil?

Es cierto que para hacer canciones todos los días y darle credibilidad a lo que uno hace, es necesario ser sensible. Creo que el público tiene un radar; siente que sufro y celebro con cada letra. Soy muy apasionado por lo que hago y a veces sufro por eso. No hay una estrategia perfecta para protegerse. Trato de vivirlo con honestidad. Para mí la música ha sido siempre mi pasión, no mi profesión. Desde niño —y hay muchos videos de esto— cuando mis papás me preguntaban qué quería ser cuando fuera grande, siempre dije que quería ser músico, no ser famoso. Después de la secundaria fui a la universidad para estudiar música clásica, aunque sabía que por más que entrenara mi voz, nunca podría cantar ópera. Mi pasión era agarrar una guitarra y hacer ruido, pero era importante educarme. Por eso uso la palabra honestidad.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.