Skip to content
 

Las mejores películas de Martin Scorsese (clasificadas)

Celebra el cumpleaños número 80 del director de 'Taxi Driver' con sus grandes éxitos.

Martin Scorsese

Arturo Holmes/Getty Images for FLC

In English

Martin Scorsese no está bajando el ritmo a medida que se acerca a su cumpleaños número 80 el 17 de noviembre. Está terminando lo que él llama su "primer wéstern", una adaptación del 2023 de $200 millones del libro de crímenes reales Killers of the Flower Moon: The Osage Murders and the Birth of the FBI. Le cuenta a AARP que, para él, hacer películas todavía es como nadar contra la corriente, y que prácticamente cada una de sus películas ha sido una "pelea encarnizada".

¡Pero qué grandezas han salido de esas peleas! A continuación, en honor a su cumpleaños, presentamos una lista de programación de las películas de Scorsese que se ubican como sus mejores y confirman que es uno de los más grandiosos directores vivos —si no el mejor—, además de otras más que simplemente debes ver.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


7. The Age of Innocence (1992)

El crítico, guionista y buen amigo de Scorsese Jay Cocks le dijo que Newland Archer, el protagonista de la novela de Edith Wharton de 1920 que renuncia a su oportunidad de alcanzar la verdadera felicidad para hacer lo "correcto", o lo que toca, era una encarnación de Marty. En uno de los logros más hermosos y lleno de matices del director, Archer, interpretado por Daniel Day Lewis, atrapado en un matrimonio sin amor, se deja llevar por la belleza "exótica", ligeramente escandalizante, de la condesa, que es interpretada por Michelle Pfeiffer. Es una tragicomedia de época que observa los buenos modales en la que no se levanta la voz ni tampoco una mano —pero en su manera tranquila, esta es una de las películas más emocionalmente violentas de Scorsese—.

Puedes verla aquí: HuluPrime Video

Ve también: Hugo (2011), una película de época aún más elaborada sobre el nacimiento del cine, y la película más familiar de Scorsese. Puedes verla aquí: Prime VideoHuluHBO Max.

6. Taxi Driver (1976)

Las películas estadounidenses de la década de 1970 estaban repletas de infiernos urbanos, desde dramas policiacos descarnados (The French Connection) hasta comedias de choque deliberadamente ofensivas (Where's Poppa?). Taxi Driver casi pertenece a este grupo, pero al final es demasiado irracional y surrealista, tan poética como Rimbaud, Ginsberg o Genet. El escritor Paul Schrader, el actor Robert De Niro y el director Scorsese dejaron sus improntas definitivas. Bickle, un hombre sin amigos ni amores, atrapado en una especie de rutina sin salida de noches interminables en las que se pone en peligro a sí mismo, está tan cegado y es tan socialmente inepto que cree que una sala de cine porno es un lugar apropiado para una primera cita (con Cybill Shepherd). Cuando finalmente da un paso, en un intento de "rescatar" a la prostituta adolescente Iris (Jodie Foster, en una gran actuación que todavía te pone los pelos de punta), es el equivocado. Y, por supuesto, termina convirtiéndolo en un héroe. Taxi Driver, un relato siempre desgarrador de la soledad que conduce por un túnel que culmina en violencia, siempre tuvo la intención de incomodar a sus espectadores. Y todavía lo hace.

Puedes verla aquí: Prime Video

Ve también: Shutter Island (2010), un relato aún más espeluznante (si es que tal cosa es posible) de un hombre-monstruo en aislamiento. Puedes verla aquí: Google PlayPrime Video.


5. Mean Streets (1973)

El tercer largometraje de Scorsese es donde él encuentra decisivamente su voz, con venganza. Es una historia parcialmente autobiográfica ambientada en la Pequeña Italia de Manhattan, no una película sobre los años que anteceden la mayoría de edad. Los jóvenes ya son mayores de edad; simplemente no están dispuestos a crecer, incluso cuando sus juegos de adolescentes se vuelven mortales. Charlie, interpretado por Harvey Keitel, un sustituto de Scorsese, está en conflicto por ser el cobrador de su tío mafioso y por su amistad con Johnny Boy, interpretado por Robert De Niro, que es la anarquía personificada. Su equipo también incluye al dueño de un bar y un aspirante a prestamista usurero. Son divertidos al principio, pero se vuelven tan odiosos que empiezas a pensar que algunos de ellos se merecían su destino. Pero cuando reciben su merecido, no hay catarsis; no hay sentido de cuentas saldadas. Esta película desgarradora exhibe una gran cantidad de innovaciones formales —presta atención al uso de la música y la forma en que se mueve la cámara—, y todo está al servicio de una auténtica honestidad. Y, por supuesto, De Niro es absolutamente eléctrico.

Puedes verla aquí: Prime VideoiTunes

Ve también: Who's That Knocking At My Door (1967), primer largometraje de Scorsese, también protagonizado por Keitel, una especie de ensayo general para Streets. Puedes verla aquí: Apple TVPrime Video.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


4. The King of Comedy (1982)

Robert De Niro ofrece una de sus actuaciones más inusuales como un idiota descomunal en esta película cauterizante y mordazmente divertida. Él interpreta a Rupert Pupkin, un aspirante a comediante cuya fijación con el famoso comediante convertido en presentador de programas de entrevistas Jerry Langford (Jerry Lewis, magníficamente disciplinado interpretando a un hombre frío no muy diferente a sí mismo) se vuelve criminal. Otra película sin violencia física de la que hablar, pero capaz de dejar a los espectadores en incómodas disyuntivas. No es solo una ridiculización de la cultura de las celebridades, sino un análisis implacable de la soledad a ambos lados de la frontera entre el anonimato frustrado y la fama por la que tanto se ha trabajado. Brillante, pero una película tan impopular que puso a Scorsese en la "cárcel de directores" durante años, lo que hizo que los estudios se mostraran reacios a trabajar con él.

Puedes verla aquí: iTunes

Ve también: la épica película de estafas de billar de 1986, The Color of Money, una parábola diferente de la ambición protagonizada por Tom Cruise y Paul Newman, fue la película que ayudó a sacar a Scorsese de la cárcel del cine. Mírala en Prime Video.

3. The Last Waltz (1978)

Este es quizás su más puro acto de amor cinematográfico. Y también un cuento con moraleja. Robbie Robertson, el aparente líder del proteico grupo de rock estadounidense The Band (que una vez fue banda de acompañamiento de Bob Dylan), convocó a Scorsese para filmar el espectáculo de despedida de ese grupo, con Neil Young, Joni Mitchell, Van Morrison, Muddy Waters, Dr. John y otros tantos que incluyeron al mismo Dylan. Scorsese logró juntar una alineación de primera de grandes camarógrafos y consiguió que la leyenda de Hollywood Boris Leven diseñara el escenario (y un estudio de sonido donde se filmaron números musicales, como una lectura definitiva de "The Weight" con los Staples Singers). El resultado es una de las mejores películas de conciertos de la historia, que entreteje una narrativa de la vida y los tiempos de The Band. Algunas de las partes más inspiradas de la película fueron accidentales: la cámara que se mantenía firme en un fascinante Muddy Waters resultó ser la única con rollo en el momento en que la leyenda del blues subió al escenario.

Puedes verla aquí: Prime VideoiTunes

Ve también: Rolling Thunder Revue: A Bob Dylan Story (2019), una obra de prestidigitación cinematográfica divertidamente engañosa, que presenta increíbles imágenes resucitadas de la gira de Dylan en 1975 con Joni Mitchell, Joan Baez, Patti Smith, Roger McGuinn y otros. Puedes verla aquí: Netflix.

2. Goodfellas (1990)

La historia de la vida real de Henry Hill, un soldado de infantería de la mafia que vive momentos emocionantes, desgarradores y terriblemente amorales antes de que el Programa de Protección de Testigos lo sentencia a vivir el resto de su vida "como un don nadie". Goodfellas no solo cambió la fortuna cinematográfica de Scorsese y sentó las bases para su prestigio actual como un titán del cine con un pie en Hollywood y el otro en lo suyo, sino que redefinió el género del cine de gánsteres. Sin Goodfellas, no habría Sopranos, y sin The Sopranos… bueno, muchos canales de televisión por cable ni siquiera existirían hoy, para bien o para mal. La película es un viaje rápido, divertido, a veces genuinamente (aunque culpablemente) estimulante, con la cámara de cine, cortes rápidos y el uso de la música siempre acertado de Scorsese, todo lo cual alcanza nuevas alturas de innovación.

Puedes verla aquí: HBO MaxiTunes, Prime Video

Ve también: The Departed (2006), una frenética película policiaca en la que el corte rápido se acelera hasta un punto del vértigo cercano a la abstracción. Puedes verla aquí: HBO Max.

1. Raging Bull (1980)

Su protagonista, el boxeador de la vida real Jake LaMotta, se comporta de manera espantosa; brutaliza a todos los que están más cerca de él, incluido su hermano y mánager, Joey (Joe Pesci), y su esposa y obsesión erótica, Vicky (Cathy Moriarty). Y sin embargo... el retrato claro de Scorsese de un hombre que finalmente se hace daño a sí mismo es cinemáticamente virtuoso en su disección de un alma muy enferma. De Niro aumentó 60 libras para interpretar a LaMotta en sus años de ruina, y eso es emblemático del compromiso que todos los involucrados en la película aplicaron al trabajo. De Niro continuó insistiendo con Scorsese, quien dijo que no quería hacer una "película de deportes". No fue hasta que Scorsese estuvo hospitalizado, después de haber estado a punto de morir por abuso de drogas, que De Niro confrontó a su amigo sobre su comportamiento autodestructivo, y el director encontró la clave del material: "Podría hacerlo sobre mí". Lo hizo, y le dio al mundo una obra maestra que continúa emocionándonos.

Puedes verla aquí: Prime VideoiTunes

Ve también: A Personal Journey With Martin Scorsese Through American Film (1995), sobre los inicios del director, y por dónde ha pasado, cinematográficamente. Míralo en DVD, disponible en Amazon.

Glenn Kenny, crítico de cine que escribe con frecuencia para AARP, es crítico colaborador de The New York Times y RogerEbert.com, anterior crítico jefe de Premiere y MSN Movies, y el autor de Made Men: The Story of Goodfellas.