Skip to content

Guías para el cuidado de una persona mayor: aprovecha estos recursos e información.

 

Cómo regatear con los vendedores, incluso si no te gusta

No te quedes callado, descubre cómo puedes obtener descuentos en muchas de tus compras.

Personas compran en un mercado agrícola

ALAMY STOCK PHOTO

In English | El regateo es mi forma favorita de obtener descuentos. A lo largo de los años, he ahorrado miles de dólares en tiendas de descuentos, boutiques independientes y mercados agrícolas e incluso en línea. Pero algunas personas se horrorizan con tan solo la idea de regatear el precio. Cada vez que comienzo a regatear en una tienda, mi esposo sale corriendo.

Entonces, ¿cómo empezar si te gustan las ofertas, pero odias negociar? Comienza en línea. Te ahorras los silencios incómodos, y si alguien dice que no, al menos no es a tu cara.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Incluso puedes ahorrar más en línea que en las tiendas físicas. Según una encuesta realizada por Consumer Reports en el 2017, los compradores que regatearon en línea obtuvieron un descuento promedio de $94, en comparación con $84 para los que negociaron el precio en persona.

Esta es la forma de entrar en el juego:

  • Inicia una conversación. Si estás comprando en línea y el sitio web ofrece un chat en vivo, llama la atención del representante de servicio al cliente al escribir una pregunta sobre un producto que te guste. O llama al número gratuito del sitio. En cualquier caso, recuerda que estás hablando con una persona y que establecer una buena relación va muy lejos. Después de que hayas entablado una conversación, comienza el ataque: pregunta educadamente si hay "un poco de flexibilidad en términos de precio", dice Kyle James, fundador de rather-be-shopping.com, un sitio de búsqueda de ofertas. El representante puede ofrecerte un descuento solo por preguntar. James dice que utilizó el chat en vivo en dell.com para regatear el precio de una computadora y ahorró $52 "con solo un par de minutos de esfuerzo".
  • Busca cualquier motivo para regatear. Cuando estoy interesada en comprar más de un artículo —por ejemplo, unos cuantos pares de zapatos o un segundo electrodoméstico— pregunto si puedo obtener un "descuento por volumen". También le he preguntado a los representantes de ventas si pueden darme un descuento cuando veo un daño leve, como un rasguño o si falta un botón. George Siedel, el autor de Negotiating for Success: Essential Strategies and Skills, aconseja esperar a que el vendedor te diga el precio primero antes de hacerle una oferta; podría ofrecerte un precio más bajo del que pensabas. Y siempre pregunta, por supuesto, si hay un descuento para los socios de AARP.
  • Investiga los precios. Usa sitios como joinhoney.com y camelcamelcamel.com para ver el historial de precios de un artículo. Así puedes saber qué tanto el vendedor podría bajar el precio, dice Tercius Bufete, editor de comercio en Inventory, un sitio web de reseñas de productos. Además, busca garantías de igualar el mejor precio disponibles en los sitios web. Después de una comparación de precios rápida entre comerciantes rivales, recientemente obtuve un descuento del 46% en mis lentes de contacto con tan solo una llamada a 1800contacts.com. No todos los minoristas anuncian la igualación de precios y las políticas suelen tener muchas restricciones, pero no dejes que eso te detenga. James dice que llamó al número de servicio al cliente de kohls.com y le pidió a un representante que le igualara el precio de una mezcladora al de un competidor en línea, a pesar de que eso iba en contra de la política del minorista. Ya que tenía los créditos de la tienda Kohl's para gastar, James dice: "le pregunté cortésmente si igualarían el precio de Amazon. Efectivamente, lo hicieron"; eso le ahorró $25. "Creo que quedarás gratamente sorprendido con la buena disposición de muchos minoristas en línea para igualar los precios directamente por teléfono", dice.
  • No te rindas. Si el primer representante por teléfono dice que no, vuelve a llamar; tal vez el próximo dirá que sí. "Sigue llamando hasta que encuentres a alguien que esté de acuerdo contigo", dice Ed Brodow, autor de Negotiation Boot Camp. "Es posible que hables con 10 personas que no les importe hasta que te toque alguien que te dará una respuesta positiva". Además, puedes intentar pedir hablar con un gerente. Eso me funcionó cuando regateé mi factura del cable e incluso el precio de un vestido en T.J.  Maxx.

Lisa Lee Freeman, copresentadora del podcast Hot Shopping Tips, fue fundadora y jefa de redacción de la revista ShopSmart de Consumer Reports y una periodista de investigación para The Dr Oz Show.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO