Skip to content
 

6 regalos monetarios que tus nietos apreciarán

Elige bien y te lo agradecerán, ahora y más adelante.

Manos de personas sobre un tablero de monopolio

STONE / GETTY IMAGES

In English

Este año decidiste hacerles a tus nietos un regalo monetario para las fiestas, en lugar del último aparato de moda. Afortunadamente, tienes unas cuantas opciones, algunas de las cuales tienen ventajas fiscales. Al mismo tiempo son niños, y un bono de ahorros no tiene el mismo caché que una consola PlayStation. No querrás decepcionarlos.

En su día, si tus abuelos te regalaban una cuenta bancaria a tu nombre con dinero, un bono de ahorros o acciones, no sabías lo afortunado que eras. No era la reluciente bicicleta o las zapatillas de ballet que esperabas. Pero, con el tiempo, te dabas cuenta de que era un fantástico primer paso, tanto para tu educación financiera, como hacia un futuro más estable.

Despierta su interés, dedícales tiempo

¿Cómo puedes lograr que tu regalo (y la educación financiera que lo acompaña) sea más atractivo? ¿Y si lo complementas con un juego de mesa? Hasbro ofrece ahora al menos 16 versiones diferentes de Monopoly para distintas edades, además de su juego Super Electronic Banking para niños a partir de 8 años. Para niños más pequeños están los juegos Loose Change, de Learning Continuum, o Making Cents Money Game y Allowance Game, ambos de Lakeshore Learning. 

Disfruta de estos juegos con tus nietos, y ellos lo recordarán. “Tu tiempo es un regalo que no tiene precio”, afirma Bradley Lineberger, planificador financiero certificado (CFP) de Seaside Wealth Management en Carlsbad, California. “Puedes compartir mucha sabiduría con la siguiente generación, y el tiempo que pasas ahora con tus nietos pagará dividendos en el futuro”.

Para niños mayores, existen libros, revistas y documentales apropiados para su edad que pueden resultarles interesantes. Los favoritos de Lineberger son “The Richest Man in Babylon”, de George Clason, y “The Wealthy Barber”, de David Chilton. “Este último, escrito en 1926, es un clásico atemporal, pero ambos son increíbles”, asegura Lineberger.

Para adolescentes o estudiantes universitarios, George Gagliardi, CFP de Coromandel Wealth Management en Lexington, Massachusetts, sugiere una suscripción a las revistas Kiplinger o Money (o a sus boletines). Además de estas sugerencias, otra opción puede ser el documental “The Most Important Class You Never Had”, que se centra en ocho educadores sobre finanzas personales que hablan a estudiantes de secundaria sobre dinero, y que también incluye historias personales de estudiantes y maestros. Esta película de 35 minutos, producida por la organización sin fines de lucro Next Gen Personal Finance, está disponible en YouTube.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Pide consejos antes de hacer contribuciones monetarias

A continuación incluimos seis ideas para regalar dinero en efectivo o hacer otros regalos monetarios. Pero antes de decidirte, es recomendable consultar con tu asesor financiero o fiscal. También es buena idea que hables con tus hijos para averiguar cómo tus regalos pueden afectar su planificación financiera familiar.

1. Plan 529 para gastos educativos

Tal vez lo primero que se te ocurre es crear un plan de ahorros 529 para la universidad o, si ya tienen uno, contribuir a dicho plan. Excelente. En el 2020, el costo promedio anual de la matrícula, las tasas, el alojamiento y la comida por asistir a una universidad pública estatal de cuatro años era de casi $22,000, y de $50,000 en el caso de las universidades privadas de cuatro años. Este plan permite hacer retiros destinados a este tipo de gastos que cumplen con los requisitos.

A efectos fiscales, tus aportaciones se considerarán obsequios. Puedes donar hasta $75,000 ($150,000 por pareja) en un solo año para reducir tu patrimonio imponible, siempre que lo trates como si lo hicieras en cantidades iguales durante un período de cinco años (formulario 709 del IRS). “O tú y tu cónyuge pueden dar $15,000 al año por nieto, si lo prefieren”, señala Lineberger. Es decir, $15,000 de tu parte y $15,000 de la de tu cónyuge. Si tienes tres nietos, eso supone un total de $90,000 en regalos exentos de consecuencias fiscales.

Además, en virtud de la Ley SECURE, que entró en vigor en enero del 2020, tu nieto (el beneficiario) podrá usar estos fondos para cubrir cualquier gasto que cumpla con los requisitos del plan y esté relacionado con el aprendizaje. También podrá destinar hasta $10,000 a lo largo de toda su vida para pagar préstamos estudiantiles. Este dinero también puede usarse para cubrir gastos educativos de primaria y secundaria, hasta $10,000 por beneficiario y año. Todo ello quedará exento de impuestos.

¿Qué sucede entonces con la ayuda financiera para estudiantes? Dado que los planes 529 se consideran bienes de los padres, tendrán un efecto mínimo en la contribución familiar esperada (EFC) y en las necesidades económicas del estudiante. Estos planes son más ventajosos que abrir una cuenta Uniform Gifts to Minors Act (UGMA)/Uniform Transfers to Minors Act (UTMA) o una cuenta de ahorro con fines educativos Coverdell (ESA). Si necesitas más información, consulta tus opciones con tu asesor financiero o fiscal.

2. Bono de ahorros de la serie I

¿Has considerado un bono de ahorros? John Scherer, CFP de Trinity Financial Planning en Middleton, Wisconsin, sugiere comprar un bono de ahorros de la serie I directamente en TreasuryDirect.gov. “Se trata de una inversión segura con el respaldo del Gobierno de EE.UU., con un tipo de interés garantizado y un componente de inflación. Si se usa para la universidad, las ganancias pueden estar libres de impuestos”. Los tipos de interés de estos bonos cambian el 1.º de mayo y el 1.º de noviembre, en función del tipo fijo del bono (0%) y de la inflación. En la actualidad, estos bonos disfrutan de una tasa de interés anual del 7.12%.

3. Cuenta Roth IRA de custodia

Podrías fomentar unos buenos hábitos monetarios si abres una cuenta Roth IRA de custodia o tutelar para tus nietos menores que empiecen a ganar su propio dinero, recomienda Rose Swanger, CFP de Advise Finance en Knoxville, Tennessee. Pero, seamos realistas, tus nietos probablemente querrán gastar el dinero que ganaron cuidando a niños, cortando el césped o con un trabajo de verano, dice. Si este es el caso, podrías hacer aportaciones paralelas durante los primeros años para mostrarles cómo aumenta el dinero cuando se invierte, y así animarlos a que más adelante empiecen a contribuir ellos mismos. “La idea es que, al ver los resultados, tendrán mayor motivación”.

En la mayoría de las entidades financieras, no se requiere una aportación mínima a una cuenta Roth, y la aportación máxima para menores es de $6,000 en el 2021. Tú controlas los activos y tomas todas las decisiones de inversión hasta que el menor cumpla 18 años, momento en el que tu nieto pasará a asumir el control. De adultos, podrán retirar dinero sin penalizaciones (en inglés), siempre que destinen los fondos al pago de la vivienda, a gastos médicos no reembolsables o a gastos educativos que cumplan con ciertos requisitos. Al igual que tú, podrán hacer retiros libres de impuestos a partir de los 59 años y medio.

4. Cuenta de corretaje de custodia

Si lo que quieres es que tus nietos aprendan acerca de las inversiones, ¿por qué no abrirles una cuenta de corretaje de custodia para que compren acciones de empresas que conocen y les interesan? “Esto les puede despertar un interés por las inversiones que los acompañará toda la vida”, dice Lineberger. Leon LaBrecque, CFP de Sequoia Financial Group, en Troy, Míchigan, dejó que sus hijos compraran acciones de las empresas de productos que les gustaban y usaban. “Algunas de sus elecciones de acciones fueron las esperadas, como Mattel”, dice. “Pero mi hija mayor compró Apple temprano, y la inversión dio frutos. Tuvo un buen pago inicial para comprar una casa cuando salió de la universidad”.

5. Tarjeta de débito para jóvenes

Tus nietos también necesitarán práctica a la hora de ahorrar y gastar para no cometer errores en el futuro. Una tarjeta de débito, con ciertos límites, puede ayudar. Puedes regalarles una tarjeta con una cantidad mensual fija (determina la cifra teniendo en cuenta su edad), con una función de seguimiento de sus gastos, para que puedan ver en qué gastan su dinero. Gagliardi sugiere regalar “una tarjeta de débito con una cantidad mensual fija [cuyo importe dependa de la edad] que incluya una forma de hacer un seguimiento de sus gastos y de entender adónde va el dinero”. Tienes muchas opciones entre las que elegir, como la tarjeta de débito Greenlight, que viene con una aplicación educativa. El dinero que los niños ganen con sus tareas podrá agregarse a la tarjeta. También permite aprender a fijar objetivos de ahorro y a invertir. Además, los padres pueden establecer controles flexibles y recibir notificaciones en tiempo real cada vez que sus hijos usen la tarjeta para hacer una compra.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


6. Dinero en efectivo para gastos universitarios

Por último, ¿por qué no sorprender a tu estudiante universitario con un regalo monetario a través de una aplicación de pagos digitales, como Venmo o Zelle? Aunque la universidad puede ser divertida, todos sabemos que a menudo a los estudiantes no les sobra el dinero y están estresados por los trabajos, los exámenes y las calificaciones. Los ayudaría disponer de dinero extra para sus gastos cotidianos o incluso para viajar a casa durante las vacaciones, dice Janice Cackowski, CFP de Centry Financial Advisors en Willoughby, Ohio. “También podrías darles tarjetas de regalo para establecimientos locales, donde pueden comprar alimentos o lo que necesiten para su dormitorio en la universidad”. Un regalo así los ayudará a relajarse un poco y a disfrutar al máximo sus años universitarios.


Patricia Amend es autora y editora de estilos de vida desde hace 30 años. Ha sido redactora de planta en la revista Inc., periodista en Fidelity Publishing Group y redactora principal en Published Image, una empresa de educación financiera que fue adquirida por Standard & Poor's.