Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Rubén Blades con más ganas

Muchos se cuestionaron si Blades volvería a la música después de estar en la política. El artista regresó.

In English | Hace varios años, en una soleada tarde en Los Ángeles, el cantante panameño y legendario salsero Rubén Blades tomó un estéreo portátil y comenzó a cantar un tema del nuevo álbum en el que estaba trabajando. La pieza en cuestión, distinta del sonido afrocaribeño sensual y progresista por el cual Blades es conocido, marcó una sorprendente diferencia de estilo: un son cubano rítmico anclado en el sonido rústico de guitarras y percusión suave con la conmovedora voz de Blades como centro absoluto de atención. (El son es un estilo de música bailable cubana, considerado la base de la salsa.)

Vea también: Diez clásicos de la salsa.

<p>&quot;Tengo toneladas de proyectos en proceso. Estoy actuando en el cine otra vez; tengo un papel en una película musical que será dirigida por un director latino&quot;.<br>— Rubén Blades

"Estoy grabando estas canciones en casa, construyendo mi propio estudio, grabando cuando siento ganas de hacerlo", dijo entonces Blades, señalando modestamente una pequeña sala de música al otro lado del pasillo.

Sin embargo, poco después decidió dejar a un lado sus esfuerzos musicales y lucrativa carrera para dedicarse al servicio público. En 2004, fue nombrado Ministro de Turismo de Panamá. Pero prometió que volvería a la música al finalizar su mandato.

En los años intermedios, muchas personas dentro de la industria de la música cuestionaron si Blades, de 61 años, cumpliría su promesa de regresar a la carrera que lo había hecho mundialmente famoso. El año pasado, cumplió su promesa y regresó a la industria de la música con más ganas que nunca.

Cuando sus funciones en el gobierno panameño terminaron en 2009, Blades vendió su casa en Los Ángeles y se mudó a Nueva York con su esposa, la cantante Luba Mason. Inició entonces una gira masiva por todo el continente americano en la que se reencontró con Seis Del Solar, su pequeña orquesta original de los años ochenta. Al mismo tiempo, lanzó un material grabado en forma casera basado en el son: "Cantares del subdesarrollo". El álbum ha tenido un gran éxito en internet. Pero esto no es todo. 

"Tengo toneladas de proyectos en proceso", dice Blades. "Estoy actuando en el cine otra vez; tengo un papel en una película musical que será dirigida por un director latino. Con respecto a la música, tengo planes de seguir grabando álbumes, unificando el trabajo que he estado haciendo durante los últimos 40 años: un álbum de boleros, otro de tango grabado en Buenos Aires, y una colaboración con [el veterano salsero] Cheo Feliciano. También estoy pensando en escribir mi autobiografía".

Como el ícono cultural que es, Blades disfruta de una excelente reputación en todo el continente americano. Sin embargo, el negocio del espectáculo ha cambiado drásticamente durante los años en que estuvo ausente. La industria musical, plagada por la piratería en Internet, el surgimiento de nuevos géneros como el reggaetón y la lenta muerte de los CDs como modelo financiero viable, está experimentando una enorme crisis de identidad.

Siguiente: Preguntas y respuestas con Blades. >>

¿Tiene Blades lo que hay que tener para sobrevivir en este desafiante mundo nuevo?

Según él, está al menos dispuesto a intentarlo.

"Los cambios han sido dramáticos", admite, "pero tomemos como ejemplo el álbum que estoy planeando con Cheo Feliciano. Estoy seguro de que venderá algunas copias. Servirá además como vehículo para echarnos a andar a Cheo y a mí".

Totalmente consciente de que para los músicos contemporáneos el dinero está en los conciertos, Blades está planeando actuar en vivo en distintos lugares por un tiempo prolongado, comenzando con una posible permanencia en un teatro de la ciudad de Nueva York.

"La dinámica es distinta ahora que 30 años atrás", concuerda Oscar Hernández, tecladista de los álbumes de los clásicos Seis del Solar y director musical de la actual gira de Blades. "Pero artistas como Rubén, Tony Bennett, Sting y Herbie Hancock nunca serán olvidados. Sus producciones trascienden el tiempo y los seguidores inteligentes siempre apreciarán la buena música en tanto alguien la dé a conocer".

Sin embargo, haberse alejado no ha estado totalmente desprovisto de dolor para Rubén Blades el músico. A pesar de que una reciente colaboración con el dúo puertorriqueño de reggeatón Calle 13 expuso su voz ante los oyentes de la nueva generación, muchos amantes de la música son simplemente demasiado jóvenes para recordar su nombre.

Pero ¿valió la pena haberse involucrado en política?

"Absolutamente, y por muchas y distintas razones", dice Blades. "Salí de esta experiencia sabiendo que el sistema puede de veras funcionar. Claro que todavía hay muchas cosas que pueden cambiarse y no todos están siempre de acuerdo. Pero para mí fue importante hacer esto. Durante cinco años, dejé todo lo demás en suspenso y me dediqué al servicio público. Recibí premios internacionales por mi trabajo, y el turismo en Panamá creció considerablemente. En lo personal, fue muy satisfactorio. Básicamente, fui un abogado por cinco años, algo que nunca había hecho antes".

Blades, que también fue candidato a la presidencia en Panamá durante la década de los 90, tiene la educación necesaria para apoyar su actividad política. En 1985, obtuvo un título universitario en leyes en Harvard.

No es mera coincidencia que en breve Blades comenzará un proyecto a largo plazo que implica la donación de su archivo personal de documentos privados, discos que no nunca salieron y recuerdos variados a la Biblioteca Musical Loeb de Harvard.

"Los archivos de Rubén Blades otorgan seriedad a géneros musicales populares como la salsa", dice Donna Guerra, curadora adjunta del archivo de Música del Mundo de la biblioteca. "Estamos felices de que la Biblioteca de Música de Harvard tenga la oportunidad de albergar archivos de música latina. El Sr. Blades visitó la colección el año pasado. Se mostró muy agradecido por estar manteniendo todo este material a disposición de la gente".

Mudarse a Nueva York ha ayudado a Blades en su esfuerzo por un nuevo comienzo. De hecho, fue en la Gran Manzana que su carrera despegó a fines de la década de 1970.

"Me siento más joven aquí", concluye. "Todo me resulta familiar en esta ciudad. Me siento joven otra vez. Con menos cabello en la cabeza tal vez, pero un tipo joven aún".

También le puede interesar: Johnny Pacheco.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO