Skip to content
 

Bruce Willis se retira después de un diagnóstico de afasia

Nuestro crítico aclama los logros profesionales de una de las estrellas más queridas de la industria.

Bruce Willis

RICH FURY/GETTY IMAGES

In English

Los fanáticos y cineastas reaccionaron con conmoción, dolor y respeto cuando se anunció el retiro de Bruce Willis a los 67 años, después de que se anunciara su diagnóstico de afasia el 30 de marzo. Muchos expresaron la esperanza de que pudiera recibir tratamiento y celebraron su legado. Su deterioro del habla es inusualmente cruel pues fue su habilidad linguística lo que lo impulsó a la fama. “Las personas se olvidan, pero Moonlighting se trataba mucho del lenguaje, y nadie se deleitó más en todo eso que Bruce”, tuiteó el autor Glenn Caron, quien lo seleccionó, un desconocido, de entre más de 3,000 candidatos. “Fue divertido, una especie de escuela de actuación y posgrado”, dijo Willis a Rolling Stone en el año 2000.

Willis, un genio en el escenario, la televisión y el cine, también es uno de los grandes conocedores del cine. “Todos compartimos un objetivo, hacer un espectáculo que reflejara nuestro amor por las películas de Howard Hawks, George Cukor, Preston Sturges y Leo McCarey”, recuerda el director de Moonlighting, Allan Arkush. “Cybill [Shepherd] tenía un profundo conocimiento sobre la historia del cine y Bruce era el bromista de nuestro equipo”. Diestro verbalmente y en la música, Willis estuvo sublime el día en que Ray Charles se presentó como artista invitado en Moonlighting. “Estábamos sentados alrededor del banco de piano de Ray, Bruce se inclinó, y en el oído susurraba, “¿No somos nosotros los dos chicos de Jersey más afortunados del mundo?”, dice Arkush.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Cubos con letras que forman la palabra aphasia

Getty Images

Todo lo que necesitas saber sobre la afasia

Cómo reconocer una condición de problemas del habla y ayudar a quienes lo tienen.

Conoce más

Willis tuvo más suerte: impactó a Hollywood como la estrella desconocida de Die Hard —los primeros carteles mostraron al amenazado rascacielos, no su rostro— y lanzó una carrera de éxitos de taquilla de varios millones de dólares, alternando con películas inteligentes y ingeniosas como Nobody’s Fool. Su estilo cómico va desde Moonlighting y Death Becomes Her hasta la ingeniosa Moonrise Kingdom. Sus películas favoritas en las que él protagonizó incluyen Mortal Thoughts, su mensaje de amor al Nueva Jersey en que creció, Pulp Fiction, 12 Monkeys y The Sixth Sense, que logró filmarse porque aceptó un recorte de salario (más un porcentaje de las ventas de boletos, $1,100 millones en dinero actual). Sus actuaciones magistrales más recientes harían un buen festival de cine independiente: Looper, Lucky Number Slevin y Motherless Brooklyn de Edward Norton.

Durante mucho tiempo, la reacción de Willis al envejecimiento ha sido sensata y ejemplar. “Soy mayor”, dijo a los 45 años. “Tengo líneas en la cara. Estoy perdiendo el cabello. No es un gran problema. Estoy envejeciendo. Me gusta el hecho de que ya no me veo como un niño. Siempre me preguntaba cuándo me iba a convertir en hombre”.

Su decisión de abandonar su carrera fue anunciada por su hija mayor, Rumer, en un conmovedor artículo en Instagram firmado por su familia. “Como dice Bruce siempre, 'vive al máximo'”, escribió. “Y juntos planeamos hacer precisamente eso”.

Tim Appelo cubre temas de entretenimiento y es crítico de cine y televisión para AARP. Anteriormente, fue editor de entretenimiento en Amazon, crítico de video en Entertainment Weekly y crítico y escritor de The Hollywood Reporter, People, MTV, The Village Voice y LA Weekly.