Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

5 maneras de reducir el costo de tu planificación financiera

Si no necesitas un plan exhaustivo, considera estas alternativas más económicas.

spinner image Ilustración de una computadora de donde salen estadísticas, cuadros de planeación financiera y expertos alrededor
GETTY IMAGES

Tu plan financiero está algo incompleto y te convendría obtener cierta ayuda. Tal vez se aproxima una boda, un divorcio, la jubilación u otro cambio en tu vida y sabes que es necesario ajustar el plan. A lo mejor ni siquiera tienes un plan financiero, pero —al igual que a muchos— te preocupa que los servicios para preparar un plan completo estén fuera de tu presupuesto.

Tal vez tengas razón. El asesoramiento financiero, al igual que los servicios legales o médicos, no es algo barato. Algunos planificadores financieros simplemente cobran un cargo fijo, a menudo entre $2,000 y $7,500 por año. Otros cobran según la cantidad de activos que administran. Su comisión, generalmente entre el 0.25 y el 1%, se basa en la cantidad de dinero que administran para ti. Por ejemplo, si tienes una cartera de $250,000 y el asesor cobra el 0.50%, tu cargo será de $1,250 por año.

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Los asesores financieros argumentan que su consejo vale ese dinero, y en muchos casos es así. Por otro lado, esos son cargos considerables para la persona promedio. Por eso es buena idea analizar lo que ofrecen los asesores financieros y ver cómo puedes obtener buen asesoramiento a precios algo más bajos.

Qué servicios estás pagando

Tanto los planificadores financieros como los asesores financieros pueden ser asesores de inversiones registrados (RIA) que trabajan para empresas de servicios financieros o pueden trabajar en forma independiente.

¿Cuál es la diferencia entre un asesor financiero y un planificador financiero? En líneas generales, un planificador financiero ayuda a las personas a identificar y alcanzar una gran variedad de objetivos financieros a largo plazo. Los servicios incluyen planificación tributaria y financiera, presupuestos, gestión de deudas y planificación jubilatoria. Un asesor financiero o un asesor de inversiones registrado tiende a inclinarse más hacia la gestión de inversiones, si bien puede ofrecer igualmente su experiencia en seguros de vida, bienes inmuebles o servicios de contaduría, y asistir con las transacciones bursátiles a corto plazo.

Todos cuentan con licencia y están autorizados a brindar asesoramiento relacionado con inversiones. Debes buscar asesores que sean fiduciarios. Estos profesionales deben actuar en tu mejor interés en vez del suyo, y evitar conflictos de intereses. En contraste, los agentes de inversiones habilitados pueden asesorarte en la compra y venta de acciones y con frecuencia reciben comisiones. No son fiduciarios.

“El beneficio de trabajar con un planificador financiero certificado es que es un profesional que ha hecho esto muchas veces para muchos clientes en distintos escenarios y sabe qué preguntas formular”, dice Jan Valecka, planificadora financiera certificada y propietaria de Valecka Wealth Management en Dallas.

También adquieres “un socio objetivo que sabe qué es lo que tiene importancia para ti y puede ayudarte a tomar decisiones importantes a medida que tu vida y tus necesidades evolucionan”, dice Brett Koeppel, planificador financiero certificado y fundador de Eudaimonia Wealth en Buffalo, Nueva York.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Alternativas de bajo costo

De igual modo que tal vez no necesites un examen de todo el cuerpo cuando vas al médico para una consulta de rutina, tal vez no necesites servicios completos de asesoramiento para la planificación financiera. A lo mejor necesitas ayuda con uno o dos asuntos, como calcular cuándo estarás en condiciones de jubilarte. Quizás quieras que alguien revise tu plan financiero actual una sola vez o cada año, o alguien que te ayude con las inversiones.

Afortunadamente, hay muchos servicios y herramientas de planificación disponibles “a la carta” a varios niveles de precios para satisfacer tus necesidades. Algunos hasta son gratuitos. “Lo difícil puede ser identificar lo que es útil y relevante para ti en tu situación particular”, dice Koeppel. Las siguientes son algunas de las opciones.

Entretenimiento

Juegos de AARP

Juegos y rompecabezas gratis en línea, incluidos los clásicos de Atari

See more Entretenimiento offers >

1. Un planificador o asesor financiero que cobra por hora o por plan

Los honorarios pueden variar entre $200 y $400 por hora. El planificador revisará tus inversiones y te hará recomendaciones. Un plan completo puede costar entre $1,000 y $3,000. Valecka estima que la creación de un plan puede llevarle un mínimo de 10 horas al planificador.

Puedes hacer una búsqueda de expertos en tu área e informarte sobre sus certificaciones, especialización y compensación en letsmakeaplan.org, plannersearch.org o napfa.org/find-an-advisor, que son administrados por el Certified Financial Planning Board of Standards, la Financial Planning Association (FPA) y la National Association of Personal Financial Advisors (NAPFA) —enlaces en inglés—, respectivamente. Estas organizaciones imponen rigurosos estándares educativos y éticos.

2. Servicios gratuitos de gestión de carteras

Es posible que tengas cuentas en algunas de las instituciones financieras más grandes, como Schwab, Vanguard o Fidelity Investments. La mayoría de ellas ofrecen asesoramiento gratuito a los clientes que tienen una cierta cantidad de activos invertidos. La empresa asignará a alguien para que examine tus finanzas contigo, realice el seguimiento y plantee preguntas objetivas que tú tal vez no hayas considerado.

En Schwab, los clientes cuyas cuentas tienen $500,000 o más pueden trabajar con un consultor financiero dedicado en forma gratuita. Los clientes de Vanguard necesitan $500,000 para recibir el servicio Vanguard Personal Advisor Select. Los clientes de Fidelity necesitan una cartera de $250,000 o más. Otra posible opción sería hacer que tu institución financiera se haga cargo de la gestión de tu cartera con su equipo de investigación y sus herramientas técnicas. Pero deberás pagar un cargo por gestión de cartera que podría oscilar entre el 0.50 y el 1.50% anual sobre los activos invertidos.

3. Asesoramiento automatizado

Si la tecnología es lo tuyo y estás buscando una forma de administrar tu cartera en forma gratuita o a bajo costo, considera el asesoramiento automatizado. En algunos casos, tendrás una interacción mínima o nula con una persona. Basándose en tus circunstancias individuales, estos programas usan algoritmos y software para crear y administrar tu cartera, y pueden rebalancearla y optimizarla en forma automática para reducir los impuestos.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Algunos, como SoFi Automated Investing y Ally Managed Portfolios, no cobran cargos de administración. Otros pueden cobrar entre el 0.25 y el 0.50% de los activos administrados.

Tanto Fidelity Investments como Schwab ofrecen asesoramiento automatizado. Fidelity no cobra ningún cargo por su asesor automatizado, Fidelity Go, por saldos de hasta $25,000, pero cobra el 0.35% anual por saldos de más de $25,000, con una cantidad ilimitada de llamadas individuales de asesoramiento. Schwab no cobra ningún cargo por el uso de su asesor automatizado, Schwab Intelligent Portfolios, pero deberás pagar un cargo si quieres hablar con un planificador financiero certificado.

4. Planificación financiera en línea

Estos servicios ofrecen planificación personalizada, junto con sesiones de gestión de inversiones telefónicas o por video. Pueden cobrarte un cargo basado en los activos que administran, o un cargo fijo que comienza en alrededor de $1,000 al año. Es posible que tengas que pagar por la planificación financiera y la gestión de inversiones en forma separada.

Betterment Premium, por ejemplo, ofrece acceso telefónico ilimitado a planificadores financieros certificados. El mínimo que debes tener en la cuenta es $100,000. Empower y Facet Wealth ofrecen un planificador financiero certificado dedicado que trabaja contigo para crear tu cartera de inversiones y preparar un plan financiero completo, y sus cargos reflejan ese costo. Los cargos de gestión de Empower oscilan entre el 0.49% y el 0.89%, y se requiere un saldo mínimo de $100,000. Los cargos de Facet comienzan en $2,000 por año, con una consulta inicial gratuita.

Para una estrategia integral completa, Range ofrece un menú de servicios: planificación financiera, inversiones, ahorros para la universidad, impuestos, planificación patrimonial, jubilación y optimización de seguros. Puedes comprar una membresía por $2,400 o $4,800 anuales para acceder a varios servicios. El cargo por gestión de inversiones es del 0.25%.

5. Fondos con fecha objetivo

Si tu meta principal es invertir para la jubilación, quieres mantener todo tan simple como sea posible y sabes cuándo deseas jubilarte, considera un fondo jubilatorio con fecha objetivo o fondo de ciclo de vida.

Están diseñados para ser inversiones a largo plazo para las personas que tienen una fecha de jubilación en mente, la cual está reflejada en el nombre (por ejemplo, Portfolio 2030, Target 2030 o Retirement Fund 2030). Con frecuencia son fondos mutuos que ofrecen una combinación de acciones, bonos y otras inversiones, cuya composición va variando gradualmente de acuerdo con la estrategia de inversión del fondo, que se vuelve más conservador a medida que se aproxima la fecha objetivo.

En definitiva, los fondos con fecha objetivo, que comúnmente están disponibles a través de los planes 401(k), podrían ser la opción más económica para las personas cuya única preocupación es dónde invertir el dinero.

Nociones básicas de la planificación financiera

Tú no consultarías a un médico que no tiene un título que lo acredite, y probablemente no deberías consultar a un asesor o planificador financiero que no haya adquirido credenciales aceptadas. Estas son algunas de las denominaciones más comunes en la planificación financiera.

CFA (analista financiero acreditado). La denominación CFA se otorga a quienes han aprobado tres exámenes sumamente exigentes y han satisfecho los requisitos de experiencia.

CFP (planificador financiero certificado). Los CFP han aprobado un riguroso examen sobre muchos temas tributarios, de planificación patrimonial e inversiones, y deben participar en programas de educación continua para mantener sus conocimientos y certificación.

ChFC (consultor financiero acreditado). Al igual que el CFP, un ChFC enfoca el panorama financiero global de sus clientes en forma holística y los ayuda a lograr sus objetivos con un nivel de riesgo que les resulta aceptable.

PFS (especialista financiero personal). Esta denominación es para los contadores públicos certificados (CPA) con capacitación adicional en planificación financiera.

Para obtener ayuda en la búsqueda de un asesor financiero que dará prioridad a tus intereses, usa la herramienta ​Interview an Advisor, de AARP (en inglés).

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.