Skip to content
 

Todo lo que necesitas saber sobre la afasia

Cómo reconocer la enfermedad que te roba la capacidad del lenguaje y ayudar a quienes la tienen.

Cubos con letras que forman la palabra aphasia

GETTY IMAGES

In English

La afasia es un trastorno que afecta la capacidad de las personas para comunicarse. Existen varios tipos diferentes de afasia, que generalmente se debe al daño en un área del lado izquierdo del cerebro que controla el lenguaje y la comprensión. Según la causa subyacente, algunas personas pueden recuperarse de la afasia, pero otros tipos de afasia son progresivos y degenerativos. La mayoría de las personas con afasia tienen la mediana edad o más, aunque los niños también pueden tener la enfermedad. Alrededor de 2 millones de personas (en inglés) en Estados Unidos actualmente tienen afasia, según la National Aphasia Association, y alrededor de 180,000 personas (en inglés) en Estados Unidos desarrollan la enfermedad cada año.

Hugo Botha, neurólogo de Mayo Clinic que se especializa en problemas cognitivos y del lenguaje, dice que la afasia no es una enfermedad, sino “una serie de síntomas y un término para reflejar que tienes un problema de lenguaje, y luego tienes que buscar para averiguar por qué tienes afasia”.

Síntomas

Quienes sufren de afasia por lo general tienen problemas para decir palabras, completar oraciones o entender el habla. Sus palabras pueden parecer confusas y mal articuladas. A veces, el habla es lo que los médicos llaman "telegráfica", con una estructura de oraciones muy simple. En vez de “ir aquí”, alguien con afasia podría decir “voy aquí”.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Una aparición repentina de afasia es uno de los signos más comunes de derrame cerebral. Si notas que tú o alguien a tu alrededor tiene problemas del habla repentinamente, llama al 911 de inmediato, porque recibir tratamiento es esencial y puede disminuir la afasia a largo plazo y otros problemas causados por el daño cerebral causado por un derrame cerebral.

Según el tipo de afasia, las personas que la tienen a menudo pueden pensar claramente, pero tal vez no encuentren las palabras que quieren decir, como tratar de recordar palabras en otro idioma que estudiaste hace mucho tiempo. Pero la afasia es más grave que tener problemas para recordar el nombre del último libro que lees o a la hija de tu vecino. “Todos tenemos esos momentos 'en la punta de la lengua' todo el tiempo”, dice Borna Bonakdarpour, profesora de Neurología en la Facultad de Medicina Feinberg de Northwestern University, pero la afasia es diferente. “Sucede de manera constante. Afecta el trabajo. Puede que les resulte difícil leer correos electrónicos o mensajes de texto, o hablar con las personas. Afecta sus actividades diarias”.

Causas comunes

El derrame cerebral es la causa más común de la afasia en Estados Unidos, dice Botha. Un ataque isquémico temporal (AIT), que ocurre cuando el flujo sanguíneo al cerebro está temporalmente bloqueado, también puede causar afasia a corto plazo que se elimina en unas pocas horas o días. Se debe tomar en serio una AIT, con un viaje a la sala de emergencias, porque a menudo es una señal de un derrame cerebral más grave. Una lesión grave en la cabeza por, digamos, un accidente puede causar afasia, al igual que un tumor. La afasia también puede aparecer lentamente, por lo general causada por una enfermedad cerebral progresiva, como la enfermedad de Alzheimer u otro trastorno neurológico.

Tipos de afasia

La afasia se divide ampliamente en dos tipos: con fluidez y sin fluidez, que tienen subgrupos. Algunos de los más comunes incluyen:

  • La afasia expresiva, también llamada afasia de Broca, es una afasia no fluida. Quienes tienen este tipo de afasia a menudo tienen debilidad o parálisis en el lado derecho. Pueden entender el habla y saber lo que quieren decir, pero tienen dificultad para decir las palabras. Debido a que por lo general entienden bien el habla de los demás y sus propias dificultades, pueden sentirse frustrados y desalentados.
  • La afasia progresiva primaria es un término general para varios tipos de afasia que por lo general se desarrolla lenta y gradualmente y afecta la capacidad de la persona para leer, escribir y hablar. Por lo general tiene una causa neurológica subyacente, como la demencia frontal temporal. Debido a la progresión lenta, puede ser difícil de diagnosticar.

Diagnóstico y tratamiento

Los expertos dicen que es esencial diagnosticar la afasia temprano.

Cuando la causa no es obvia, los médicos pueden evaluar la capacidad de una persona para hablar y entender el lenguaje al ordenar una prueba de resonancia magnética (MRI) o una tomografía computarizada (CT) para identificar la ubicación de la lesión en el cerebro. Luego, un patólogo del habla evaluará la capacidad de la persona para leer, escribir, contestar preguntas, nombrar objetos y conversar.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


El tratamiento casi siempre incluye la terapia del habla, pero el mejor tratamiento para la afasia depende de la causa subyacente del trastorno.

Cuando alguien llega a la sala de emergencias con afasia causada por un derrame cerebral, a menudo se les administran medicamentos para eliminar coágulos que pueden disminuir los efectos a largo plazo del derrame cerebral. Alrededor de un tercio de los derrames cerebrales causan afasia, según la National Afhaia Association. Las personas que han tenido un derrame cerebral por lo general pueden mejorar su habla con el tiempo con la ayuda de la terapia del habla.

Los pacientes de Alzheimer reciben tratamiento para esa enfermedad. La afasia primaria progresiva no tiene cura, aunque los pacientes que trabajan con terapeutas del habla a veces pueden retrasar la progresión de la pérdida del habla.

Ayuda a las personas con afasia

Debido a que muchas personas con afasia están pensando claramente pero no pueden comunicarse bien, quienes las rodean a veces piensan que han perdido su inteligencia cuando no lo han hecho. “Las personas que tienen afasia pueden parecer más incapacitadas desde el punto de vista cognitivo de lo que son en realidad”, dice Botha.

Los terapeutas del habla pueden trabajar con familiares para ayudarlos a entender la mejor manera de comunicarse con sus seres queridos con la afasia. Ayuda el mantener simples las oraciones y las preguntas, dice Botha. Trata de estar en la misma sala cuando hables con alguien que tiene afasia, para que puedan leer tu lenguaje corporal. Evita corregir el habla de la persona. La radio, la televisión, los restaurantes ruidosos y otras distracciones pueden dificultar la comunicación y la atención de las personas con afasia.

Bonakdarpour dice que es importante que las personas con afasia se mantengan activas. Aunque a menudo el lado izquierdo del cerebro está dañado, el lado derecho puede ser saludable. La pintura, el dibujo e incluso el canto son actividades que las personas con afasia pueden disfrutar e incluso sobresalir. En lugar de ignorar a alguien con afasia, es mejor hablar despacio y claramente y esperar a que reaccionen. Ayuda a que se sientan valorados e incluidos. “El aislamiento es lo peor que puede suceder”, dice. “El aislamiento empeora la enfermedad cerebral. Mientras menos uses el cerebro, peor será”.

Elizabeth Agnvall es la editora de salud y vida saludable para aarp.org. Ha trabajado como editora de Staying Sharp, la plataforma de salud cerebral de AARP y como editora de salud en AARP Bulletin. También ha escrito para la sección de salud del Washington Post.