Skip to content
 

4 cosas que se compran por internet y que ahora cuestan más

La pandemia ha hecho subir los precios de muchos artículos en línea.

Ilustración de una mujer con un carrito de compras caminando sobre una flecha que va hacia arriba.

DIGITALVISION VECTORS / GETTY IMAGES

In English | Desde hace mucho tiempo el internet es un lugar fiable para conseguir precios bajos en casi todo lo que te hace falta. De hecho, la reducción incesante de precios ha sido una marca característica de las grandes empresas tecnológicas. “El consumidor se ha acostumbrado a esperar una disminución de alrededor del 4% en los precios en internet cada año desde que hacemos el seguimiento, que se remonta al 2014”, afirma Vivek Pandya, gerente sénior de información digital para Adobe.

Ya no. Debido a la pandemia, problemas de la cadena de suministro y la escasez de trabajadores, esos días se terminaron, al menos por el momento. Los precios en internet han aumentado un 2.3% en los 12 meses que terminaron en junio, dice Adobe, y un 0.6% solo en junio.

La demanda creciente también está detrás de este aumento de precios. Las ventas por internet aumentaron un 77% en los 12 meses que terminaron en junio, sobre todo porque las personas pasaban más tiempo en casa y menos tiempo en tiendas tradicionales. “Ese es un crecimiento bastante considerable en el ecosistema digital y se convierte en una especie de inflación de precios”, afirma Pandya.

El mundo es grande, y no todo ha subido de precio en los últimos 12 meses. El costo de los artículos electrónicos, por ejemplo, ha caído un 2.5%, pero eso se compara con una disminución promedio del 9.1% entre el 2015 y el 2019. Estos son algunos de los mayores aumentos de precios en línea en los últimos 12 meses.

1. Ropa (+16.2%)

Esta categoría, que normalmente es económica, experimentó una caída promedio de precios del 1.1% anual entre el 2015 y el 2019. ¿Por qué el aumento de precios? Por un lado, la demanda de ropa nueva cayó en junio del 2020. Probablemente no compraste muchos trajes, corbatas o ropa de oficina entonces: el país estaba en aislamiento, y solo es necesario tener algunos pares de pantalones deportivos. Un año después, sin embargo, las empresas estaban haciendo planes para que los empleados regresaran a la fuerza laboral, y la demanda aumentó. Al mismo tiempo, los costos de manufactura y envío también aumentaron.

2. Medicamentos sin receta (+4%)

Algunas de las características distintivas de la pandemia de COVID-19 son fiebre, dolores corporales, dolor de garganta y dolor de cabeza, contra lo cual puedes tomar aspirina u otros analgésicos de venta libre. La necesidad de ibuprofeno, por ejemplo, ha aumentado la demanda, mientras que los problemas de la cadena de suministro han creado escasez de materias primas de China y la India.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


3. Artículos deportivos (+3.5%)

A medida que se aceptó el hecho de que la pandemia no iba a terminar rápidamente, más personas recurrieron a la relativa seguridad de las actividades al aire libre y el ejercicio, y eso impulsó la demanda de artículos como zapatillas deportivas. Wolverine Worldwide, que fabrica las zapatillas para correr Saucony, dijo que el aumento de los precios de las materias primas impulsó el aumento de precios de las zapatillas. Y Lauren Hobart, directora ejecutiva de Dick's Sporting Goods, señaló los problemas de la cadena de suministro como una preocupación constante.

4. Electrodomésticos (+2.3%)

Algo que podrías haber notado durante la pandemia: la lavadora, la secadora y el lavaplatos están trabajando más que nunca en estos días. Eso, por supuesto, se debe a que pasas más tiempo en casa. Y eso también significa que esos electrodomésticos se están desgastando más rápido, y que los reemplazos son más difíciles de encontrar. Incluso cuando compras por internet, notarás que es más difícil conseguir los que deseas. Según una encuesta realizada en febrero por la National Association of Homebuilders, el 90% de los encuestados dijeron que se les hizo difícil encontrar los electrodomésticos que querían. Una razón —además de la demanda— es que hoy en día están llenos de chips de computadora, de los cuales también ha habido una escasez.

El costo de entrega

Las cifras de Adobe para los aumentos de precios en internet no toman en cuenta los cargos de entrega, pero el aumento en los costos de envío son un factor importante en la mayoría de los precios. Las tarifas de envío de Asia a EE.UU. son seis veces más altas que hace un año, según el índice Freightos Baltic Daily. Y, en un nivel más mundano, los precios de entrega puerta a puerta de los productos también están aumentando. UPS anunció un aumento del 4.9% en las tarifas de envío en abril, y FedEx también aumentó los precios un 4.9% en enero.

Y si eres miembro de Amazon Prime y pides entrega de comestibles de Whole Foods en Detroit, Boston, Chicago, Portland (Maine), Providence (Rhode Island) o Manchester (Nuevo Hampshire), pagarás una tarifa de $9.95 por el servicio a partir del 30 de agosto. La entrega de Whole Foods, propiedad de Amazon, a socios de Prime en otras ciudades seguirá siendo gratuita para pedidos de $35 o más.

John Waggoner escribe para AARP sobre temas financieros, desde presupuestos e impuestos hasta el Seguro Social y la planificación de la jubilación. Anteriormente fue periodista para Kiplinger's Personal Finance y USA Today, y ha escrito libros sobre inversión y la crisis financiera del 2008. La columna sobre inversión de Waggoner para USA Today se publicó en docenas de periódicos durante 25 años.