Skip to content
 

Por qué necesitas un testamento

La respuesta concreta es sí, incluso si piensas que no tienes un centavo para dejarle a nadie.

Manos de un hombre y una mujer estirando un billete de 100 dólares

Getty Images

In English | ¿Todo el mundo necesita un testamento? La respuesta concreta es sí. Eso es cierto incluso para las personas que piensan que no tienen un centavo para dejarle a nadie. ¿Qué pasaría si tuvieras un accidente y murieras más tarde por lesiones, y tus herederos ganaran un acuerdo de $1 millón? ¿Quién recibe el dinero?

Es cierto, eso no es muy realista. Quizás no tengas que hacer un testamento si, por ejemplo, eres un inquilino que vives de tus ingresos del Seguro Social y no cuentas con ahorros. Si tienes ahorros, una cuenta que estipula un “pago por fallecimiento”, transferirá ese dinero cuando mueras al beneficiario que designes.

Pero cualquier plan de no hacer un testamento conlleva problemas, dice el abogado Patrick Lannon de Bilzin Sumberg en Miami. Para empezar, casi siempre aparece un activo financiero inesperado. Los ejemplos pueden ser un depósito de alquiler devuelto o un reembolso médico. Esos cheques se extenderán a nombre de la persona fallecida. ¿Cómo los cobrarán tus herederos?

Si tuvieras un testamento, habrías nombrado a un albacea para cobrar cheques, pagar a los acreedores y distribuir cualquier dinero o propiedad a tus beneficiarios. Sin uno, tus herederos tendrán que solicitar a un tribunal que nombre a un administrador personal. Por lo general, se designará a tu cónyuge o a un hijo sobreviviente. Pero te arriesgas a una pelea familiar sobre quién debería estar a cargo.

Algunas parejas intentan librarse de hacer un testamento poniendo todo a nombre de ambos. Los activos comunes pasan al otro propietario automáticamente. También lo hacen los activos con formularios de beneficiarios, como las cuentas de jubilación individuales. Pero algo queda inevitablemente fuera, por lo general, un automóvil, dice Lannon. Los herederos necesitarían un administrador para transferir el título. Incluso si la estrategia de activos conjuntos funciona para el primero que muera, ¿qué sucede cuando fallece el otro cónyuge? Él o ella deberá hacer un testamento, que ambos podrían haber hecho desde el principio.

Cuando no hay testamento, la ley estatal dicta quién se queda con la casa, el automóvil, los ahorros y otros bienes. Esas leyes varían ampliamente. Un cónyuge sobreviviente podría obtener todo en un estado, pero solo un tercio en otro, y el resto irá a sus hijos. Si no tienes hijos, la mitad podría ir a un cónyuge y la mitad a tus padres.

Los abogados son la mejor fuente para testamentos confiables. Tu abogado también te recordará que necesitas un poder notarial duradero y un poder de cuidado médico, para que alguien pueda administrar tus finanzas y tomar decisiones médicas si no puedes hacerlo por ti mismo.

Si eres alérgico a los abogados, puedes encontrar en línea formularios gratuitos de testamentos, específicos para cada estado. En la mayoría de los estados (no en todos), también se aceptan los testamentos escritos a mano, siempre que se hayan atestiguado adecuadamente. Hacerlo por tu cuenta debería ser mejor que nada. Pero ten cuidado.

Jane Bryant Quinn es una experta en finanzas personales y la autora de How to Make Your Money Last. Escribe regularmente para AARP Bulletin.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO