Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

10 superhéroes hispanos

Sónoman, Kalimán, Capitán Trueno y otros paladines la justicia.

  • Sónoman

    En 1966, la legendaria revista argentina Anteojito le encargó un nuevo personaje al dibujante Osvaldo “Oswal” Walter Viola. Buscando una contrapartida a la obscuridad de Batman, Oswal creó un personaje colorido y optimista, que representa la estética “hippie” de los años 60: Sónoman, “el hombre del poder músico-mental”, que utiliza las ondas sonoras para generar la fuerza de “tres rinocerontes embistiendo”. Amante empedernido de la música, Sónoman es capaz de transformarse él mismo en una onda de sonido, recorriendo así largas distancias en un santiamén. Este personaje exuberante fue publicado durante 10 años.

    1 of 12
  • Kalimán

    Kalimán es pura nostalgia. Los dibujos —rudimentarios pero expresivos— estaban impresos en delicados tonos sepia que se convirtieron en sinónimo de historietas para toda una generación de mexicanos. Nació como radioteatro, se trasladó a los cómics en diciembre de 1965, conociendo un éxito tan fenomenal que se editaron 1,348 aventuras semanales. Proveniente de Katmandú y asociado a la diosa Kali, Kalimán posee extraordinarios poderes mentales, además de ser experto en artes marciales.

    2 of 12
  • Capitán Trueno

    Durante los años 50, el “tebeo” (nombre que se les da a las historietas en España y que deriva de la revista T.B.O., que apareciera por primera vez en 1917) conoció un auge artístico. Quizás el ejemplo más glorioso de esta escuela sean los 618 cuadernillos originales del Capitán Trueno, creado en 1956 por el guionista Víctor Mora, y en un principio con dibujos llenos de textura de Ambrós. Trueno es un cruzado español, enamorado de la princesa vikinga Sigrid, que combate a monstruos y villanos diversos con la ayuda del adolescente Crispín y el corpulento Goliat.

    3 of 12
  • Patoruzú

    No es una exageración afirmar que Patoruzú sea probablemente el superhéroe latino más importante a nivel sociopolítico. Creado por el brillante historietista argentino Dante Quinterno, el cacique Patoruzú es descendiente de los Patoruzek, una tribu de indios patagónicos dotados de poderes sobrenaturales. Patoruzú representa la nobleza de la raza india combinando su extraordinaria fuerza física con virtudes como la bondad, generosidad y ternura. Como contrapartida, su padrino Isidoro es un “porteño” de la ciudad, de origen europeo, vanidoso y materialista. Publicadas desde 1928 en adelante, las andanzas de Patoruzú fusionan las peripecias de un superhéroe con un sentido del humor ácido y costumbrista.

    4 of 12
  • Nippur de Lagash

    Una extraña mezcla de crueldad, sangre y melancolía, Nippur de Lagash apareció por primera vez en la mítica revista argentina D'artagnan, en 1967. Nippur es un guerrero de la civilización sumeria, allá por el siglo 23 antes de Cristo, un vagabundo justiciero que habla con discursos poéticos y usa su espada para defender a los oprimidos. Es creación del extraordinario escritor y trotamundos paraguayo Robin Wood, probablemente el guionista más prolífico de la historieta latinoamericana.

    5 of 12
  • Calarcá

    Al igual que Patoruzú, el personaje colombiano de Calarcá realza el honor y la valentía de un indio sudamericano como símbolo de orgullo patriótico. Surgió a fines de los años 60, y se benefició de la técnica depurada de Jorge Peña, cocreador y uno de sus principales dibujantes. Apoyándose en una seria investigación de la cultura precolombina Pijao, las aventuras de Calarcá narran sus combates contra los conquistadores españoles.

    6 of 12
  • Oferta de AARP

    Suscríbete a nuestro Boletín y diviértete cada día con reseñas de cine, música y libros y juegos.
    Únete a AARP hoy mismo y disfruta la vida un poco más.

    7 of 12
  • Mawa

    Describirla simplemente como una versión femenina de Tarzán sería una gran injusticia. Primero, porque esta sacerdotisa de las selvas amazónicas tiene una mística muy especial, con sus dos jaguares amaestrados y un ejército de negros pájaros mensajeros. Segundo, porque las aventuras de Mawa se basaron frecuentemente en los superlativos dibujos del chileno Juan Francisco Jara, maestro de sombras y texturas. Mawa apareció en la década de los 60 en la revista Jungla de la editorial Zig Zag, un verdadero pilar de la historieta sudamericana.

    8 of 12
  • Santo

    Cuando Santo contra Cerebro del mal se estrenó en los cines en 1958, era cuestión de tiempo antes de que el Enmascarado de Plata protagonizara su propia serie de historietas. Esto ocurrió gracias al talento de José Guadalupe Cruz, que creció durante la revolución mexicana y en 1952 fundó su propia editorial de cómics. Las historietas de Santo eran realizadas en tonos sepia —como las aventuras de Kalimán— y fueron publicadas durante 30 años. La combinación entre lucha libre e historias de monstruos y vampiresas es irresistible.

    9 of 12
  • Hijitus

    El dibujante y animador Manuel García Ferré nació en España y se trasladó a Buenos Aires en 1947. Fue allí que revolucionó la cultura popular latinoamericana con un imperio de revistas, series de televisión y películas centradas en sus entrañables personajes: Hijitus, Larguirucho, Petete, la bruja Cachavacha y tantos otros. Quizás Hijitus sea el más conocido: un niño bondadoso que cuando se transforma en su álter ego, Súper Hijitus, puede volar y tiene una fuerza sobrehumana. Sus enemigos: el siniestro profesor Neurus y su tosco ayudante, el tanguero Pucho.

    10 of 12
  • Antifaz y Zanzíbar Joe

    Además de crear a Hijitus, Manuel García Ferré fue el padre de dos héroes poco conocidos pero inolvidables: una versión sudamericana de Sherlock Holmes y su asistente Watson, Antifaz y Zanzíbar Joe resuelven todo tipo de misterios autóctonos en historias cortas dibujadas en blanco y negro. Antifaz es bajito e inteligente. Zanzíbar Joe es adicto a la yerba mate y habla siempre en divertidas rimas. 

    11 of 12
  • James Nielsen/ZUMA/Corbis
    12 of 12

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO