Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Los 12 mejores finales inesperados en películas

¡Puntos extra si adivinaste alguno por adelantado!

Bruce Willis y Haley Joel Osment en una escena de The Sixth Sense y Daniel Kaluuya en la película Get Out.

Buena Vista Pictures/Courtesy Everett Collection; Universal Pictures/Courtesy Everett Collection

(De izq. a der.) Bruce Willis y Haley Joel Osment en "The Sixth Sense" y Daniel Kaluuya en "Get Out".

In English | El cine tiene una orgullosa tradición de finales inesperados, esos que te dejan con los ojos gigantes y te dicen, ‘¡caíste en la trampa!’. Las mejores películas siempre parecen un poco trucos de magia, nos hacen bajar la guardia y luego nos sorprenden y nos descolocan. Así que aquí te presentamos las 12 mejores películas con giros inesperados que nunca nos imaginamos. (Para que no haya sorpresas, considérate advertido: a continuación, se revelan tramas).


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Se7en (1995)

"¡¿Qué hay en la caja?! ¡¿Qué hay en la caja?!" No es nada extraño que David Fincher, quien nos presentó The Game y Fight Club, juegue con la mente de la audiencia con un maquiavélico final inesperado. Pero incluso antes de esos dos finales como de caja sorpresa, ya había perfeccionado su talento engañador con Se7en. Morgan Freeman y Brad Pitt interpretan a un par de detectives policíacos tras la pista de un asesino en serie cuyo espeluznante modus operandi sigue los siete pecados capitales. Pero el psicópata se guarda para el final los dos mejores pecados: la cólera y la envidia. El sádico psicópata apodado John Doe (Kevin Spacey, quien no aparece en los créditos de apertura del filme porque Fincher quería que su gran revelación fuera una sorpresa) se entrega a la policía y lleva a Pitt y Freeman hacia el desierto, donde le espera su última víctima. Doe le da al detective Mills, interpretado por Pitt, una caja que contiene la cabeza de su esposa (Gwyneth Paltrow). ¿Por qué ella? Envidia. ¿Entonces por qué Pitt lo mata? Cólera. La lista finalmente está completa... y nuestras pesadillas apenas están por comenzar.

Puedes verla aquí: Se7en, – Amazon Prime, Fandango Now, Google Play, iTunes, Vudu, YouTube

The Sixth Sense (1999)

Esta es la película que hizo que el nombre M. Night Shyamalan fuera sinónimo de los finales inesperados inimaginables; tanto así que a medida que continuó su carrera, parecía que se hubiera encasillado en una esquina creativa. Pero cuando su película psicológica de suspenso llegó por primera vez a los cines, las audiencias se quedaban sin aliento por lo hábilmente que el director había diseñado su trampa. Haley Joel Osment, que en ese entonces tenía diez años, interpreta a un niñito con problemas que afirma que puede ver a personas muertas. Bruce Willis es el afamado psicólogo infantil contratado para ayudar a que el chiquillo supere sus problemas. Igual que las mejores historias de fantasmas, The Sixth Sense lentamente intensifica la tensión hasta que pide a gritos ser liberada. Y cuando esto finalmente ocurre, es con una revelación que absolutamente nadie podría haberse imaginado al momento: el personaje de Willis ha estado muerto todo ese tiempo. Shyamalan arma las piezas de rompecabezas de la complicada trama con tal perfección que el filme se las arregla para impresionar aún más cuando vuelves a verlo una segunda vez.

Puedes verla aquí: The Sixth Sense –  Amazon Prime, Fandango Now, Google Play, iTunes, Vudu, YouTube

Planet of the Apes (1968)

Es verdad, las películas recientes de Planet of the Apes son sorprendentemente buenas. Pero si buscas un icónico final electrizante, no hay nada como el original. Charlton Heston interpreta al único astronauta sobreviviente de una tripulación que logra un aterrizaje forzoso en un planeta habitado por una civilización avanzada de simios que hablan. Se nos hace creer que el humilde prisionero humano, Heston, naufragó lejos del planeta Tierra, a 2,000 años luz en el futuro. Pero la sorpresa definitiva del filme —la imagen de la Estatua de la Libertad en ruinas— es evidencia de que no solo ha estado en la Tierra todo este tiempo, sino de que la humanidad causó su propia extinción. Tal vez no sorprenda que el guion de crítica social fuera escrito por Rod Serling, quien también escribió The Twilight Zone.

Puedes verla aquí: Planet of the Apes – Amazon Prime, Fandango Now, Google Play, iTunes, Vudu, YouTube


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Get Out (2017)

La escalofriante sátira social de Jordan Peele podría parecer como cualquier otra película de horror a primera vista, pero termina por contener mucho sobre el tema racial. Daniel Kaluuya realiza una actuación estelar como un joven negro que va a conocer a los padres de su novia blanca en el núcleo de los suburbios de familias ricas. Al principio, empezamos a pensar que Chris, el personaje de Kaluuya, está paranoico acerca del racismo y que su amante (Allison Williams) y sus padres (Bradley Whitford y Catherine Keener) son liberales educados que no hacen distinción de razas. Pero poco a poco descubrimos que su paranoia no solo estaba justificada, sino que en realidad era insuficiente.

Puedes verla aquí: Get Out – Amazon PrimeFandango NowGoogle PlayiTunesVuduYouTube

NO TE PIERDAS ESTO: 11 cineastas negros que debes conocer

The Usual Suspects (1995)

"¿Quién es Keyser Söze?” Ese fue el grande y misterioso gancho de mercadotecnia durante el verano de 1995. Para cuando el laberinto neo-noir de Bryan Singer llegó a la respuesta, las mandíbulas de los espectadores tenían que desencajarse de los pisos de los cines en todas partes. Un grupo de delincuentes de bajo nivel (Gabriel Byrne, Kevin Pollak, Benicio del Toro, Stephen Baldwin y Kevin Spacey) asaltan un buque de carga por su contenido (¿o no lo hacen?) y el tramposo sabelotodo interpretado por Spacey sale vivo para contarles a los policías qué es lo que realmente pasó. Pero, por supuesto, su historia es un disparate: una delirante y vertiginosa farsa con la que Singer atrapa a la audiencia como con una trampa para osos.

Puedes verla aquí: The Usual Suspects –  Fandango Now, iTunes, Vudu

House of Games (1987)

El debut directivo de David Mamet se trata de apostadores y estafadores, así que desde el principio ya sabes que tienes que poner atención a qué trucos están planeando. Pero incluso así, ¡buena suerte! Lindsay Crouse protagoniza a una psiquiatra y exitosa autora que es engañada por uno de sus pacientes para que explore el submundo de los impostores. Un embustero, interpretado por Mantegna, es su guía. Pero lo que ella no sospecha es que él la está manipulando. Y lo que él no sospecha es que ella lo está manipulando para que la manipule a ella. Es difícil explicarlo, pero créeme, Mamet lo desenreda todo perfectamente. Es una de esas tramas de muñecas rusas que no tiene sentido hasta la escena final. Y para cuando se muestran los créditos finales, te sentirás como que te han engañado... y no te molestará para nada.

Puedes verla aquí: House of Games – Amazon PrimeiTunesVudu

NO TE PIERDAS ESTO: Los 15 mejores programas de crímenes reales para ver de principio a fin ahora mismo

Psycho (1960)

La clásica película de horror de Alfred Hitchcock realmente tiene dos sorpresas brillantes. Una llega a menos de la mitad de la película (la infame escena en la ducha donde la estrella de la película, Janet Leigh, es asesinada justo cuando la historia parece ponerse interesante); la otra llega al final. Esa incluye un sótano oscuro, una lamparilla oscilante y un nervioso hombre "niño de mamá" llamado Norman Bates (Anthony Perkins) vestido con la ropa y la peluca de su difunta madre. Psycho no fue la primera película con un final inesperado, pero ciertamente tuvo el final inesperado más inesperado. Hitchcock consideró las sorpresas de su obra maestra tan sacrosantas que advirtió que no se admitiría a nadie al cine una vez que la película hubiera empezado.

Puedes verla aquí: Psycho – Amazon Prime, Fandango Now, Google Play, iTunes, Vudu, YouTube

Primal Fear (1996)

¿Qué tan genial es la sorpresa final de esta escabrosa película de suspenso en un entorno jurídico? Tan genial que básicamente es responsable de impulsar la carrera actoral de Edward Norton. En su debut en la pantalla grande, el actor interpreta a un joven atormentado que es acusado de asesinar al arzobispo de Chicago. Parece un caso sin esperanzas. Eso es, hasta que el gran abogado de la ciudad de los vientos, Richard Gere, llega para defender al muchacho que sufre de doble personalidad. El anonimato de Norton en esos momentos ayuda a vender el aturdidor final de suspenso de la película porque él es una pizarra en blanco para las audiencias. Pero después de lograr una artimaña así de buena, Norton no solo se convirtió en una estrella de la noche a la mañana, sino que también fue nominado a los premios Óscar por su actuación.

Puedes verla aquí: Primal Fear –  Amazon Prime, Fandango Now, Google Play, iTunes, Vudu, YouTube

No Way Out (1987)

Siempre es emocionante ver a un actor convertirse en una estrella de cine frente a nuestros ojos, y esa es parte de la diversión de esta película de suspenso de espionaje con varios giros y la actuación de un joven Kevin Costner. El resto de la diversión proviene de la trama de No Way Out, que te mantiene adivinando y se guarda la impactante revelación para la escena final. Como una versión moderna de The Big Clock de 1947 en la época de la Guerra Fría, esta muy placentera película presenta a Costner como un soldado que tiene una aventura con la amante (Sean Young) del secretario de defensa (un deliciosamente siniestro Gene Hackman). Cuando ella resulta asesinada, Costner se da a la tarea de encontrar al asesino y limpiar su nombre. Pero incluso los más fanáticos de los misterios no se imaginarán la sorpresiva conclusión de No Way Out.

Puedes verla aquí: No Way Out – Amazon Prime, Google Play, iTunes, Vudu, YouTube

The Empire Strikes Back (1980)

Los fanáticos de Star Wars tuvieron que esperar tres largos años a que llegara la primera secuela de la franquicia, y cuando llegó a los cines lo hizo con una de las revelaciones de verdades oscuras más dramáticas en la historia del cine. Cuando nuestro héroe Luke Skywalker enfrenta una batalla de capa y espada con su sable láser frente al villano más malo de la galaxia, Darth Vader revela la horrible realidad de que él es, de hecho… (tan-tan-tan) …el padre de Luke. Junto a esa perversa pieza de información, es casi anticlimático cuando Luke descubre que la princesa Leia es su hermana. George Lucas, por supuesto, había tramado esto con muchos años de anticipación, pero en ese momento nadie se lo imaginó.

Puedes verla aquí: The Empire Strikes Back – Amazon Prime, Disney+, Fandango Now, Google Play, iTunes, Vudu, YouTube

Citizen Kane (1941)

La obra maestra de Orson Welles tiene una narrativa tan brillante y una técnica tan audaz que casi no importa cuál es el significado de la incitante pista falsa del filme, la palabra que el titular magnate suspiró al morir, “Rosebud”. Aun así, este fue el primer filme con tesoro oculto de Hollywood, la respuesta a una adivinanza que nadie podría haber adivinado por su cuenta, pero que todavía carga un impacto gratificante. Después de 80 años, parece seguro asumir que la ley de prescripción ya no rige para las revelaciones de la trama. (Para quienes no han visto el final de la película —todavía—, Rosebud era el trineo de la niñez de Kane, un recuerdo de su juventud perdida).

Puedes verla aquí: Citizen Kane – Amazon Prime, Fandango Now, Google Play, iTunes, Vudu, YouTube

Chinatown (1974)

"Olvídalo, Jake. Es Chinatown”. Esas son las últimas palabras en la obra maestra neo-noir de Roman Polanski, con la actuación de Jack Nicholson como un amargado detective privado de Los Ángeles, quien queda atrapado en una conspiración que alcanza los niveles más altos del poder político y la alta sociedad del sur de California. Faye Dunaway es la trastornada mujer fatal que lo conduce a un callejón oscuro que lleva a la destrucción y destapa el momento más increíble de la película: “Ella es mi hermana... ¡es mi hija!” Incesto, homicidio, corrupción, al final nada importa, y a la vez importa todo. Y mientras Nicholson se aleja con la trágica y duramente ganada verdad, nosotros quedamos ebrios con el impacto y tambaleándonos.

Puedes verla aquí: Chinatown – Amazon PrimeFandango NowGoogle PlayiTunesVuduYouTube

Chris Nashawaty, excrítico de cine de Entertainment Weekly, es el autor de Caddyshack: The Making of a Hollywood Cinderella Story y colaborador de Esquire, Vanity Fair, The New York Times y The Wall Street Journal.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.