Skip to content
 

5 productos básicos del supermercado que son más caros este verano

Los precios de estos alimentos cotidianos se han disparado desde junio del año pasado.

Mesa servida con platos de un desayuno tradicional y manos de personas con cubiertos sobre ellos.

ISTOCK / GETTY IMAGES

In English

Los precios de los alimentos se han disparado un 10.4% en los últimos 12 meses finalizados en junio. Por ello, los compradores empeñados en cuidar su presupuesto han tenido que reducir sus compras de los alimentos más costosos... o incluso dejar de comprarlos por completo.

Afortunadamente, estamos en verano, cuando las vegetales frescos —como el calabacín y el maíz— son relativamente económicos. Sin embargo, los precios de algunos productos básicos en el supermercado podrían seguir en aumento, a medida que continúan los problemas en la cadena de suministro y los altos precios del combustible. Aquí se señalan cinco alimentos que tienen un precio especialmente alto este verano.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


1. Mantequilla

Tal vez quieras postergar tus planes de aprender la cocina francesa este año, al menos hasta que se estabilice el precio de la mantequilla, el cual ha subido un 21.3% en los últimos 12 meses, según la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos (BLS). ¿Pensabas en cambiar a la margarina? Piénsalo bien: el precio de este sustituto de la mantequilla ha aumentado un 34.5% en los últimos 12 meses.

En el sector de los lácteos —que, como rubro del índice de precios al consumidor (IPC), ha sido muy afectado por la inflación—, la mantequilla ha sido el producto más afectado. (El IPC, que mide el costo de una canasta de bienes y servicios de consumo, es el principal indicador de la inflación utilizado por el Gobierno). Tras el cierre de restaurantes y otros sitios a causa de la pandemia de COVID-19, se redujo la demanda de leche y productos lácteos, según afirma Tom Balmer, director ejecutivo del American Butter Institute, y el sector aún no se ha puesto al día con el repunte de la demanda. "El aumento de los costos de los insumos —pienso para animales, mano de obra, etc.— ha impedido la expansión del ganado vacuno para el sector lácteo del país", agrega Balmer.

Además, la mantequilla suele ser el producto que se elabora en último lugar de todos los derivados de la leche. "En la actualidad, el queso es el producto al que se destina la mayor cantidad de leche", dice Balmer. Así, el suministro de mantequilla ha disminuido, por lo que los vendedores pueden cobrar precios más altos por este producto.

2. Huevos

Tu presupuesto para el supermercado probablemente ha sufrido un revés si consumes muchos huevos: los precios de este producto han aumentado un 33% en los últimos 12 meses.

Un brote de gripe aviar azotó el mercado de los huevos en la primavera, y el suministro nacional de gallinas aún no se ha recuperado del todo. Más de 36 millones de aves en 32 estados han sido afectadas por esta cepa de gripe aviar, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA). Este virus tiene una tasa de mortalidad de casi el 100%.

Además, el pienso para gallinas no es barato. El precio del maíz —elemento importante del pienso para gallinas y pollos— superó en abril los $8 por fanega, según Macrotrends. Si bien estos precios han disminuido en aproximadamente $1 desde entonces, aún son alrededor de $1.50 más altos que hace 12 meses. El USDA prevé que los precios de los huevos podrían disminuir en el otoño. No obstante, este producto sigue siendo costoso este verano.

3. Leche

Los precios de casi todos los productos derivados del ganado vacuno han aumentado, y la leche —cuyo precio ha subido un 16.4% en los últimos 12 meses— no es la excepción. Una vez más, el precio del maíz es un factor importante, pero también lo es el costo de la mano de obra.

La producción de lácteos en Estados Unidos es principalmente una operación industrial a gran escala. Desde el 2003, según el USDA, Estados Unidos ha perdido más de la mitad de sus operaciones certificadas de producción de lácteos (las cuales suman ahora poco menos de 32,000). La mayoría de estas operaciones eran pequeñas granjas familiares.

La mayoría de la leche en el país proviene de enormes operaciones que tienen entre 1,000 y 20,000 vacas. Los trabajadores del sector de lácteos ganan en promedio $13.33 por hora, según Zippia, una empresa especializada en el reclutamiento laboral. La industria de los lácteos depende en gran medida de los trabajadores inmigrantes, y las autoridades de algunos estados han presionado a los productores para que paguen horas extra o sueldos más altos. Estas medidas, a su vez, se traducen en precios más altos para el consumidor. Sin embargo, el USDA prevé una leve reducción del precio de la leche en el 2023, a medida que aumente el ganado lechero del país.

4. Café

Esa taza de café por la mañana cuesta un 15.8% más que hace 12 meses, según la BLS, principalmente porque el café no se cultiva en este país. Gran parte del café vendido en Estados Unidos proviene de Brasil, cuya temporada de cultivo se vio afectada por condiciones excepcionalmente secas.

Pero ese no es el único factor que ha hecho aumentar el precio del café. El suministro de este producto en Estados Unidos depende de envíos desde el exterior, pero estos embarques han sufrido embotellamientos durante todo este año.  El Baltic Dry Index, que mide el costo de los fletes, se disparó en mayo. Afortunadamente, tanto los costos de envío como los precios del café han disminuido desde entonces y, a menos que las condiciones climáticas empeoren, el precio del café probablemente disminuirá el próximo año.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


5. Pan

El pan sube, y no lo decimos solo por la levadura. El precio de una hogaza de pan ha aumentado un 10.8% desde junio del año pasado, lo cual puede atribuirse, al menos en parte, al presidente ruso Vladimir Putin. Ucrania y Rusia producen alrededor del 28% de las exportaciones mundiales de trigo, pero la invasión rusa de Ucrania ha interrumpido en gran medida la exportación de cereales desde esa región. El precio del trigo se ha disparado un 65% en los últimos 12 meses.

Los costos de la gasolina también han contribuido al aumento del precio del pan, así como de muchos otros alimentos. Como bien lo saben la mayoría de los conductores, muy a su pesar, el precio de la gasolina regular ha aumentado de $3.17 por galón hace un año a $4.47 al 20 de julio, según la AAA. La mayoría de los ingredientes utilizados en la producción del pan llegan por camión, y el pan terminado también se transporta por camión hasta los supermercados.

No hay pan sin panaderos, y estos también necesitan fondos para mantenerse a la par del aumento de los precios de la gasolina y los alimentos. El sueldo semanal promedio ha aumentado un 4% en los últimos 12 meses, pero cuando se tiene en cuenta la inflación, los sueldos han disminuido un 3.6%, según la BLS. Si se mantiene la tasa de inflación actual, se puede prever que los trabajadores exigirán sueldos más altos, lo cual terminará por aumentar aún más el precio del pan.

 

John Waggoner escribe para AARP sobre temas financieros, desde presupuestos e impuestos hasta el Seguro Social y la planificación de la jubilación. Anteriormente fue periodista para Kiplinger's Personal Finance y USA Today, y ha escrito libros sobre inversión y la crisis financiera del 2008. La columna sobre inversión de Waggoner para USA Today se publicó en docenas de periódicos durante 25 años.